Biografía de don Manuel Pasquín y de Juan

Posted By on 22 marzo, 2015

Contralmirante de la Real Armada Española.

Ministro de Marina.

Senador Vitalicio.

Vino al mundo en Cádiz el 23 de diciembre de 1828, siendo sus padres don Bernardo Pasquín y Castañeto, y doña María del Carmen de Juan y Sales.

Sentó plaza el 28 de febrero de 1845, siendo el primero de los nuevos Aspirantes en el recién creado Colegio Naval Militar, sito en San Carlos. Expediente N.º 4.001.

En 1847 al terminar sus estudios teóricos se le destinó al Departamento de Ferrol, embarcando de transporte en la corbeta Villa de Bilbao, zarpando de la bahía de Cádiz con rumbo a su destino.

En 1949 se encontraba embarcado en el navío Soberano, en aguas de la península.

En 1851 se encontraba en las Antillas embarcado en el bergantín Escipión.

El 14 marzo de 1852 fue ascendido a alférez de navío.

Por Real orden del 23 marzo de 1859 fue ascendido al grado de teniente de navío.

Poco se sabe de él en sus primeros años de su carrera, pues volvemos a saber de su activa participación en 1860, en la campaña de Marruecos.

Al poco tiempo se le destinó a la propia Escuela Naval como profesor, permaneciendo hasta recibir la Real orden del 25 de noviembre de 1868 notificándole su ascenso al grado de capitán de fragata.

Al dejar este destino quedo desembarcado, más tarde pasó como segundo comandante de la fragata Villa de Madrid, realizando varios cruceros.

Dejó éste buque por habérsele otorgado el mando de la corbeta Trinidad, realizando varias comisiones especiales y viajes.

Al dejar el mando de la corbeta quedo desembarcado, pasando destinado como segundo comandante de marina del Departamento de Cádiz, de donde se le destinó a la isla de Cuba, desempeñando los cargos sucesivamente de capitán del puerto de Mayagüez y Matanzas, cesó en éste último al serle otorgado el mando de la corbeta Consuelo, posteriormente trasbordó como comandante a la Villa de Bilbao.

Al desembarcar de esta última, pasó un tiempo con diferentes destinos en tierra, recibiendo la Real orden del 23 de enero de 1878 con su ascenso al grado de capitán de navío, se le otorgó el mando de las fragata Blanca, posteriormente la Princesa de Asturias, siendo este último buque, considerado por algunos autores, como de primera categoría, aunque los hay que disiente de ello, pues por el número de bocas de fuego (50 cañones), si le correspondería esta pero por desplazamiento no, pues el suyo era casi la mitad de las anteriores.

Por Real orden del 16 de marzo de 1887 fue ascendido al grado de capitán de navío de 1ª clase, grado sustitutivo del anterior de brigadier, aun no siendo un grado de la escala del Almirantazgo, su tratamiento era de Excelentísimos señores.

Pasando destinado a desempeñar el cargo de Secretario del Consejo de Gobierno del Centro técnico de la Armada.

Así mismo fue nombrado vocal de la Junta encargada de redactar el Código penal Marítimo y al mismo tiempo paso a formar parte de la Junta de Ordenanzas de la Armada, al dejar estas comisiones, se le nombró Director de Material en el Ministerio de Marina.

En el desempeño de todas estas altas responsabilidades, pues no en balde fueron años de muchos y radicales cambios en los buques, su forma y medios de construcción así como su armamento, siendo quizás la mayor revolución surgida en muy pocos años a lo largo de toda la Historia Naval del mundo.

Por Real orden del 15 de diciembre de 1892 se le ascendió al grado de contralmirante.

Entre 1893 á 1895 bajo la presidencia de Sagasta se mantuvo en el cargo de Ministro de Marina, ocupando la cartera en una primera ocasión desde el 23 de marzo de 1893 hasta el 12 de marzo de 1894, en una segunda desde el mismo día anterior hasta el 3 de noviembre seguido y en la tercera desde éste último hasta el 23 de marzo de 1895, siendo en total Ministro del ramo exactamente dos años, esta larga permanencia fue el mandato presidencial, por ser entonces bianual, cuando se le permitió trabajar algo, consiguiendo así grandes mejoras para la Armada. (Entre ellas el apoyo incondicional a don Isaac Peral que su sucesor se lo negó en su totalidad destruyendo algo que, pasado el tiempo quedó la duda de haber servido para mucho.)

Fue nombrado por la Reina Gobernadora, Senador vitalicio por sus grandes desvelos en los cargos ocupados.

Entre 1895 á 1897 estando en el cargo de Presidente de la nación, don Antonio Cánovas del Castillo, fue nombrado vocal del Consejo Supremo de Guerra y Marina.

Cargo en el que permaneció hasta finales de 1897 por serle concedido el retiro.

Falleció en Madrid el 12 de mayo de 1901, cuando contaba con setenta y dos años de edad, de ellos cincuenta y seis de ejemplares servicios a España.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1800-1868 (Tomo I) Editorial Naval. Madrid, 1993.

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1868-1898 (Tomo II) Editorial Naval. Madrid, 1995.

Enciclopedia General del Mar. Garriga, 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo, 42, 1920, página 594.

Estado General de la Armada para el año de 1847.

Estado General de la Armada para el año de 1849.

Estado General de la Armada para el año de 1852.

Estado General de la Armada para el año de 1856.

Estado General de la Armada para el año de 1864.

Estado General de la Armada para el año de 1874.

Estado General de la Armada para el año de 1880.

Estado General de la Armada para el año de 1890.

Estado General de la Armada para el año de 1893.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.