Biografía de don Rafael Gómez y Roubaud

Posted By on 21 octubre, 2015

 

Teniente de navío de la Real Armada Española.

Intendente de Marina.

Caballero profeso de la Militar Orden de Santiago. 1786, sig. 3.474.

Vino al mundo en la población de Sanlúcar de Barrameda el 24 de julio de 1757, siendo sus padres don José Gómez y de la Vega, y doña Francisca Roubaud y Arizón.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 14 de enero de 1772. Expediente N.º 1.178.

Al aprobar los exámenes teóricos se le ordenó embarcar en comisión de corso, al regreso de uno de ellos se le comunicó su ascenso con fecha de 1775 a alférez de fragata, continuo sus trasbordos en diferentes buques, participando en la expedición a Argel a las órdenes del general don Pedro Castejón, a su regreso zarpó con rumbo a las islas Afortunadas en comisión de transporte de tropas, realizó un viaje a Cartagena de Indias donde permaneció unos años destinado, regresando a la bahía de Cádiz, pasando a otros buques, sobre todo en comisión de cruzar las aguas del océano cuando el gran bloqueo de Gibraltar, participando en varios combates parciales, al firmarse la paz de Versalles el 20 de enero de 1783, el Rey tuvo a bien firmar una promoción en agradecimiento a todos los marinos, recibiendo la Real orden de su ascenso el mismo año al grado de teniente de navío.

Quedó desembarcado en el mismo Departamento en diferentes destinos hasta 1787, por ser nombrado comisario del Cuerpo Administrativo de la Armada.

Entre 1788 y 1790 permaneció en la Contaduría del Departamento, recibiendo la orden de embarcar como Comisario en la escuadra del general don José Solano, siendo nombrado Contador principal.

En 1791 fue ascendido a Comisario de Guerra, siendo destinado a la contaduría del Departamento de Ferrol, por sus buenas dotes demostradas S. M., lo nombró ministro de las provincias marítimas de Coruña, la Cavada, Avilés y Gijón permaneciendo en ellas hasta 1802, por ser nombrado Ministro principal de la escuadra española bloqueada en el arsenal francés de Brest.

Viendo la inmovilidad de la escuadra, lo que empeoraba su estado de conservación mantuvo enfrentamientos con sus respectivos jefes, llegando al punto de desear salir del Cuerpo y continuar en otro de la Armada.

Regresó a su Departamento a primeros de marzo de 1803, se presentó la ocasión, pues el Príncipe de la Paz llamó a la Villa y Corte al Intendente de la Habana, al quedar vacante lo nombró interinamente en su puesto por Real orden del 16 de diciembre siguiente, pasando a la isla y tomando el destino el 11 de junio de 1804.

Pensando le iba a ir mejor y como a tal Intendente, y siendo contrario a las muchas prohibiciones que existían en la Cuba, cada vez que daba su opinión para mejorar el sistema de funcionamiento por ser más beneficioso para la isla, el Gobierno, la Real Hacienda y su Gobernador el marqués de Somereuelos se lo prohibía, puesto en conocimiento del Gobierno decidió nombrar un sustituto, quien llegó el 18 de julio de 1808, siendo el propietario don Juan de Aguilar, regresando en el primer buque que zarpó con destino a la isla de León.

No se dio por vencido, al llegar puso en conocimiento de la Junta y de las Cortes todo lo ocurrido, al proclamarse la nefasta conducta de procedimientos que se realizaban en la isla, saltaron todas las alarmas por la carta escrita sobre la conducta del marqués y presentada en las Cortes constituyentes, pues pensaba formar una Junta de gobierno independiente en el mismo 1808, como la permisividad del gobernador en el ataque a franceses afincados en la isla entre el 21 y 22 de marzo de 1809.

A pesar de ello no tuvo mucho efecto, pues el marqués publicó en la Habana: «Vindicación ante el Supremo Consejo de Regencia de las imposturas y falsas acusaciones que D. Rafael Gómez Roubaud hace contra el público de la Habana y contra el marqués de Somereuelos.»

Esta publicación y la carta escrita a las Cortes, como no dejaban en buen lugar al Príncipe de la Paz, se vió obligado a pedir la baja en 1814, retirándose con el sueldo de Intendente del Ejército.

Falleció muy oscuramente en algún lugar cercano a la ciudad de Cádiz en 1819, cuando contaba con sesenta y dos años de edad.

Entre otros escritos inéditos pudo publicar en París: «Antigüedad del cuerpo del ministerio de Marina; sus servicios, personas ilustres que ha dado á la nacion etc., dispuesto en instancia á S. M. por D. Rafael Gomez Roubaud, caballero de la órden de Santiago, comisario ordenador de marina, socio de mérito de la Real sociedad de San Lúcar de Barrameda y benemérito de la de San Rafael médica de Cádiz.» 1802, París de l’Imp. de Porthmann, en 8º con 94 páginas.

Bibliografía:

Carlan, J. M.: Navíos en Secuestro. La escuadra Española del Océano en Brest (1799-1802). Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1951.

Cárdenas Piera, Emilio de.: Caballeros de la Orden de Santiago. Siglo XVIII. Ediciones Hidalguía. Madrid, 1977 — 1996. Del tomo VI al IX. De IX.

Fernández de Navarrete, Martín.: Biblioteca Marítima Española. Obra póstuma. Imprenta de la Viuda de Calero. Madrid, 1851.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.