Sandoval 1895

Posted By on 27 marzo, 2013

Cañonero Sandoval. Colección de don José Lledó Calabuig.

Cañonero Sandoval. Colección de don José Lledó Calabuig.

A causa de la insurrección cubana en 1895, se hizo necesaria la adquisición de varios buques de guerra, contratándose siete cañoneros a astilleros británicos y 18 lanchas cañoneras en los astilleros gaditanos. Los cañoneros eran de tres tipos diferentes, los tres Pizarro, los dos Diego Velázquez y los dos Alvarado. El contrato se firmó el 8 de julio de 1895 y el 11 de julio recibieron sus nombres.

Se colocó su quilla el 24 de julio de 1895 en los astilleros Thomson, de Clydebank, en Glasgow, fue botado el 30 de agosto y entregado a la Armada en el mes de octubre del mismo año.

Desplazaba 100 toneladas, 115,5 a plena carga. Medía 33,54 metros de eslora, 4,72 de manga, 2,67 de puntal y 1,50 de calado. Tripulado por 33 hombres.

Tenía una máquina vertical de triple expansión de 137 caballos indicados con tiro natural y 300 a tiro forzado, una hélice, alcanzando una velocidad de 10 a 12 nudos.

Armado con un cañón Nordenfelt de 57 mm en el castillo y una ametralladora Maxim de 37 mm en la toldilla.

Los dos cañoneros gemelos Alvarado y Sandoval, una vez entregados, partieron directamente a Cuba, comenzando a prestar servicios el Sandoval el 13 de diciembre de 1895. Al igual que su gemelo Alvarado, fue destinado a la vigilancia de costas para impedir el contrabando de armas y apoyo a las tropas en los combates contra los rebeldes cubanos.

El 4 de octubre de 1897, con el crucero Conde de Venadito y los cañoneros Marqués de Molíns y Alvarado, llevó a bordo una brigada del Ejército y atacaron en Río Seco, copando a 260 insurrectos cubanos, capturado a varios prisioneros, 183 fusiles, municiones y 28 caballos.

En octubre de 1897 colaboró en el desembarco de tropas en río Seco, apoyados por el crucero Conde de Venadito, y los cañoneros Marqués de Molíns, Alvarado y Estrella.

Al comenzar la guerra de 1898 es destinado a Santiago de Cuba junto a su gemelo Alvarado. El 27 de abril es destinado a Guantánamo. Al mando del teniente de navío Scandella, se encargó de las defensas submarinas del puerto, al igual que su gemelo en Santiago de Cuba.

El 25 de julio de 1898, antes de ser capturado, fue hundido por su tripulación. Pudo ser reflotado en Guantánamo y remolcado hasta Punta Pescador, donde fue carenado y reparado. Partió rumbo a Santiago de Cuba el 3 de noviembre.

Al igual que el Alvarado, estuvo asignado a la base naval de Annapolis hasta 1906. Fue dado de baja en julio de 1919.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Franco Castañón, Hermenegildo.: Los apostaderos y estaciones navales españolas en Ultramar. Empresa Nacional Bazán, 1998.

Vila Miranda, Carlos.: España y la Armada en las guerras de Cuba. Fundación Alvargonzález. Gijón, 1998.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.