Arsenal de Cartagena 1746

Posted By on 5 agosto, 2020

Don Juan José Navarro al estar inactivo, no se le ocurrió otra cosa que inspeccionar la dársena del puerto, en febrero de 1746 envió al Rey un proyecto, para organizar en este puerto y dotarlo de todo lo necesario, para convertirlo en una base con su Arsenal de los mejores existentes, por estar muy bien protegido de mares y vientos, siendo en sí un inmejorable lugar; el Rey muy contento le ordenó formar una Junta de expertos para ver las posibilidades y el gasto, reunida ésta se dieron cuenta que no era la mejor distribución, por lo que de nuevo se le envío otro proyecto que lo convertiría y ofrecería: «…a la Marina moderna el arsenal más completo del mundo.»

Para no extendernos en demasía, resumimos lo que en su día dijo don José de Vargas Ponce al respecto de la idea del Arsenal: «…era así que todo lo proyectado se limitaba a encerrar la dársena en la última parte del puerto, invernáculo donde solían aconchar las galeras. Este rincón, dominado de montes que lo cobijan baxo tiro de fusil, además de tan grave padrastro y el de su estrechez, dexaba contiguo el funesto almajar y sus pestíferos vapores: pedía multiplicados y lejanos puntos de defensa, y en nada contribuía a la de la ciudad. Hecha, empero, la dársena, en el almajar mismo, dándole comunicación un canal con lo que es dársena hoy y entonces quedaba puerto, desaparecían todos aquellos inconvenientes y obstáculos, trocados en muchas más ventajas y de las más apetecibles. La nueva balsa quedaba capaz de 50 navíos de línea; y de centenares de buques mercantes; aislado el puerto y libre de todo padrastro y de cualquier insulto hostil; defendida la ciudad de ataques terrestres, constituyéndola como inexpugnable por tierra, y, sobre todo, desaparecía el funesto almajar. A más, se duplicaba también la extensión del ancladero, pudiendo estar con total independencia varias escuadras»

Fue pasando el tiempo y la falta de dinero impedía avanzar, así Navarro con sus pocos medios fue realizando algunas mejoras; el día 1 de marzo de 1748 se le nombró Comandante General del Departamento de Cartagena, desembarcando del mando de la escuadra, siendo en ésta época cuando más pudo realizar su obra, hasta que enterado el marqués de la Ensenada en 1749 envió al capitán de navío don Antonio de Ulloa, quien en unión del ingeniero del Arsenal Feringan desarrollaron un nuevo proyecto, donde dieron entrada a don Juan José, quien al final de él, dio un voto de idea añadido aceptado por los dos compañeros y así se elevó al Rey.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.