Biografía de don Joaquín Francisco Fidalgo y de Lope García

Posted By on 7 julio, 2017

Brigadier.

Vino al mundo en la población de Seo de Urgel en la actual provincia de Lérida en 1754, siendo sus padres don Pablo Fidalgo y Enríquez, y doña María Joaquina de Lope García y Azcona. Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 13 de diciembre de 1773. Expediente N.º 1.259. Al aprobar los exámenes teóricos se le ordenó embarcar el 30 de abril de 1775 en la urca Anunciación, al mando de una brigada de guardiamarinas con destino al Departamento de Cartagena, para participar en la expedición contra Argel al mando del general don Pedro Castejón, embarcando en la fragata Dorotea el 27 de mayo, zarpó la escuadra a su arribada desembarcó el ejército, pero un fuerte contraataque de la caballería mora impidió construir la estacada, resultando imposible el avance en la playa, dándose la orden de reembarque lo que se llevó a efecto bajo la protección de la artillería de los buques y sobre todo de sus lanchas y botes armados, regresando a Cartagena, siéndole entregada la notificación de su ascenso con fecha del 1 de junio de 1775 a alférez de fragata, recibiendo la orden de trasbordar al navío San José el 30 de marzo de 1776, desembarcando a su arribada a la bahía de Cádiz el 17 de abril siguiente. El 1 de julio seguido fue nombrado tercer maestro de guardiamarinas, encontrándose en este destino se le entregó la Real orden del 23 de mayo de 1778 con su ascenso al grado de alférez de navío, permaneciendo hasta el 28 de mayo de 1779 por recibir la orden de embarcar en el navío Vencedor, participando en la primera campaña sobre el canal de la Mancha, obligando al almirante británico Hardy a buscar refugio en sus puertos y arsenales, consiguiéndose solo apresar al navío Ardent del porte de 74 cañones, a su regreso fondeó su buque en Ferrol, recibiendo la orden del 2 de febrero de 1780 de trasbordar a la corbeta Santa Elena, zarpando en comisión de guardacostas entre los cabos de Finisterre y Ortegal, permaneció en su puesto hasta recibir la orden del 20 de septiembre de desembarcar por haber sido destinado a los Batallones de Infantería de Marina, donde se le entregó la Real orden del 27 de mayo de 1780 con su ascenso al grado de teniente de fragata.

Por orden del 3 de junio de 1781 embarcó en el navío San Pablo, zarpando de Ferrol con rumbo a la bahía de Cádiz donde quedó incorporado a la escuadra del general don Luis de Córdova, zarpando el 23 de julio en unión de la francesa al mando del conde de Guichen realizando la segunda campaña del canal de la Mancha, regresando a Brest donde se le dió la orden de trasbordar el 22 de noviembre siguiente al navío San Fernando, arribando a Ferrol donde embarcó la compañía de guardiamarinas realizando un crucero con los aspirantes, al concluir volvió a unirse a la escuadra del océano realizando con ella la tercera campaña del canal de la Mancha, regresando a la bahía de Cádiz donde fondeó el 22 de marzo de 1782, desembarcando para continuar su destino en la Compañía de Guardiamarinas, recibiendo la orden de embarcar en el navío Concepción incorporado a las fuerzas navales del bloqueo de Gibraltar. Participó en el desafortunado bombardeo del Peñón del 13 de septiembre por las baterías flotantes, así mismo tomo parte en el combate naval del cabo Espartel el 20 de octubre siguiente contra la escuadra británica al mando del almirante Howe, quien admiró: «…el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias» El combate tuvo una duración de cinco largas horas, regresando a la bahía de Cádiz dándosele la orden de desembarcar el 31 seguido. Continuó en su destino de la Compañía, donde se le entregó la Real orden del 21 de diciembre de 1782 con su ascenso al grado de teniente de navío, recibiendo la Real orden del 5 de octubre de 1791 con su ascenso al grado de capitán de fragata, permaneciendo en su destino hasta el 15 de octubre siguiente, por serle ordenado embarcar en la fragata Casilda, embarcando a sus órdenes veintisiete guardiamarinas para recibir las clases prácticas de navegación y maniobra (podría decirse que fue el primer buque escuela de la Armada), permaneció de crucero hasta el 4 de abril de 1792, desembarcando para proseguir en las clases de la Compañía, siendo nombrado interinamente su director, a su vez fue quien examinó a los guardiamarinas y oficiales del ejército que pedían pasar al cuerpo de ingenieros navales.

Por Real orden del 7 de noviembre de 1792 fue nombrado comandante de la expedición hidrográfica a realizar en las costas de Tierra Firme, para ello se le otorgó el mando de los bergantines Empresa y Alerta, dando comienzo a sus trabajos en la isla de Trinidad de Barlovento, extendiéndose sobre Nueva Barcelona, Caracas, Maracaibo, La Guaira, Río de Hacha, Santa Marta, Cartagena de Indias, Darién del Norte, Portobelo y Panamá terminando en la desembocadura del río Chagres. Mientras tanto se le ordenó tomar interinamente el mando de la Comandancia de marina de Cartagena de Indias, recibiendo la Real orden del 27 de agosto de 1796 con su ascenso al grado de capitán de navío, pero sin abandonar la responsabilidad de los trabajos hidrográficos, prosiguió en ellos recibiendo la Real orden del 5 de julio de 1809 notificándole su ascenso a brigadier graduado, al concluir su comisión pasó a la Habana, siendo curioso el dato de mantenerse en el mando de su bergantín, el Alerta, pero al zarpar con rumbo a la bahía de Cádiz lo hizo junto a los navíos Asía y Algeciras dando escolta a un convoy, todos a sus órdenes, fondeando en la bahía el 5 de mayo de 1810, recibiendo la orden de desembarcar el 18 seguido. Por Real orden del 19 siguiente, fue nombrado director del Depósito Hidrográfico, por otra R. O. del 28 continuo se le nombra interinamente, porque él había renunciado al cargo en propiedad por no considerase con los conocimientos suficientes.

Fue nombrado comandante de los pilotos del Departamento sin dejar el cargo anterior, entregándole la Real orden del 29 de junio de 1810 confirmándole en propiedad el grado ostentado, por otra R. O. del 29 de julio siguiente fue nombrado teniente de la Compañía de guardiamarinas de Cádiz, por otra R. O. del 10 de septiembre de 1812, se le nombra en comisión director del Colegio de San Telmo de Sevilla. Una Real orden del 7 de mayo de 1813 se le nombra director del Observatorio Astronómico de San Fernando, pero solo se mantuvo en el puesto hasta la llegada de su propietario el 25 de septiembre siguiente, por ser atendida su petición de no considerar tener los conocimientos adecuados para tan alto puesto, regresando a la dirección del colegio.

Se encontraba en su destino en la ciudad de Sevilla cuando falleció el 11 de mayo de 1820, cuando contaba con sesenta y seis años de edad, cuarenta y seis de ellos de esmerados servicios.

Estaba en posesión entre otras de la escasa Cruz de Caballero de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.