Biografía de don Juan Fernández Ladrilleros

Posted By on 21 julio, 2011

Biografía de don Juan Fernández Ladrilleros

Navegante, explorador español del siglo XVI.

Nació en Palos de Moguer, por los años de 1505.

En el año de 1535, después de estudiar astrología, navegación y cosmografía, se examinó en la Casa de Contratación, obteniendo el título de Piloto de la Carrera de Indias.

Este piloto de la mar, comenzó a destacar en los combates que hubieron en el virreinato del Perú, por el año de 1537, demostrando como era natural en la época sus buenas maneras, tanto a bordo como en tierra manejando la espada.

También se sabe, que participó como jefe de la flota del virrey García Hurtado de Mendoza, cuando éste fue contra los araucanos, pues se pudo efectuar el desembarco de las tropas, gracias a su pericia marinera, zarpando de el Callao el día dos de febrero de 1557, arribando a Coquimbo, continuando viaje a la isla Quiriquina y desde ésta pasó a Valdivia.

Se reafirma todo esto por existir un documento que habla de él, cuando en el año de 1540, el rey Carlos I, recibe una comunicación de don Pascual de Andagoya, en la que se hace referencia a él.

« Es el hombre de más verdad, ciencia y habilidad que había encontrado, acreditándolo la figura o mapa que había formado de toda la Tierra-Firme y del Perú, en mar y tierra, que con descripción unida remitía para S. M. no fuere engañado con falsas relaciones »

Provocada ésta por haber zarpado en el año de 1539 al mando de cinco velas, con las que bojeando la costa descubrió y bautizo a la bahía de la Cruz, prosiguiendo su viaje y ya a principios del propio año de 1540 fundó la población de Buenaventura en la actual Colombia.

Con estas referencias, el virrey del Perú en el año de 1541, le ordenó se formara una expedición, con la intención de saber que había o se podía descubrir, desde Valdivia al extremo más al Sur del continente.

Se puso a trabajar reuniendo a los pilotos Hernán Gallego y Pedro Gallego, que al frente de las naos San Luis y San Sebastián, levaron anclas y largaron velas desde el puerto de Valdivia el día diecisiete de noviembre del año de 1557, para ir recorriendo la costa, ya que habían pasado diecisiete años de la última vez, que se había pasado por el estrecho de Magallanes.

Pues al haber sucedido tantos desastres, en las últimas expediciones, hacía ese tiempo que no se había intentado pasarlo de nuevo, por lo que aprovechó el viaje, siempre en dirección Sur para ir levantando al menos los contornos donde poder refugiarse, en caso de sufrir graves averías.

Al arribar al estrecho, él mismo se equivocó en tres ocasiones, pero no fue en balde, ya que levanto sendos planos de sus errores, lo que después benefició a muchos otros que le siguieron.

Por lo que al cuarto intento encontró el buen rumbo, pero además por donde nunca se había intentado, de Oeste a Este, consiguió embocar el estrecho, arribando al puerto de Nuestra Señora de los Remedios, donde llegó a finales del mes de marzo y permaneció el él, hasta el día veintidós de julio.

Zarpó en esta fecha y prosiguió sus reconocimientos, levantando planos, consiguiendo salir al Atlántico. Al conseguir su objetivo, no le importó volver a penetrar en el estrecho, para repasarlo de Este a Oeste, así le vería las dos caras para poderlo observar, de lo cual levantó también planos, para facilitar el acceso desde el Este.

En el derrotero escrito por él, llega a afirmar: « que de Sur a Norte (o sea, desde el Pacífico al Atlántico), con buen tiempo, se podía atravesar en seis o siete días »

Lo malo de esta expedición, fue que al permanecer tanto tiempo en parajes inhóspitos y con pocas probabilidades de poder descansar, y hacer acopió de alimentos frescos, se declaró y propagó el escorbuto, por lo que según dicen, consiguieron regresar a Valdivia, pero en las naos solo viajan tres o cuatro hombres.

Lo que demuestra que alguien le quería mal, pues con tan exigua  dotación, a nuestro entender es algo muy complicado poder mantener el rumbo y el aparejo adecuado, en aquellas naves que solían necesitar muchos brazos. Pero esto es lo que nos cuentan.

Esta expedición lo que si dejo fuera de toda duda, por el manuscrito y sus detalles, que fueron constatados después, es que si se podía realizar la navegación en los dos sentidos del estrecho, deshaciendo el mal entendido hasta entonces manifiesto, de que era imposible el navegar de occidente a oriente por él.

Prácticamente aquí se le pierde la pista y se le encuentra ya, como comendero en la ciudad de Chuquiago, diciendo de él un autor, que: « era sujeto anciano, por extremo práctico en las cosas de la mar »

Y que una vez realizado esto, prosiguió rumbo al Sur, al mando de dos de las naos.

Por último, se sabe que en el año de 1574, continuaba navegando por el océano Pacífico. Hay una fuente que dice que debió de fallecer entorno al año de 1582, no es de extrañar que al verle ya se la llamara « era sujeto anciano », ya que si la fecha de nacimiento es correcta, debía de estar cercano a los 75 años nada fáciles de alcanzar en aquel siglo.

Estas son sus últimas noticias, por lo que seguro, será uno más de los españoles, que a saber sonde se encuentra, o como muchos otros, tiene la tumba más grande del planeta; las aguas del océano Pacífico.

Las obras que se conservan de él son: « Relación de los viajes y descubrimientos en que se había hallado por los mares del norte y del sur desde el año de 1535 que fué examinado de piloto en Sevilla. Habiendo hecho antes once viajes de España á las Indias. Y la noticia de las islas, puertos, rios y bahías donde pueden surgir navíos y armadas desde las islas de Navidad en 500 leguas de costa hácia las de poniente »

« Relación del viaje que hizo hasta el estrecho de Magallanes en el año de 1558, desde Valparaíso, con los navíos San Luis, en que él iba y San Sebastián en que iba Cortés Ojea, siendo sus pilotos Hernando y Diego Gallego » Se describe los puertos, bahías, canales, cabos, islas, bajos, etc., desde Valdivia hasta la boca del estrecho, de donde se restituyó á Valparaíso: y expresa los tiempos que reinan en todas las estaciones del año, navegaciones que ha de hacerse, y cuando, ya de Valparaíso al estrecho, ya dentro de él, y ya yendo de España á salir por el mismo al mar del sur.

« Declaración que hizo, por mandado del presidente de la Real Audiencia de Guadalajara á 13 de diciembre de 1574, sobre navíos que se habian visto por la costa de Compostela en la mar del sur »

De la « Relación del viaje » es copia que se guarda en el Legajo de « Cartas y consultas », en la que al principio está escrito: « El original se dió á Aguirre para llevar al Consejo en 25 de mayo de 1573 » De los otros dos documentos se encuentran en el Legajo 6.º de « Descripciones y poblaciones de Indias, traidos de Simancas » Y de todos ellos hay copias en el Depósito Hidrográfico en los tomos 15 y 20 de manuscritos.

En otras fuentes se le atribuye el fallecimiento en el año de 1558, al regresar del viaje al Estrecho, pero esto queda desechado al existir su  escrito de la Declaración que hizo por mandado del presidente de la Real Audiencia de Guadalajara el día 13 de de diciembre del año de 1574.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga, 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Fernández Álvarez, Manuel.: Corpus Documental de Carlos V. Espasa. Madrid, 2003.

Fernández de Navarrete, Martín.: Biblioteca Marítima Española. Obra póstuma. Imprenta de la Viuda de Calero. Madrid, 1851.

Toreno, Conde de.: Cartas de Indias. Biblioteca de Autores Españoles. Madrid, 1974. Tres tomos.

Copilada por Todoavante.

About the author

Comments

Comments are closed.