Zabra

Posted By on 31 julio, 2017

Buques pequeños, normalmente sin cubierta, la cual se le instalaba si eran armadas en guerra, con ello se elevaba el franco bordo y se daba protección a los artilleros, oscilando su desplazamiento entre 20 y 60 toneles, arbolaban los cuatro palos, bauprés, trinquete mayor y mesana, en el mayor y trinquete llevaban gavia y mastelero, una medida de unas construidas en 1574, eran 17’24 metros de eslora, 4’59 de manga con doce remos, teniendo una relación manga-eslora de de 3’75 convirtiéndolas en buques muy veloces si a ello se le añadía el viento, sirviendo de avisos y por su fácil manejo para hostigar a los enemigos.

Como siempre fueron progresando y en la empresa contra Inglaterra las hubo de hasta 600 tn., con 40 hombres de dotación y 60 de armas, portando 19 cañones, por nombre Santiago (algo confuso pues iban en ella varios bajeles con el mismo), por el contrario la más pequeña llamada Julia, portaba 13 piezas de artillería con 57 hombres en total, desconociéndose el desplazamiento.

Bibliografía:

Artiñano y de Galdácano, Gervasio.: La Arquitectura Naval Española en Madera. Madrid, 1920.

Casado Soto, José Luis.: Barcos españoles del siglo XVI y la Gran Armada de 1588. Editorial San Martín, 1988. Premio Virgen del Carmen 1988.

Enciclopedia General de Mar. José María Martínez-Hidalgo. 1988.

Monleón Torres, Rafael.: Construcciones Navales. Lunwerg Editores y Museo Naval. Madrid, 1989. Primer facsímil de la obra manuscrita y única realizada entre 1889 a 1891.

O’Scalan, Timoteo.: Diccionario Marítimo Español. Facsímil de 1831. Museo Naval. Madrid, 1974.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.