1799 Apresamiento múltiple en las Antillas

Posted By on 15 enero, 2017

Juan Gabriel Javat al mando del bergantín Saeta se le encomendó la comisión de ir en descubierta de la flota con rumbo a la península, al mando de don Dionisio Alcalá Galiano, al dejarla en franquicia pasó a cruzar por los cayos, en la madrugada del 19 de abril sobre Bahía Honda avistó dos balandras las cuales por sus formas y situación las dio por corsarias.

No se lo pensó y puso rumbo de vuelta encontrada, pero de pronto se le cruzaron en el rumbo cuatro goletas, así que utilizó el viejo truco de enarbolar pabellón británico, como respuesta los enemigos izaron el suyo, lógicamente era el mismo, pero atentos los de las balandras y pensando que el bergantín era español, levaron anclas para salir entre todos a su encuentro y así conseguir una victoria más fácil.

De las goletas la que iba en cabeza una era corsaria de Providencia, quien a su vez llevaba presas a las otras tres, pero no se dejaron engañar, por ello arrumbaron a refugiarse entre los caños, por ser de menor calado les era relativamente fácil, pero el bergantín forzó de vela cambio de bandera y le dio alcance antes de poder llegar a la zona, se entabló combate, pero no duró mucho pues fue capturada la goleta en pocos minutos.

Trasbordó la dotación de presa a la goleta, pero en esos momentos las tres que iban apresadas aprovecharon para forzar vela y huir cada una en dirección divergente entre ellas, para así evitar ser de nuevo apresadas, pero Javat no cejó en su empeño, por ello dispuso armar con un cañón al bote del bergantín pasando tropa; le dio orden de salir tras una de ellas, mientras el bergantín lo hacía tras otra y la goleta apresada a por la última, así consiguió apresarlas de nuevo; nada escapaba a su tenacidad.

Las balandras armadas con 10 y 12 cañones se aprovecharon de esta caza, al verse libres y observando el resultado prefirieron dirigirse a los cayos, para introducirse despacio y sin riesgos entre ellos, donde consideraron estar a salvo por el mayor calado del bergantín y fondearon protegidos en esta posición privilegiada.

Javat llevado de su ímpetu no daba nada por perdido, ordenó a la lancha fuera sondeando el lugar, para seguir sus aguas el bergantín y evitar quedar encallado. En esos momentos trasbordó al bergantín uno de los patrones de una de las goletas, don José María Caldés gran conocedor de los cayos por estar siempre en ellos, quien le aconsejó no lo hiciera, pues seguro que por ser de mayor manga que el bote, éste no podría sondear todo el ancho necesario, siendo prácticamente imposible pasar, pues había conocido casos parecidos.

Javat hizo caso y ordenó que el capitán de la goleta corsaria trasbordara al bergantín, éste era un conocido de la zona y por nombre Bryan Windley, a quién acompañaron otros doce miembros de su dotación, así quedaron asegurados a su bordo, nombrando al pilotín Pedro Bou como capitán de ella y la dotación de presa a sus órdenes, para marinar la goleta Carlota armada con varios cañones, entre ellos uno de cuatro libras, más una dotación de presa en las demás.

Como se dejaba allí a las dos balandras enemigas, no era seguro enviar las goletas por si solas, por ello formó división con el bergantín y las cuatro goletas, poniendo rumbo a la Habana, al hallarse en las aguas de la isla de la Tortuga en la anochecida del 20 de abril, sabedor de que desde allí ya no era posible darles alcance a las goletas, forzó de vela para adelantarse a ellas, llevando a remolque a una por tener rendido el palo trinquete, por ello iba retrasado del resto.

En la noche del 25 un típico golpe de viento zafó el cable de remolque de la goleta, pero el mal tiempo les impidió volvérselo a dar, decidiendo dirigirse con el bergantín a Veracruz y la goleta como pudo arribó al puerto de Campeche, llegando el resto de ellas al de la Habana.

El bergantín Saeta arribó a Veracruz el 29 de abril, desde aquí envió su informe al virrey don Miguel José de Azanza en la Habana, haciéndole saber de la presencia sobre el canal de Bahamas en el cabo de San Antonio una división británica de tres a cuatro navíos.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

http://www.todoavante.es/index.php?title=1799_Apresamiento_m%C3%BAltiple_en_las_Antillas

About the author

Comments

Comments are closed.