Navío Castilla 1751

Posted By on 24 agosto, 2011

Construido según el sistema de construcción de Gaztañeta en los astilleros de astilleros de Esteiro, en Ferrol, y botado en 1751. Armado con 64 cañones. Por el año de su puesta en quilla y que sus maderas fueron cortadas con las medidas del ingeniero constructor don Cipriano Autrán, todo indica que fue realizado por el sistema de construcción español, ó de Gaztañeta. Paralizadas las obras, se encargó las mismas al ingeniero Ricardo Rooth con el sistema inglés ó de Jorge Juan, al igual que otros navíos iniciados en el astillero de Esteiro.

Desde su entrega a la Armada hasta 1755 forma parte de una división compuesta por el navío Europa, las fragatas Aurora y Bizarra y el paquebote Diligente, al mando del capitán de navío don Gutierre de Hevia y Valdés, que sustituye a don José de Rojas como comandante de la escuadra de la Habana, para combatir el corso y el comercio ilícito en el seno mejicano, además de repartir el situado de los presidios.

En 1753 son sustituidos los navíos Castilla y Europa en sus comisiones por otros dos navíos llegados de la Península. El 6 de abril de 1755 zarpa de la Habana con el navío Europa, el paquebote Júpiter, el navío de registro Dragón, los paquebotes mercantes Mercurio, Marte y otros buques. Pasando el Canal de Bahama se separa el convoy, que estaba al mando del capitán del navío don Gutierre de Hevia, y los cuatro primeros buques entran en Cádiz el 12 de junio, desembarcando 8.311.994 pesos.

Entre mayo de 1756 y marzo de 1757 estuvo realizando misiones de corso en aguas del estrecho y mar Mediterráneo. Con el navío España cruzó en 1757 sobre los cabos de San Vicente y Santa María. Realizó otras comisiones de transporte de tropas a Canarias y Ceuta.

A primeros de abril de 1759 estaba al mando del capitán de fragata don Pedro Castejón, marqués González Castejón. El día 20 de ese mes zarpa de Cartagena escoltado tres embarcaciones con pólvora para Cádiz y Ferrol. Regresó al Mediterráneo escoltado un convoy de doce naves a Barcelona con los regimientos de infantería de Ultonio e Irlanda a bordo. Regresa a Cartagena el 11 de noviembre con la captura de una urca holandesa sospechosa de hacer comercio con Argel.

Zarpa de Cartagena rumbo a Cádiz el 27 de noviembre. A finales de marzo de 1760 se encuentra en la bahía de Cádiz. El 7 de septiembre de 1760, al mando del capitán de navío don Francisco María Espínola, zarpó de Cádiz con la comitiva del nuevo virrey de Nueva Granada don Pedro Mesía de la Cerda y Cárcamo, marqués de la Vega de Armijo, rumbo a Cartagena de Indias, llegando al citado puerto el 28 de octubre del mismo año. Llevaba a bordo al botánico don José Celestino Mutis. Zarpó con la fragata Jasón y el paquebote Júpiter dando escolta a cinco buques de registro.

En 1761 se encontraba en Cartagena de Indias y es enviado a la Habana, siendo sustituido en Cartagena de Indias por el navío Neptuno, de acuerdo con las órdenes de mudar anualmente un navío de cada una de las dos escuadras.

En junio de 1762, durante el ataque británico a la Habana, se encontraba con el navío Vencedor en la bahía de Campeche. Había zarpado de la Habana con este navío el 14 de mayo para escoltar hasta el puerto cubano desde la sonda de la Tortuga al navío Tridente y a la fragata Águila, que llegaban de Veracruz al mando de don Juan Ponce. Al tener noticias del bloqueo de la Habana por los británicos, tuvieron que retirarse a Veracruz.

Zarpa de Veracruz el 20 de mayo de 1763 y el 30 de julio de ese año regresa a Cádiz formando convoy con los buques de guerra Vencedor, Tridente, Arrogante, fragata San Esteban, y cuatro mercantes, llevando a bordo diversos géneros y 13.434.044 pesos fuertes.

En noviembre de 1763, acabada la guerra con los británicos, se encontraba en la bahía de Cádiz. A mediados de 1764 es carenado en firme en el arsenal de La Carraca. En 1765 zarpa de Cádiz al mando de don Alejo Rubalcava y entra en Cartagena de Indias con la urca San Juan y tres fragatas. Releva al navío Brillante en Cartagena de Indias y lleva oficiales y marinería para los nuevos navíos construidos en la Habana.

En noviembre de 1766 se incorpora a la Flota de Nueva España del cargo del jefe de escuadra don Agustín de Idiaquez. Zarpan de Veracruz el 19 de noviembre para hacer escala en la Habana el 14 de diciembre. Zarpa con la Flota de la Habana el 12 de enero de 1767 y entran en Cádiz el 13 de marzo.

En 1767 zarpa de Cádiz al mando de don José Ponce de León con las fragatas Astrea y Palas para llevar azogues a Veracruz. Quedó varado en Cartagena de Indias sobre el bajo de la Sabanilla y se estudió si darlo de baja o enviarlo a Veracruz con azogues para luego darlo de baja en la Habana. En 1768 muere en Veracruz su comandante, regresando a Cádiz al mando de don José Ruiz Górdon en conserva de la fragata Palas y una fragata mercante.

Al primeros de 1769 se encontraba en la Habana al mando del capitán de navío don Juan Manuel Pérez de Alderete, cuando es nombrado comandante interino de la escuadra de la Habana, pasando posteriormente a Cádiz. En 1769 se encuentra desarmado en Cádiz, al mando del capitán de fragata don Juan Lombardón.

En 1769 zarpa de Cádiz al mando del capitán de navío don Manuel Pérez de Alderete, marqués de Casinas, con las urcas Peregrina y San Antonio para llevar azogues a Veracruz. La tarde del 30 de noviembre de 1771, cuando estaba preparado para levar anclas, comenzó un furioso temporal del norte, y a las doce de la noche rompió sus amarras, arrastrándolo hasta el bajo de los Hornos. Su comandante y su segundo se encontraban en tierra realizando los últimos preparativos para zarpar. El único oficial a bordo, el teniente de navío Tejada salvó por sus disposiciones tomadas a toda la tripulación y al cargamento que tenía embarcado.

Al mediodía del 1º de diciembre se acercó la lancha de una fragata con la que se pudo salvar a la tripulación, después de repetidos viajes que duraron hasta las doce de esa noche. Durante todo el mes de diciembre continuó el mal tiempo y el Castilla se iba desmenuzando, pero se consiguió rescatar de sus bodegas 885 zurrones de grana, 100 de cacao, 5 cajones de vainilla y 8.860 planchas de cobre, además de la artillería y pertrechos. Todos estos efectos y la plata que aún no se había embarcado en el Castilla, fue llevada a la Habana en los navíos mercantes San Nicolás y Begoña, fletados por el marqués de Casinas, mientras el batallón de infantería de Flandes lo hizo en las urcas San Carlos y San Juan.

A primeros de febrero de 1772 salieron rumbo a la Habana escoltados por las fragatas Juno, Perla y Dorada, que al efecto habían llegado de la Habana. El marqués de Casinas fue absuelto en el consejo de guerra celebrado el 15 de junio de 1772 en Cádiz.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 24, 17 de junio de 1755, páginas 191 y 192.

A. G. I. Contratación, 1663.

A. G. I. Contratación, 5503, N.1, R.8.

A. G. I. Contratación, 5514, N.1, R.5. Cádiz, 15 de Enero de 1770.

Fernández Duro, Cesáreo.: Naufragios de la Armada española. Madrid, 1867.

Fernández de Navarrete, Martín.: Colección de opúsculos. Tomo I. Madrid, 1848.

González de Canales, Fernando.: Galería de capitanes generales de la Armada. Félix Ignacio de Tejada y Suárez de Lara. Revista General de Marina. Mayo 2001.

Manera Regueyra, Enrique.: La política naval española del rey Carlos III. Revista General de Marina. Agosto 1986.

Parcero Torre, Celia María.: La pérdida de la Habana y las reformas borbónicas en Cuba (1760-1773). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura, 1998.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Quintero González, José.: La Carraca. El primer arsenal ilustrado español (1717-1776) Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2004.

Vega Blasco, Antonio de la.: La infraestructura naval del Siglo de las Luces. Revista de Historia Naval. Año 2000, nº 71.

Compilada por Santiago Gómez.

About the author

Comments

Comments are closed.