1795 Rosellón presa y ataque al Montañés

Posted By on 8 diciembre, 2018

El general Lángara dio la orden para que una división cruzara sobre el cabo de Rosas, por ello el 17 de enero de 1795 el navío Montañés, al mando del capitán de navío don José Antonio Jordán da caza a la fragata francesa republicana Iphigenie, del porte de 34 cañones, resultando capturada y marinada al puerto de Barcelona. Regresando a la mar, donde el 30 de marzo en las cercanías de San Felíu de Guixols es atacado por una escuadra de ocho navíos, de ellos siete llevaron a efecto el ataque, optando por acoderarse a la fortaleza, presentando al enemigo una banda, con ella efectuó mil cien disparos consiguiendo no ser capturado, mientras los enemigos se vieron forzados a dejarlo por hallarse alguno en mal estado.

No hay mucha información al respecto, por ello consideramos es mejor transcribir el parte del mismo Comandante enviado al Secretario de Estado de Marina Bailío don Antonio Valdés, diciendo:

«Excmo. Sr.: Hallándome la mañana de ayer con el navío de mi mando cinco leguas al S.E. del cabo de San Sebastian, con viento al Norte, cruzando en virtud de órden del Comandante General de la escuadra del Mediterráneo, se descubrieron á sotavento á larga distancia diez buques grandes; conjeturando fuesen ingleses, arribé sobre ellos á fin de averiguar los resultados del combate que habian tenido con la escuadra de Tolon en las costas de Italia, persuadido de que pudiera ser de importancia tales noticias al Comandante General; habiéndoles hecho las señales de reconocimiento, creí habian correspondido, y acercándome á una legua de distancia con las precauciones debidas de mantenerme á barlovento y contando con el sobresaliente andar de este navío, repetí las señales á las que no satisfaciendo, conocí completamente era una escuadra enemiga de ocho navíos de línea, uno de ellos de tres puentes y dos fragatas; que al principio largaron bandera española como la que llevaba este navío, arriándola después y afirmando la republicana tricolor, que seguidamente emprendieron la caza con la mayor fuerza de vela, desde las once de aquel día hasta las nueve del siguiente, á cuya hora tomé el fondeadero de San Feliú de Guixols, donde deje caer el ancla con tiempo suficiente para acoderarme, á fin de esperar á los enemigos si intentaban atacarme, como lo verificaron por espacio de dos horas y media siete navíos, pasando sucesivamente por frente de mi costado á la distancia de medio tiro de cañon y haciendo fuego constante cobre él, a que correspondí con mis baterías disparando 1.100 cañonazos en el citado tiempo, causándoles algunas averías en sus aparejos, habiendo esperimentado este navío algunas de consideración, la muerte del condestable y dos marineros y heridos varios de esta última clase y de tropa. La escuadra francesa siguió después corriendo la costa hasta cabo Creux, perdiéndose de vista á pocas horas; yo daré la vela cuando el viento lo permita y me dirigiré a Menorca, por haber cumplido el tiempo de mi crucero. Lo participo á V. E. para noticia de S. M. — Dios guarde á V. E. muchos años. Navío Montañes al ancla en la ensenada de San Feliú de Guixols 31 de marzo de 1795. — Excmo. Sr. — José Jordán. — Excmo. Sr. Bailío Frey D. Antonio Valdés.»

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.