Biografía de don Francisco de Paula Pavía y Pavía

Posted By on 6 noviembre, 2015

Óleo de don Francisco de Paula Pavía y Pavía. Vicealmirante de la Real Armada. Caballero de la Real y Militar Orden de San Fernando de 1ª clase. 24/I/1837. Caballero de la Real y Militar Orden de San Fernando de 1ª clase. 24/II/1837. Comendador de número y Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III. Ministro de Marina. Senador Vitalicio. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Francisco de Paula Pavía y Pavía. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Vicealmirante de la Real Armada.

Caballero de la Real y Militar Orden de San Fernando de 1ª clase. 24/I/1837.

Caballero de la Real y Militar Orden de San Fernando de 1ª clase. 24/II/1837.

Comendador de número y Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III.

Ministro de Marina.

Senador Vitalicio.

Vino al mundo en la ciudad de Cádiz el 18 de junio de 1812, su padre fue don José Fermín Pavía teniente de navío.

En 1824 se refundieron las tres compañías de Guardiamarinas en un Colegio, el cual debía de establecerse en la población de Puerto Real, pero se decidió trasladarlo a La Carraca, a pesar de ser un establecimiento de la Armada no se pudo poner en marcha. En 1828 se suprimió el Colegio y se dio libertad de enseñanza aplicando la Constitución de 1812, por ello ya no era necesario pasar las pruebas de limpieza de sangre, al estar preparado se pasaba un examen presidido por una Junta de Jefes de la Armada, quienes al dar el Vº Bº se producía el ingreso en la Corporación. No era fácil superarlo, porque en los exámenes las exigencias eran las justas y conformes a los requerimientos de la profesión, fue una época muy dura pues dada la libertad de estudio los jueces de las pruebas eran implacables en su aplicación, no perdonando ningún error por nimio que fuera. Pasando de esta forma veintiún años en los cuales no hubo academia, ni colegio, ni compañía de guardiamarinas, siendo libre la preparación de todos los aspirantes, viviendo en «casas de confianza» e ingresando al aprobar el examen, llegando a 1845 cuando por fin se abrió la Escuela Naval Militar en San Carlos. Por esta razón no hay expedientes de estos años.

Pasó los exámenes incorporándose a la Armada en julio de 1822, pasando embarcado en diferentes buques para realizar las prácticas de mar, navegando por las aguas peninsulares así como varios viajes a la isla de Puerto Rico y Cuba.

Embarcó por orden en el bergantín Aquiles, estando a las órdenes de su padre, realizando un viaje al Callao, dando la vela el 13 de enero de 1824, arribando el 15 de marzo al puerto Soledad donde prepararon el buque para doblar el cabo de hornos, zarpando el 27 de marzo y arribando el 27 de abril a San Carlos en la isla de Chiloé, salen el 15 de agosto fondeando en Quilea el 12 de septiembre, el 7 dan la vela arribando al Callao, encontrándose en estas aguas el virrey Laserna capituló entregando el territorio, pero la escuadra al mando de don Roque Guruzeta por su orden se dividió en dos, la primera compuesta por el navío Asía junto a los bergantines Aquiles y Constante, y la fragata de transporte Clarington, zarparon del Callao el 5 de enero de 1825 con rumbo a las Filipinas. Mientras la corbeta Ica y el bergantín Pezuela, arrumbaron al cabo de Hornos prosiguiendo por el Atlántico y la balandra Real Felipe y el transporte Trinidad a Chiloé.

Al comenzar a faltar el agua Guruzeta dio la orden de arrumbar a las Marianas, a la isla de Guajan fondeando en la rada de Umatag su capital, cuando el 10 de marzo se amotinaron las dotaciones por ser naturales de los virreinatos, a pesar de intentar resolver la situación fue imposible por la gran diferencia del número, siendo obligados los oficiales peninsulares a abandonar los buques, pudiendo regresar a las Filipinas a bordo de una fragata británica dedicada a la caza de ballenas llamada Suplay siendo alquilada, haciéndose a la mar el 20 de marzo y arribando a Manila el 4 de abril, donde fueron recibidos con todos los parabienes, abordando y zarpando en la fragata Sabina en enero de 1826, fondeando en la bahía de Cádiz el 7 de junio siguiente, dando así la vuelta al mundo.

Ascendió a alférez de navío por Real orden de 1830. En 1833 estaba destinado como Ayudante de la Mayoría General del Departamento de Cádiz. Con el grado de teniente de navío participó en la victoria sobre Pasajes el 28 de marzo de 1836, continuando con el sitio de Irún y la toma de Fuenterrabía los días 11 y 12 de julio siguiente, concediéndole por su valor la Cruz de San Fernando de 1ª clase, por Real orden del 24 de enero de 1837. Se le otorgó el mando de la trincadura Valdés, participando en el bloque de río Bidasoa.

Informado el jefe de las fuerzas navales del Norte el general Morales de los Ríos del intento carlista de tomar Luchana, ordenó a su oficial de órdenes don Francisco de Paula Pavía, se pusiera al mando de los cañoneros para proteger el puente, el 24 de diciembre comenzó un fuerte bombardeo por parte de los carlistas, se encontraba allí parte de la división del norte, con sus cañoneros Leopoldino, Clotilde, Eduardo y Veloz, los cuales devolvieron el fuego con tanta efectividad que lograron acallar la artillería enemiga, pero en ese momento saltó de las trincheras una formación de defensores descendiendo desde el monte de las Cabras, consiguieron controlar el puente y después volarlo. Por la toma de Luchana y levantar el Tercer Sitio de Bilbao, el 25 de diciembre de 1836 se le concedió la segunda Cruz de San Fernando de 1ª clase, por Real orden del 24 de febrero de 1837.

Por Real orden de febrero de 1840 fue ascendido al grado de capitán de fragata. En 1842 se le nombró secretario de la Comandancia General del apostadero de la Habana, permaneciendo hasta el 1 de marzo de 1845, a su regreso fue nombrado segundo ayudante secretario de la Junta de Dirección de la Armada.

Por Real orden de agosto de 1847 fue ascendido al grado de capitán de navío, permaneciendo en el mismo destino, en 1849 fue ascendido a primer ayudante secretario de la Dirección General de la Armada y de la Junta de la misma. Por Real orden del 25 de diciembre de 1852 se le ascendió al grado de brigadier, continuando en su anterior destino.

Por Real decreto del 6 de septiembre de 1855 fue reactivado el Almirantazgo, siendo nombrado su Secretario, fue destituido como el resto de sus compañeros por Real decreto del 3 de febrero de 1856, después de un largo procedimiento manipulado por el Ministro del ramo señor Santa Cruz. A la sazón Jefe de escuadra de la Real Armada.

Al ser depuesto el Ministro por los vaivenes de la política, don Francisco de Paula fue nombrado segundo Comandante del Departamento de Ferrol. Por Real orden del 22 de abril de 1863 fue ascendido al grado de jefe de escuadra. Al año se le nombró Comandante General del apostadero de Manila, al cumplir el plazo de tres años en el archipiélago regresó a la península.

Al producirse el derrocamiento de doña Isabel II por la revolución del 19 de septiembre de 1868, se mantuvo a la expectativa, entregándole la Real orden del 2 de agosto de 1869 con su ascenso al grado de vicealmirante, viendo el mal rumbo de la política pidió la baja en la Corporación pasando a su casa, donde permaneció hasta producirse el 29 de diciembre de 1874 el pronunciamiento del general don Arsenio Martínez Campos en la población de Sagunto, proclamando a don Alfonso XII Rey de España, al tomar efectivo el poder S. M. agradecido por su lealtad a la Corona ordenó se le reconociera su antigüedad regresando al servicio activo, preservando su antigüedad.

Por Real orden de 1876 se le nombra Comandante General del Departamento de Cartagena. Fue nombrado Ministro de Marina el 23 de septiembre de 1877, permaneciendo hasta el 9 de enero de 1879. Durante su mandato se colocaron las quillas del cañonero Paz y Pilar, y los avisos Alsedo y Eulalia.

De nuevo se le eligió para ocupar la cartera de Ministro de Marina el 8 de febrero de 1881, ocupándola hasta el 9 de diciembre de 1883. En el transcurso de este segundo mandato se produjo la modernización en los arsenales para construir buques de acero, ordenándose la puesta de quilla, de los cruceros, Reina Cristina, Alfonso XII, Reina Mercedes, Juan de Austria, Infanta Isabel y General Lezo, con los cañoneros Elcano y Magallanes, terminándose las antiguas corbetas acorazadas convertidas en cruceros de madera, Aragón, Castilla y Navarra.

Por Real orden de 1884 fue nombrado Comandante General del Departamento de Cádiz. Fue nombrado vocal del Consejo Supremo de Guerra y Marina. Poco después se le designó Senador Vitalicio, ocupando en una segunda legislatura la vicepresidencia de la Cámara.

Falleció en Madrid el 17 de noviembre de 1891.

Entre otras condecoraciones estaba en posesión de: Comendador de número y Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III; Comendador Gran Cruz de la Real Orden Americana de Isabel La Católica; Dos, Caballero de la Real y Militar Orden de San Fernando de 1ª clase; Cruz de la Marina de Diadema Real; Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Cruz del Tercer Sitio de Bilbao; Cruz de Fuenterrabía; Cruz de Irún; Benemérito de la Patria; Gran Comendador de la Orden del Salvador. Grecia; Comendador de San Gregorio. Roma; Gran Cruz de N.ª S.ª de la Concepción de Villaviciosa. Portugal; Medalla de Oro del Dragón Volante. Imperio de Amnan y Gran Cruz de Leopoldo. Austria.

También publico varias biografías de marinos en diferentes publicaciones, decidiéndose más tarde escribir sobre la mayor parte comprendidos entre los años 1700 a 1868 de quienes había alcanzado los grados superiores de la Armada, publicando su obra: «Galería Biográfica de los Generales de Marina.» En cuatro tomos en 4º menor, con 606 páginas el 1º, 704 el 2º, 934 el 3º y 414 el 4º o apéndice. Madrid, 1873 y 1874. Y «Historia general de la Marina española»

Bibliografía:

Ceballos-Escalera y Gila, Alfonso de. Vizconde de Ayala, Ceballos-Escalera y Gila, Luis de, y Madueño y Galán, José María.: Los Marinos en la Orden de San Fernando. Ministerio de Defensa. Madrid, 2011.

Estado General de la Armada para el año de 1835.

Estado General de la Armada para el año de 1848.

Estado General de la Armada para el año de 1849.

Estado General de la Armada para el año de 1856.

Estado General de la Armada para el año de 1874.

Estado General de la Armada para el año de 1876.

Estado General de la Armada para el año de 1882.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Güemes, Fernando.: Navegar el siglo. La Armada y la España del contralmirante Nicolás Chicharro (1812-1889). Madrid. 1993.

González de Canales y López-Obrero, Fernando.: Catálogo de Pinturas del Museo Naval. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 2000.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.