Vulcano 1937

Posted By on 6 diciembre, 2013

Foto del cañonero Vulcano modernizado. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto del cañonero Vulcano modernizado. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Los cuatro cañoneros-minadores de la clase Júpiter fueron construidos por la SECN en Ferrol. Clasificados como minadores y dotados con potente artillería, fueron utilizados también como cañoneros.

Aprobados por la Ley de 27 de marzo de 1934 la construcción de los dos primeros, Júpiter y Vulcano, concediéndose ese mismo año un crédito de algo más de catorce millones y medio de pesetas para cada uno. Por la Ley de 16 de julio de 1935 se aprobó la construcción de otros dos minadores gemelos, bautizados como Marte y Neptuno.

Se iniciaron durante la República y quedaron sin terminar al iniciarse la guerra civil. La quilla del Vulcano se colocó el 11 de febrero de 1935. Fue botado el 12 de octubre de 1935. Se entregó a la Marina nacionalista el 20 de agosto de 1937.

Desplazaba 2.100 toneladas, 3.000 a plena carga. Medía 100 metros de eslora, 12,65 de manga y 3,60 de calado. Tripulado por 180 hombres.

Disponía de dos turbinas alternativas de tipo Parson, dos calderas Yarrow, y dos hélices. Alcanzaba los 5.000 caballos de potencia a tiro forzado y una velocidad de 18 nudos. Tenía capacidad para embarcar 280 toneladas de fuel. Tenía una autonomía de 3.700 millas a velocidad económica de 12 nudos.

Armado con cuatro cañones de 120 mm, dispuestos por parejas a proa y popa, dos cañones antiaéreos de 76 mm y tres ametralladoras de 20 mm. Disponía de lanzacargas de profundidad y 264 minas.

Fue su primer comandante el capitán de fragata don Cristóbal González-Aller y Cebal desde el 1 de mayo de 1937, y su segundo el capitán de corbeta don José María Ragel García. Realizó sus pruebas de mar en el mes de agosto de 1937, zarpando de Ferrol para su primera misión en la guerra el 25 de agosto, uniéndose en el Cantábrico a los buques nacionales que bloqueaban los puertos republicanos. El 1º de septiembre se retiró a Ferrol para reparar y aprovisionarse, regresando el día 8 a la zona de operaciones.

Participó activamente en el bloqueo del puerto gijonés de El Musel. El 17 de septiembre intercambió disparos con el destructor Ciscar al intentar evitar la entrada al puerto de un mercante. El 28 de septiembre entró en Ferrol a repostar y regresó a la zona el 1º de octubre. El 18 de octubre impidió la entrada del mercante británico Stangrove y dos días después capturó un pesquero con cien personas que huían de Gijón.

Finalizadas las operaciones en el Cantábrico, entró en Ferrol el 7 de noviembre y el día 15 salió rumbo a Cádiz, llegando a su destino dos días después. El 2 de diciembre salió de Melilla escoltando un convoy, con el que entró en Palma de Mallorca el 4 de diciembre. Los dos minadores, Júpiter y Vulcano, realizaron numerosos servicios de escolta en el Mediterráneo y algunos bombardeos de la costa.

El 17 de enero de 1938 participó en una operación en la que resultó capturado el mercante soviético Ziryanin. El 2 de febrero capturó al petrolero Yolanda. El 17 de febrero de 1938 salió con su gemelo Júpiter y los cruceros Canarias y Almirante Cervera para realizar una incursión en la costa catalana. Bombardearon el 22 de febrero el puerto de Valencia y posteriormente Sagunto. El 28 de febrero colocaron los dos minadores un campo de minas en los accesos a Valencia, regresando los dos minadores a Palma.

El 14 de junio salió de Palma rumbo a Cádiz. Entró el día 16 en los astilleros de Matagorda, donde se le instaló una nueva dirección de tiro y una limpieza de fondos. El 11 de julio salió de Cádiz para realizar nuevas patrullas. Entre el 16 y el 22 de julio patrulló la zona de Sicilia y Cabo Bon. A finales de julio salió de Palma para realizar patrullas en la costa de Levante. El 1º de septiembre, mientras estaba fondeado en Vinaroz, fue bombardeado por la aviación, causándole cuatro muertos y numerosos daños.

El 4 de septiembre de 1938 es enviado a Ceuta para vigilar al destructor José Luis Díez, internado en Gibraltar. El minador pasó más de un mes vigilando la salida del destructor, compaginando esta misión con transportes de tropas a la península. El 3 de octubre se puso al mando del capitán de corbeta don Fernando de Abárzuza y Oliva. El día 8 salió de Algeciras rumbo a Palma, de donde salió el día 14 para patrullar la zona de Malta. Capturó a los mercantes varios mercantes, al griego Efploia y al soviético Katayama, que los llevó a Palma con una dotación de presa. Regresó a Palma el 21 de octubre con el petrolero noruego Idaknudsen.

Después de haber realizado nuevas salidas de patrulla, el 10 de diciembre fue destacado a Algeciras para sustituir al minador Júpiter en las tareas de vigilancia del destructor José Luis Díez. El destructor salió de Gibraltar a la una de la mañana del 30 de diciembre de 1938 rumbo a Cartagena. Le esperaban varios buques nacionales, el cañonero Calvo Sotelo, que avisó de su salida a los compañeros, y el minador Júpiter, que abrió fuego, obligando al destructor virar más a babor, pegado al Peñón de Gibraltar. Doblando el cabo de Punta Europa se encontró de frente con el minador Vulcano. Ambos dispararon y se abordaron por las bandas, luchando con ametralladoras y fuego de fusil. El destructor lanzó tres torpedos, pero a causa de la escora, uno pasó por encima de la toldilla del minador. El destructor, muy averiado, tuvo que va varar en costa de levante de Gibraltar. En este nuevo encuentro tuvo 4 muertos, 12 heridos y un desaparecido y el Vulcano 5 heridos, dos de ellos graves. Esa misma tarde, el destructor fue remolcado a Gibraltar por los británicos y la tripulación detenida, siendo enviada a Cartagena el 13 de enero.

Tras el combate se retiró a Cádiz para ser reparado, incorporándose a la escuadra en Palma el 12 de enero de 1939. Tres días después se incorporó a las fuerzas que vigilaban la costa catalana. El 19 de febrero fondeó en Barcelona y dos días después participó en el desfile naval en aguas de Salou. El 5 de marzo salió de Palma con otros buques, llegando esa noche a Castellón, donde embarcó tropas para la ocupación de Cartagena. Suspendida la operación, regresó el 8 de marzo a Castellón. El 23 de marzo salió de Palma para sustituir al minador Júpiter en la vigilancia de la costa murciana, sustituido a su vez por el Júpiter el 28 de marzo. De regresó en Palma, se encontraba allí fondeado cuando finalizó la guerra.

A comienzos del mes de agosto de 1939 asistió en Huelva a los actos de las fiestas colombinas. El 13 de julio de 1940 fondeó en Tánger y desembarcó un destacamento de su dotación para hacer acto de presencia española en la zona, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, desplazándose posteriormente a las islas Canarias.

En el verano de 1942 se encontraba en Barcelona, al mando del capitán de corbeta don Fernando Valent (Balen). Se encontraba realizando un crucero de instrucción con caballeros guardiamarinas a bordo. Había salido de Cádiz y recalado en Gijón. Visitaron Bilbao, Santander, Ferrol, Marín y Palma de Mallorca.

En noviembre de 1942 visitó por segunda vez durante el crucero de instrucción el puerto de Barcelona. Estaba al mando del capitán de corbeta don Fernando Balen, y lleva a bordo un teniente de navío, segundo comandante y jefe de estudios, otros 3 tenientes de navío, 4 alféreces de navío, un teniente maquinista, un capitán médico, un teniente de intendencia, un teniente de infantería de Marina y un capellán, además de 87 guardiamarinas.

En enero de 1944 comenzó un nuevo viaje de instrucción con guardiamarinas a bordo. A finales de enero de 1944 se hallaba fondeado en el puerto de Bilbao, y el 4 de febrero en el puerto de Málaga. A finales de marzo de 1944 llegó a Cartagena. A mediados de mayo llegó a Barcelona, mandado por el capitán de corbeta don Marcial Gamboa. A primeros de agosto se encontraba fondeado en Ferrol.

En el mes julio de 1945 llegaron a Cartagena los minadores Júpiter y Vulcano, con alumnos de la Milicia Naval Universitaria. El 26 de julio llegaron los dos minadores a Santa Cruz de Tenerife, y fondearon en Ceuta el 2 de agosto de 1945. Dos días después, la tripulación de los dos buques participó en las celebraciones de la patrona de la ciudad, la Virgen del África.

La primera semana de febrero de 1949 llegó a Santa Cruz de Tenerife en viaje de prácticas con guardiamarinas. El 4 de agosto de 1949 zarpó de Barcelona rumbo a Cartagena en viaje de prácticas. Llegó de nuevo a Barcelona a mediados de noviembre de 1949 con 66 guardiamarinas de la Escuela Naval Militar en viaje de prácticas.

El 29 de agosto de 1950 llegaron a Santa Cruz de Tenerife los minadores Vulcano y Marte. Realizan un crucero por el Atlántico con una promoción de las Milicias Navales Universitarias.

A mediados de octubre de 1950 comenzaron unas maniobras de la escuadra en el Atlántico, entre Cádiz y las islas Canarias, mandada por el almirante don Alfonso Arriaga Adam, a bordo del crucero Canarias.

Procedentes de Cádiz, el 3 de noviembre de 1950 entraron en Marín los minadores Vulcano y Neptuno. Salieron de nuevo el día 5 para realizar un viaje de prácticas de los alumnos del Cuerpo General, de Intendencia, de Infantería de Marina y de máquinas. El viaje, de unos 35 días, les llevó a Santander, Tenerife, Málaga, Cartagena, Ceuta y Las Palmas.

El 12 de enero de 1951 dejó su mando en Cartagena el capitán de fragata don José Jiménez Junco. Se hizo cargo de su mando, provisionalmente, el teniente de navío don Francisco Gil de Sala Caballeiro. Procedente de Cartagena entró en Barcelona el minador Vulcano el 22 de marzo de 1951. Estaba al mando del capitán de fragata don José María Mena.

En enero de 1952 se encontraba en la base de Cartagena, cuando la base naval recibió la visita del la VI Flota norteamericana. Salieron de Melilla el 28 de junio de 1952 rumbo a Alicante, en viaje de instrucción, los minadores Vulcano y Marte y el cañonero Martín Alonso Pinzón, afecto a la flotilla de minadores de la base naval de Cádiz.

El 2 de agosto de 1952 llegó a Santa Cruz de Tenerife en viaje de prácticas, con 180 alumnos de la escuela de suboficiales del cuartel de instrucción y de la escuela de aplicación. Permaneció en puerto hasta el día 5. El 12 de agosto entró en el puerto de San Cruz de La Palma, regresando a Tenerife el 28 de agosto.

El 2 de junio de 1954 salió de Marín en viaje de prácticas de los alumnos de la Escuela Naval Militar. Visitó Ferrol, Tenerife, Ceuta y regresando a Marín el 12 de julio.

A mediados de junio de 1955 estaba fondeado en la bahía de Algeciras con 80 guardiamarinas a bordo en viaje de instrucción. A finales de agosto de 1955 se encontraba fondeado en Barcelona. A finales de septiembre entró a Barcelona con el capitán general del departamento marítimo de Cartagena a bordo, don Benigno González-Aller y Acebal. Estaba el minador al mando del capitán de fragata don Manuel Guarch Rojano. Regresó a Cartagena el 6 de octubre, con el almirante González-Aller a bordo.

El 12 de junio de 1956 salieron de Marín en viaje de prácticas con alumnos de los tres primeros años de la Escuela Naval Militar, los minadores Vulcano, Marte y la fragata Sarmiento de Gamboa. Realizaron diferentes diferentes rutas, el Vulcano, con alumnos del segundo curso, visitó los puertos de Algeciras, Valencia, Cartagena, Tarragona, Palma, Rosas, Alicante, Vigo y regreso a Marín el 12 de julio.

Finalizadas las maniobras realizadas en el Mediterráneo, entraron en Almería el 31 de octubre de 1956 varios buques de la 2ª Flota al mando del contraalmirante Lallemand Menacho, a bordo del crucero Miguel de Cervantes, entre ellos el minador Vulcano, mientras los buques de la 1ª Flota entraron en Málaga.

El 13 de febrero de 1957 salieron de Cádiz los minadores Vulcano y Marte. Llevan a bordo los marinos españoles que se harían cargo en San Diego de los destructores norteamericanos David W. Taylor y Capps, recibiendo un adiestramiento de ocho semanas. Recibieron los nombres de Almirante Ferrándiz y Lepanto.

En viaje de prácticas, con alumnos de la Escuela Naval de Marín, llegaron a Bilbao el 11 de junio de 1957 los minadores Vulcano, Marte y Neptuno. Zarparon rumbo a Ferrol el 13 de junio, y tres días después salieron de Ferrol rumbo a Las Palmas.

El 20 de mayo de 1958 comenzó un nuevo viaje de instrucción de guardiamarinas en la división de minadores, con el Vulcano, Marte y Neptuno. Entre los guardiamarinas se encontraba el príncipe don Juan Carlos. En el programa del viaje salieron de Marín y visitaron los puertos de Ferrol, Sevilla, Ibiza, Alicante, Cartagena, Almería, Ceuta, Santa Cruz de La Palma, Vigo y regreso a Marín el 1º de julio.

Tras la modernización efectuada por la Empresa Nacional Bazán, entre 1958 y 1960, fue entregado a la Armada en Cartagena a finales de febrero de 1961. Su artillería quedó formada por cuatro cañones de 76 mm, cuatro ametralladoras de 40 mm en montajes dobles, dos erizos, ocho morteros y dos lanzagranadas. Recibieron radares de exploración aérea y navegación, sonar, CIC y otras mejoras, pero no perdieron su capacidad de llevar minas. Aunque fueron clasificados como fragatas, seguían siendo minadores, al no perder su capacidad de llevar minas y su poca velocidad. Los minadores de la clase Júpiter, incluidos los no modernizados, recibieron numeral de fragata. El Júpiter quedó con el numeral F-11, el Vulcano con el F-12, el Marte con el F-01 y el Neptuno con el F-02.

Destinados los dos minadores, Júpiter y Vulcano, a Ferrol, formaron una escuadrilla de fragatas, la 41ª, junto a los cañoneros modernizados Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón.

El 21 de febrero de 1963 zarpó de Ferrol la Agrupación Naval del Norte para realizar maniobras en el Cantábrico, el crucero Almirante Cervera, la fragata Legazpi, los minadores Júpiter, Vulcano y Neptuno y los dragaminas Turia, Miño, Sil, Odiel, Almanzora y Guadalhorce.

A finales del mes de abril de 1963 llegaron a Vigo varios buques de la Agrupación Naval del Norte para comenzar unas maniobras, la fragata Legazpi, el transporte Almirante Lobo, los minadores Júpiter, Vulcano y Neptuno y los dragaminas Miño, Sil, Turia, Odiel y Almanzora. Con otros buques, realizaron una operación anfibia, “Pato I”, en las islas Cíes para el adiestramiento de los guardiamarinas de la Escuela Naval Militar.

A finales de agosto de 1963 llegó a San Sebastián con la fragata Legazpi para conmemorar la batalla del 31 de agosto de 1813. También llegaron varios buques de las Marinas británica, francesa y portuguesa.

La tarde del 21 de noviembre de 1963 salieron de Ferrol las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón, los minadores Júpiter y Vulcano y el submarino S-31-Almirante García de los Reyes. Llegaron a Brest para tomar parte en unas maniobras conjuntas con buques franceses.

El 4 de octubre de 1965 salió de Ferrol para realizar maniobras los buques de la Agrupación Naval del Norte, mandada por el contraalmirante Romero Abella, formada por el destructor Oquendo, las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón, los minadores Júpiter y Vulcano y el submarino S-31. La misma agrupación realizó maniobras en aguas francesas de Brest a mediados del mes.

En la segunda semana de junio de 1966 llegaron a Las Palmas de Gran Canarias la escuadrilla de fragatas, formada por el Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón, Júpiter y Vulcano, mandada por comandante de la Escuela Naval Militar. El 13 de junio salieron rumbo a Cádiz, desplazándose a Barcelona la primera semana de julio para asistir a la Semana Naval. Llegó el 28 de junio la escuadrilla de fragatas formada por la Vicente Yáñez Pinzón, Legazpi, Júpiter y Vulcano, los minadores Marte y Neptuno, afectos a la Escuela Naval y el buque escuela Juan Sebastián Elcano.

En septiembre y octubre de 1968 se realizaron en las rías bajas los ejercicios hispano-franceses “Finisterrex-VII”. La escuadra estaba al mando del contraalmirante Vázquez Reyes y tomaron parte la 51ª Escuadrilla de fragatas, compuesta por la Vulcano, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi, los destructores Álava y Liniers y el remolcador RA-1. Los franceses tomaron parte con cuatro destructores, un submarino y dos buques de apoyo.

En el mes de julio de 1971 tomó parte en la III Semana Naval de Alborán, concentrándose los buques de guerra en Melilla y Almería.

La mañana del 24 de octubre de 1973 llegó a Barcelona la 2ª escuadrilla de seis dragaminas, Júcar, Llobregat, Ebro, Duero, Genil y Ulla, al mando del capitán de fragata don José María González y Aldama. Completa la escuadrilla el minador Vulcano, que servía como buque de apoyo y está al mando del capitán de fragata don Enrique Contreras Franco. La escuadrilla permaneció en Barcelona hasta el día 30, realizando varios ejercicios.

A finales de noviembre de 1973 llegó a Barcelona desde su base en Palma para realizar varios servicios de patrulla de la costa con el dragaminas Eo. Durante varios meses actuó como buque de apoyo a los dragaminas con base en Palma y, al igual que el cañonero Sarmiento de Gamboa, con el que se alternaba, como buque de patrulla y vigilancia del litoral catalán.

Quedó relegado a buque pontón el 12 de marzo de 1977. Dado de baja el 30 de abril de 1977.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Blanco Núñez, José María. La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia, 2011.

Cervera Pery, José.: La guerra naval española (1936-39). Editorial San Martín. Madrid, 1988.

Diarios ABC, La Vanguardia.

González, Marcelino.: Otros 50 Barcos españoles, Fundación Alvargonzález. Gijón, 2012.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.