1639 Secuestro del Capitán General de las islas Canarias

Posted By on 27 abril, 2016

 

En 1638 fue nombrado don Luis Fernández de Córdoba y Arce por don Felipe IV, Capitán General y Presidente de la Real Audiencia de las islas Canarias, a principios de mayo se presentó, como ya venía precedido de su buena fama pero firme persona, fue muy bien acogido por el cabildo, comenzando a ver y organizar lo que estaba en su mano, en la primavera siguiente quiso hacer un viaje zarpando del puerto de Garachico para llegar a la isla de La Palma, pero como eran tantos los medios no había buque para trasladarse con todo su séquito, cuando curiosamente se presentó una fragata enarbolando pabellón del reino de Nápoles, decidieron aprovecharse de ella y cruzar hasta la isla, embarcando el 14 de abril de 1639.

La sorpresa vino a las pocas horas, cuando fueron hechos prisioneros por los bátavos, quienes habían ‹disfrazado su pabellón› por uno amigo de España. Se conoció la treta en el Cabildo organizándose la búsqueda y tratar de recuperar a su Capitán General, pero la falta de buques lo impidió totalmente, solo algunos pequeños de pesca pudieron ser artillados y embarcada alguna tropa, diseminándose por el archipiélago pero nada pudieron encontrar, ya que la fragata enemiga salió a todo trapo con rumbo al N. En el Cabildo unos regidores dijeron: «Pues ha cabido tal desgracia al padre de los pobres y al estimado de todos los canarios, razón será que todos acudamos a su defensa»

La fragata alejada de las rutas marítimas para no ser detectada arribó a la ciudad de Amsterdam con su ‹rico botín›, pero no se esperaba el capitán pirata que los suyos le recriminaran su acción, puesto que los Magistrados de las recién creada Provincias Unidas, «no podían permitir el derecho de la guerra autorizar tal alevosía», siendo sentenciado a deponer el mando y pagar de su peculio personal con todos los honores el regreso de don Luis a la islas Canarias, así se acordó y después de ser agasajado en la ciudad, se le embarcó junto a todo su séquito en la misma fragata al mando de otro capitán y para que nadie la molestara fue acompañada por otras ocho de escolta, así desembarcó de nuevo en la isla de Lanzarote el 28 de octubre siguiente, de donde después de visitarla por la misma escuadra fue conducido a la isla de Fuerteventura.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga 1958. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana. Espasa-Calpe.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Museo Naval. Madrid. 1973.

Viera y Clavijo, Joseph.: Noticias de la Historia General de las islas de Canarias. Goya Ediciones. Santa Cruz de Tenerife, 1982. Edición facsímil de la publicada en Madrid en 1776.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.