Pinaza

| 29 julio, 2017

Buques que en principio se dedicaron a la pesca del besugo, adentrándose en invierno en el mar de Poniente (Cantábrico) hasta unas 15 millas,