D-21 Lepanto

Posted By on 14 mayo, 2022

D-21 Lepanto en su primera época. Casaú. Cartagena. Todoavante.

Era un destructor USA de la clase Fletcher donde fue bautizado Capps DD-550, al ser recibido se le numero con el 42, más tarde paso a ser el del numeral de este historial.

Construido en Gulf Shipbuilding, Chickasaw, Estado de Alabama. Comenzó su construcción al poner su quilla el 12 de junio de 1941, botado el 31 de mayo de 1942 y entregado a la US Navy el 23 de junio de 1943.

Características: Desplazamiento: 3.050 t. Dimensiones: Eslora: 114,173 m. por 12’11 de manga, puntal: 7,20 m. y calado medio, de 5,56 m. Maquina: 2 turbinas Allis Chalmers, con engranajes de doble reducción y tipo doble helicoidal FALK, alimentadas por 4 calderas Babcock-Wilcox, dando un máximo de 66.000 CV.; con 2 hélices tripalas. Combustible: fuelóleo 650 t. Velocidad: máxima 35 nudos y económica 16. Autonomía: 4.700 millas a 13 nudos, 4.400 a 15, 1.260 a 30 y a 35, 860.

Protección: Lateral 19 mm, sala de máquinas y cubierta 13 mm.

Armamento: 5 cañones  de 127/38 mm Mk 30 DP; 6 cañones Mk-1 Bofors de 40/60 mm, en afuste dobles y 6 Oerlikon 20/70 mm; 5 tubos lanzatorpedos de 533 mm; 2 canastas Mk 4 para torpedos ASW Mk 32 de 325 mm; 2 Erizos Mk 11 ASW; 6 morteros Mk 6; 2 varadero Mk3 para para cargas de profundidad Mk 9 y Mk 6.

Planta eléctrica: 2 grupos turbogeneradores General Electric de 250 KW cada uno, un grupo de emergencia diésel-eléctrico de 100 KW (motor diésel General Motors 3-26 y generador General Electric).

Electrónica: Radar aéreo AN/SPS-6C aéreo; AN/SPS-10 de superficie. Dirección de tiro: Mk 37 con radar Mk 25 (127 mm), Mk 56 con radar Mk 35 (76,2 mm), 2 Mk 63 con radar SPG-34 (76,2 mm) y Mk 27 para torpedos. Sonar: SQS-4 casco. Tripulación, 281 efectivos.

El Capps DD 550, permaneció según las necesidades durante la Segunda Guerra Mundial entre los océanos Atlántico y Pacífico. Su nombre era en memoria de un oficial e ingeniero naval de distinguida ejecutoria en los organismos técnicos de la US Navy, y que por cierto estuvo presente en el combate de Cavite (1 de mayo de 1898) con la escuadra del almirante Dewey, el destructor quedó alistado a mediados de 1943, pasando a desarrollar sus primeras misiones bélicas en aguas noruegas, participando en incursiones contra el tráfico de mineral hacia puertos alemanes y en escolta de los convoyes destinados a la Unión Soviética.

A comienzos de 1944, pasó destinado al Pacífico, donde desarrolló una intensa actividad en cometidos de protección y escolta antiaérea y antisubmarina, participando durante ese año en las operaciones sobre las islas Marshall, Marianas, Carolinas y Filipinas, casi al finalizar la guerra en 1945 intervino con gran intensidad en los asaltos a Iwo Jima y Okinawa, resultando intacto pese a ser objeto de atención por parte de los kamikazes japoneses.

Al finalizar la guerra, fue declarado excedente para las necesidades de la US Navy, como muchos de sus hermanos de serie, quedando fondeado en Long Beach (California) desde el 15 de enero de 1947 en situación de reserva.

Tras las conversaciones mantenidas entre el presidente de USA, Dwight D. Eisenhower con el Jefe del Estado español, se firmaron en Madrid el 23 de septiembre de 1953, los pactos ejecutivos de éste nombre, (no llegó a ser un Tratado, porque la mayoría del Senado USA, era contraria a este proceder) por ello se establecían cuatro bases norteamericanas en España, más una ayuda económica y militar, ésta se tradujo en la cesión por préstamo de cinco años, de los destructores de esta serie más otros materiales para los tres Ejércitos, para en este caso concreto reforzar la Marina de Guerra española, entre otros tipos de buques, por ello fue reacondicionado en San Francisco, California, y transferido a la Armada Española el 15 de Mayo de 1957. Su nombre conmemoraba el famoso combate naval del siglo XVI, contra el poder otomano.

Por esta razón fueron embarcadas sus dotación en los minadores Vulcano y Marte, (por ir las dos dotaciones, para recibir al mismo tiempo el destructor hermano de éste, Almirante Ferrándiz) como era la primera entrega embarco en el primero el ministro de Marina almirante don Felipe José Abárzuza y Oliva, al ser entrenadas las dotaciones, con los nuevos buques, y llevar a cabo el acto de entrega oficial, acudió el embajador de España en Estados Unidos, don José María de Areilza y Martínez-Rodas, dando mayor esplendor al acto, ya listos para su salida con rumbo a la península, embarco el Ministro en éste zarpando el 23 de julio de 1957, con rumbo a cruzar el canal de Panamá, arribando a Cartagena, donde fue asignado al CIAF como destructor contra-submarino, asignándole el numeral 42, por la riada sucedida en Valencia, el 14 de octubre pasó a ésta capital para prestar su apoyo, el 3 de noviembre estaba en Palma de Mallorca, formando parte de la Flota, cuando se sufrió el tema de Ifni.

Para poder atender las necesidades propias de defensa, se formaron  tres agrupaciones, quedando incorporado a la C, compuesta por éste, el Almirante Ferrándiz y Meteoro, destinada a Cartagena en espera de noticias, al no ser necesarios permaneció continuaron en su base, el 30 de junio zarpa de Cartagena, junto al Ferrandiz para trasladar a Nápoles al ministro de Marina almirante don Felipe José Abárzuza y Oliva, donde entró el 1 de julio, regresando al finalizar las conversaciones a Cartagena, donde se recibe la orden del Ministro del 10 de noviembre seguido, quedando incorporado a la 2ª Flotilla de Destructores anti-submarinos.

Hasta que al adaptarse la Marina de Guerra Española al sistema de numeración de la OTAN, aunque no se pertenecía a esta organización, en enero de 1960 le fue cambiado el numeral, por el D-21. El mismo año se le modernizo con los sistemas de radar ya descritos arriba y se le cambio el palo por uno trípode; era normal que de vez en cuando saliera de su base para formar las nuevas incorporaciones, por los constantes cambios obligados de dotaciones, por el problema de los reemplazos de la mili obligatoria y a su vez quedó incorporado a la 21 Escuadrilla de Destructores, con base en Cartagena.

Entre el 11 y 19 de diciembre de 1961, participa en Malta en el ejercicio hispano-británico SPANEX 3; el 4 de enero de 1962, junto al resto de sus compañeros, se abandona la designación de “destructores contra-submarinos” quedando en Destructor. Como era normal, prosiguió con sus maniobras, tanto nacionales como con buques extranjeros.

D-21 Lepanto, con su nuevo palo trípode y nuevos radares. Autor desconocido.

El 1 de abril de 1966, queda en situación especial, por sufrir nuevas incorporaciones en sus sistemas de combate y armamento, embarcando un nuevo sonar AN/SQS-29/32, 2 canastas Lanza-Torpedos tipo MK-4 mod.2, para torpedos contra-submarinos buscadores MK-32, 6 morteros MK-6-1.

En febrero de 1971 en una de sus salidas en aguas de Cartagena, para las mencionadas maniobras particulares de instrucción, por una falsa maniobra se aborda con el petrolero Vilja Oslo, de bandera noruega, sufriendo graves destrozos en su proa, lo que le dejo en dique seco unos meses.

Después de varias firmas de renovación del préstamo, la Marina pudo comprar el buque en propiedad, por un precio simbólico el 1 de octubre de 1972, cuando ya realmente no era una unidad totalmente moderna, al igual que sus cuatro compañeros.

El 1 de noviembre de 1975, por los sucesos de la Marcha Verde (curioso nombre) con la amenaza de Marruecos de incorporar a su territorio el Sahara español, es movilizado en situación de “guerra”, para incorporarse a las unidades en las islas Canarias, en prevención de un posible estallido de guerra con el país norteafricano, pero como nada raro sucedió, al concluir la entrega del territorio, regresó a su base en Cartagena, junto a sus hermanos, que formaban la escuadrilla, más conocida popularmente, como Los Cinco Latinos.

En abril de 1977, en el transcurso de las maniobras Phiblex A-77, por un error en la apreciación del radar, embarrancó en la costa de Almería a la altura de Carboneras, sufriendo averías en el sonar, casco y hélices, a pesar de ello al no estar muy castigado se le pudo sacar de tan penosa situación, con la inestimable ayuda de los remolcadores, logrando ponerlo a flote y asegurar su estanqueidad, pasando a ser remolcado hasta estar seguro en su puerto base.

El 11 de enero de 1978, zarpó de Cartagena junto a la fragata Extremadura y el destructor Almirante Valdés de su misma clase con rumbo a Barcelona para participar en la inauguración del Salón Náutico Internacional. El 9 de agosto seguido, participó en ejercicios antisubmarinos en aguas de Cartagena junto con la fragata Extremadura, el destructor Roger de Lauria, el portaaviones Dédalo y el submarino estadounidense USS Shark. En octubre siguiente, participó en el rescate de los tripulantes del pesquero onubense Génesis, ametrallado cuando faenaba en aguas del banco sahariano, a unas seis millas de cabo Levén, al parecer por efectivos del Frente Polisario, o quizás del mismo ejército de Marruecos, por la cesión de España de ese territorio al país.

Decir que la Armada tenía por costumbre, realizar al menos dos maniobras por Departamento anuales, a ello se sumaba la digamos general en la que participaban, parte de todos ellos, así como el apoyo al desembarco por maniobras de la Infantería de Marina, a parte las comisiones particulares de cada unidad, resultando que al final del año, se había navegado de promedio, en torno a 90 días por buque, entre estas y las participaciones con otros países, de las cuales algunas se mencionan.

Desde el año 1980 fue transferido a las Fuerzas de Vigilancia Marítima, la cual por falta de buques patrulleros, se iban destinando otros que ya no eran efectivos dentro de la Armada, como buques de la FUVIMAR, (Fuerzas de Vigilancia Marítima), pasando por ello a prestar sus servicios como patrullero de altura, en la zona Marítima del Cantábrico con base en Ferrol, de donde se le enviaba por causar baja o mantenimiento de otros buques a la Zona Marítima de Canarias, pero sobre todo frente a las aguas del Sahara ya en poder de Marruecos y el constante encontronazo por las aguas territoriales entre ambos países.

El 12 de diciembre de 1983, cuando se encontraba fondeado en el Arsenal de Ferrol, sufrió un incendio que se inició en la cocina y afectó fundamentalmente a la zona de camarotes, y tras 5 largas horas pudo ser controlado.

Por sus muchos años de servicio y comenzando a fallar hasta la máquina, decidió el AJEMA darlo de baja en la LOBA el 31 de diciembre de 1985, más tarde fue desarmado y vendido para desguace.

Bibliografía:

Anca Alamiño, Alejandro. Buques de la Armada Española del siglo XX. Ministerio de Defensa. Madrid 2008.

Coello Lillo, Juan Luis: Buques de la Armada Española, los años de la postguerra. Aldaba. 1995.

Coello Lillo, Juan Luis: Buques de la Armada Española. La ayuda Americana y el programa de modernización. Aldaba. Curiosamente sin año de edición.

Fernández Núñez, Pedro. Mosquera Gómez, José María y Budiño Carlés, José Manuel. Buques de la Armada Española-Historiales 1700-2014. Instituto de Historia y Cultura Naval. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2014.

Jane’s Fighting Ships 1961-62. Raymon V.B. Blackman. Sampson Low, Marston & Co. Ltd.

Ricardo Álvarez-Maldonado Muela: Crónica de la Armada Española (1939-1997). Empresa Nacional Bazán 1997. Edición no Comercial.

Salgado Alba, Jesús.: El Buque de Escolta en la Armada Española. Colección Bazán. Madrid, 1989.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.