Biografía de don José Meléndez y Bruna

Posted By on 28 octubre, 2015

Jefe de escuadra de la Real Armada Española.

Caballero de la Real y Militar Orden de Calatrava.

Vino al mundo en Sevilla en 1763, siendo sus padres don Antonio Meléndez y Maltes, y doña Teresa de Bruna Ahumada y Villalón.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 17 de abril de 1777. Expediente N.º 1.551.

Al aprobar los exámenes teóricos embarcó en la balandra Primera Resolución, pasando después a la Tártaro, navegando en comisión de corso contra las regencias norteafricanas, al regresar de uno de sus cruceros se le notificó su ascenso a alférez de fragata el 3 de julio de 1779.

Recibió la orden de embarcar en el navío San Julián, participando en el combate del cabo de Santa María contra la escuadra del almirante Rodney el 16 de enero de 1780, perdiéndose cinco navíos entre ellos el Fénix insignia del general don Juan de Lángara, pero la nota de alivio a las pérdidas la dieron las dotaciones de los navío San Julián y San Eugenio, pues estando en poder de los británicos, los buques estaban en tan malas condiciones y la mar tan agitada que la corriente los arrastraban contra la costa, pero la dotación de presa era poca faltando manos para poderlo arrumbar, por ello su jefe pidió ayuda a los españoles, quienes pusieron como condición que los buques serían llevado a la bahía de Cádiz, viéndose ya casi perdido sin remisión optó por ceder, de forma que los prisiones pasaron a tomar el mando del buque y los aprehensores sus prisioneros, por ello se dio el caso peregrino que al entrar en el bahía, los vencedores del combate estuvieran parte como prisioneros de los perdedores. Por su demostrado valor y a recomendación de su general se le entregó la Real orden del 3 de febrero de 1780 con su ascenso al grado de alférez de navío.

Formó parte de las fuerzas bloqueadoras del Peñón al mando de una lancha bombardera, contribuyó en el rescate de las dotaciones de las mal hadadas baterías flotantes en su ataque del 13 de septiembre de 1782, así como en el combate naval del cabo Espartel del 20 de octubre siguiente entre la escuadra británica del almirante Howe y la del general don Luis de Córdova, en la que el enemigo reconoció y alabó: «…el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias» El combate tuvo una duración de cinco largas horas.

Volvió a demostrar su valor y formas, siendo recomendado por su general por ello se le entregó la Real orden del 21 de diciembre de 1782 ascendiéndole al grado de teniente de fragata.

Recibió la orden de trasladarse a Cartagena donde embarcó en el jabeque Mallorquín, zarpando el 13 de agosto de 1783 en la expedición al mando del general don Antonio Barceló contra la plaza de Argel, tomando parte activa al estar al mando de una lancha cañonera.

Se le ordenó trasbordar a la fragata Soledad, realizando varios cruceros sobre los cabos de Santa María y San Vicente, al regreso de uno de ellos se le ordenó trasbordar a la Catalina, realizando igual comisión, poco después a la Santa Matilde y más tarde sobre la Santa Brígida, realizando un viaje redondo tocando en los puertos de Santa Cruz de Tenerife, San Juan de Puerto Rico, Habana, Veracruz, Cartagena de Indias y Portobelo, regresando a la bahía de Cádiz.

Por Real orden del 14 de enero de 1789 fue ascendido al grado de teniente de navío.

Por efecto del terremoto sufrido por la plaza y fortaleza de Orán la noche del 8 al 9 de octubre de 1790, el Dey de Argel, Hassan Bajá, sitió la ciudad, por ello fueron enviados refuerzos y socorros, participando al mando de una lancha cañonera en el bombardeo de las posiciones enemigas, hasta llegar al acuerdo entre el Gobierno español y el Dey de entregarle la ciudad por ser muy onerosa su reconstrucción, siendo firmado el 12 de septiembre de 1791, de nuevo sobresalió y por recomendación del entonces brigadier don Federico Gravina, jefe del repliegue y evacuación de la ciudad se le entregó la Real orden del 5 de octubre siguiente con su ascenso al grado de capitán de fragata.

En 1800 S. M., por Real orden del 30 de enero le concedió la encomienda de Carrizosa en la Orden de Santiago, significándole una pensión de cuatro mil reales anuales.

Permaneció sin mandos hasta recibir la Real orden del 5 de octubre de 1802 con el ascenso al grado de capitán de navío, otorgándole poco más tarde el mando del San Francisco de Asís.

Al cumplir el año de mando se le destinó como subdirector de pertrechos del Arsenal de La Carraca, encontrándose aquí al producirse el alzamiento nacional del 2 de mayo de 1808 contra el invasor napoleónico, por ello participó en los combates de los días 9 á 14 de junio siguiente, consiguiéndose la rendición de la escuadra francesa del almirante Rosilly, siendo la primera victoria de la guerra. Al concluir el combate embarcó en comisión con destino a Tierra Firme para comunicar el estado de guerra contra Francia, regresando en diciembre a ocupar su puesto en el Arsenal.

Por Real orden del 23 de febrero de 1809 se le ascendió al grado de brigadier, por otra del 11 de abril seguido se le otorgó el mando del navío Glorioso, pero no llegó a zarpar por las penurias del momento, por ello por Real orden del 12 de octubre se le otorgó el mando del segundo regimiento de Infantería de Marina, permaneciendo en campaña por la Mancha y Extremadura, en los combates de Ocaña y la defensa de Sierra Morena, retirándose por orden del duque de Alburquerque a la isla de León.

Por Real orden del 25 de marzo de 1810 se le otorgó el mando del navío Santa Ana, entregando el del regimiento, al mismo tiempo fue nombrado Mayor General de la escuadra, pero la realidad se imponía, pues navegaciones no se hacían, así por Real orden del 15 de noviembre volvió a obtener el mando del segundo regimiento de Infantería de Marina.

Por orden de enero de 1812 fue nombrado interinamente Comandante principal de los Batallones de Infantería de Marina, permaneciendo hasta recibir la Real orden del 21 de noviembre seguido, siendo nombrado Mayor General del cuarto Ejército.

Permaneció en el cargo hasta finalizar la guerra y ser disuelto el Ejército, siéndole concedida licencia para viajar a la Corte, donde se le entregó la Real orden del 14 de octubre de 1814 con su ascenso al grado de jefe de escuadra.

Por Real orden del 8 de enero de 1815 se le nombra Mayor General de la Armada, cargo que ocupó hasta ser activado el Almirantazgo, dado que venía funcionando desde el 27 de febrero de 1807, pero al sobrevenir la invasión napoleónica dejo de funcionar como a tal, siendo sustituido por la Junta de Dirección de la Armada, puesta en funcionamiento el 22 de diciembre de 1808, por ello existía dualidad de estamento, siendo normalizado al regresar y organizarse de nuevo la corte de don Fernando VII, entregando su cargo el 12 de febrero de 1816.

Cómo no tenía mando y en realidad ni lugar donde ocuparlo, por ello pidió el pase al Ejército, siéndole concedido por Real orden del mismo día pasando con el grado de su equivalencia de Mariscal de Campo, donde se le pierde la pista por no figurar nada más en su Hoja de Servicios de la Armada.

Por datos del Archivo del Ministerio de la Guerra, sabemos le fue concedido el título de Marqués de Negron, encontrándose de cuartel en Sevilla falleció el 3 de diciembre de 1824, cuando contaba con sesenta años de edad.

Bibliografía:

Aragón Fontela, Miguel.: La Rendición de la Escuadra Francesa de Rosilly (14 de junio de 1808) Cuaderno Monográfico del Instituto de Historia y Cultura naval, N.º 55. Madrid, 2007. Págs. 67 a 90.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Terrón Ponce. José L.: El Gran Ataque a Gibraltar de 1782 (Análisis militar, político y diplomático). Ministerio de Defensa. Madrid, 2000. Premio Ejército 1999.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.