Biografía de don Antonio Chacón

Posted By on 18 enero, 2010

Biografía de don Antonio Chacon

Jefe de escuadra de la Real Armada.

Vino al mundo en la población de Écija, sobre el año de 1739.

Pero al poco tiempo se desplazó su familia a la Isla de León, por lo que se crío y estudio sus primeras letras en ciudad tan marinera, lo que provocó que bien joven pidiera y se le otorgara la Carta-Orden de ingreso en la Compañía de Guardiamarinas del Departamento de Cádiz, sentando plaza el día dos de enero del año de 1753.

Cuando terminó sus estudios teóricos, se le ordenó viajar por tierra al Arsenal de Cartagena, siendo embarcado el día uno de abril del año de 1755 en el navío Tridente, destinado a contrarrestar el contrabando berberisco en el Mediterráneo, realizando algún viaje al Departamento de Cádiz con tropas. Permaneció a su bordo hasta el mes de enero del año de 1756.

En el último viaje a este Departamento desembarcó, por ser requerido para embarcar primero en el navío Castilla y posteriormente en el España, realizando con ellos los consabidos cruceros de protección de recalada de las flotas de Indias entre los Cabos de Santa María y San Vicente.

Con fecha del día cuatro de diciembre del año de 1757, se le entregó la Real Órden con su ascenso a alférez de fragata y con ella el destino al Arsenal de Ferrol.

Permaneció un tiempo con destinos en tierra, hasta que se le ordenó embarcar en la fragata Perla, zarpando el día seis de agosto del año de 1758 con rumbo a las islas Cuervo y Flores de las Azores, a la espera de la arribada de la flota de Tierra Firme, así permaneció un tiempo protegiendo el tráfico de los convoyes.

En una de sus arribadas, se le ordenó trasbordar a la fragata Liebre, para realizar los mismos cometidos y los de guardacostas, pero esta vez con cruceros entre éstas islas y el cabo de San Vicente, en una de sus arribadas el buque fue comisionado para hacer un viaje redondo a Tierra Firme, arribando de él el día doce de abril del año de 1760, recibiendo la noticia de haber sido ascendido a alférez de navío, por lo que desembarcó en su Arsenal de destino de Ferrol.

Siendo destinado al Arsenal de Cartagena, por lo que zarpó de transporte con rumbo a la bahía de Cádiz en el navío Victorioso y desde aquí a su destino en el Astuto.

Nada más llegar se le mando embarcar en el jabeque Cuervo, buques destinados a realizar el corso contra los berberiscos, en uno de sus habituales cruceros divisaron una vela, le dieron alcance y se combatió siendo así apresado el pingue Argelino del porte de 12 cañones llamado Fortuna de Argel y al año siguiente contra otro buque, esta vez era otro de la Regencia de Argel, llamado Tenerich siendo un jabeque del porte de 18 cañones, que también fue apresado, con la consiguiente alegría para los forzados cristianos que en él iban.

Permaneció durante varios años en este Departamento y ya a las órdenes de don Antonio Barceló, formaba parte de sus tripulaciones dedicándose a estorbar a los corsarios berberiscos con gran fortuna, tal fue su comportamiento que fue ascendido a teniente de fragata el día quince de enero del año de 1766, continuando en el servicio, hasta que de nuevo con fecha del día quince de junio del año de 1769 se le ascendió al grado de teniente de navío, teniendo que desembarcar y trasladarse a su nuevo destino, que no era otro que el Arsenal de Ferrol.

Aquí volvió a estar en servicios de tierra alternados con los de embarco, en estos últimos estuvo un tiempo de guardacostas en las costas de Galicia y mar Cantábrico, realizó un tornaviaje a las islas Afortunadas y al regresar su buque se le dio una nueva comisión, realizando un tornaviaje a la ciudad de Lima cruzando dos veces el cabo de Hornos, un tiempo después, con fecha del día diecisiete de febrero del año de 1776 recibió la Real Órden con su ascenso a capitán de fragata.

Con ella se le ordenaba embarcar en el navío Poderoso perteneciente a la escuadra del marqués de Casa-Tilly, que daba protección al convoy que transportaba al ejército del general Ceballos, con destino a desalojar los portugueses de las costas del Brasil, participando pie a tierra en la toma de la isla de Santa Catalina y el resto de operaciones hasta conseguir que abandonaran el lugar, arribando de nuevo a la bahía de Cádiz.

Se le otorgó el mando el día quince de agosto del año de 1778 el mando de la fragata Liebre, con la que realizó varios cruceros de protección, hasta que por el mal estado del buque, se le dio la orden de conducirlo al Departamento de Ferrol, donde por desarme del buque quedó desembarcado.

Pero no le dejaron descansar, ya que con fecha del uno de octubre del mismo año, fue elegido por el general don Antonio de Arce, como Mayor General de su escuadra, por lo que embarcó en el navío insignia de ella el San Vicente.

Esta escuadra tenía la órden de unirse a la del general don Luis de Córdova, que a su vez se unió a la del conde D’Orvillers, ambas escuadras pusieron rumbo al canal de la Mancha, obligando con su presencia a la escuadra británica a refugiarse en sus arsenales y puertos, consiguiendo tan gran escuadra solo capturar al navío británico Ardent del porte de 74 cañones.

Al regreso de esta se quedó en el Arsenal de Ferrol, recibiendo el día veinte de mayo del año de 1780, la Real Órden de su ascenso a capitán de navío, siendo destinado como segundo comandante del navío Concepción, participando en el gran bloque del Peñón así como en el combate del cabo Espartel, contra la escuadra británica del almirante Howe.

Continuó en la escuadra de don Luis de Córdova, en la que mandó sucesivamente los navíos San Julián y Vencedor, recibiendo la orden de trasbordar al Francisco de Asís en el mes de agosto del año de 1783, con el que puso rumbo al Arsenal de Cartagena, desembarcado a su arribada el día treinta de septiembre.

Su desembarco era debido a que había sido nombrado Jefe de los batallones de infantería de marina del mismo departamento, donde estuvo hasta el día catorce de enero del año de 1789, en el que recibió la Real Órden de su ascenso al grado de brigadier y con él el nombramiento de segundo comandante general de los Batallones de Marina.

Por Real Órden del día seis del día uno de septiembre del año de 1794, fue ascendido al grado de Jefe de Escuadra.

En el desdichado combate del cabo de San Vicente ocurrido el día catorce de febrero del año de 1797, en él al mando del navío San José, murió su comandante don Francisco Javier de Winthuysen, que era a su vez el Comandante en Jefe del Cuerpo de Pilotos, para sustituirlo en este último destino fue elegido don Antonio Chacon.

Permaneció en este puesto, hasta que el día diecinueve de marzo del año de 1803 en la isla de León, le sobrevino el óbito estando en el cumplimiento y mando de su destino, que lo desarrolló con gran acierto hasta su inesperado final.

Bibliografía:

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid 1873.

Compilada por Todoavante.

About the author

Comments

Comments are closed.