Navío Castilla 1780

Posted By on 24 agosto, 2011

Construido en Ferrol por el sistema de construcción de Francisco Gautier. Artillado con 60 cañones, de 18, 12 y 6 libras de calibre, con las siguientes dimensiones: eslora de 168 pies y 9 pulgadas y 1/3, manga de 46 pies y 9 pulgadas y 1/3, puntal de 22 pies y 2 pulgadas y ¾. Estaba bajo la advocación de San Félix de Cantalicio.

Su primer mando lo obtuvo el capitán de navío don Juan Quindós y Pardo, con el que realizó muchas campañas desde el 21 de agosto de 1780 y el final de la guerra. Con la escuadra del teniente general don Luis de Córdoba estuvo en el verano de 1781 en la segunda campaña del Canal de la Mancha, cuando era su segundo el teniente de navío don José Adorno. Tras realizar una tercera campaña en el Canal en el verano de 1782, llegó a Ferrol, pasando después a Cádiz.

El 21 de octubre de 1782 estuvo en la batalla del cabo Espartel con la escuadra de Córdoba contra la británica de Howe, mandado por el capitán Quindós. En enero de 1783 formó parte de la escuadra que iba a zarpar de Cádiz con destino a la ocupación de Jamaica, escuadra al mando del conde de Estaing, mandando este navío el capitán de navío don Federico Gravina y Nápoli, empresa que se suspendió al firmarse los preliminares de paz de Versalles el 20 de enero de 1783.

El 1º de septiembre de 1783 es puesto al mando del capitán de navío don Nicolás Estrada. Este comandante estuvo al mando de la división formada por este navío, el Miño y las fragatas Balbina y Bibiana para conducir de Cádiz a Puerto Rico al regimiento de infantería de Cantabria, zarpando de Cádiz en diciembre de ese año.

En 1785, al mando del capitán de navío don José Adorno, zarpa de Cádiz con tropas (500 soldados) destinadas a la Habana y 4.000 quintales de azogue para Veracruz. Regresa a Cádiz con caudales.

El 15 de febrero de 1788 vuelve a zarpar de Cádiz rumbo a la Habana con tropas. En junio de 1788 zarpa de Veracruz rumbo a la Habana para hacer escala en su pasaje a Cádiz. Regresa a Cádiz en el mes de octubre de ese año.

Habiendo realizado una nueva travesía del Atlántico para llevar tropas a la isla de Cuba, salió de la Habana el 16 de enero y regresó a Cádiz el 23 de marzo de 1790 en compañía del navío San Ramón. El capitán Adorno desembarcó el 1º de julio de 1790 al haber sido nombrado el 24 de junio un nuevo comandante, el capitán de navío don Nicolás Estrada.

Salió de nuevo para la América septentrional, tocando en los puertos de Tenerife, Puerto Rico, Habana, Veracruz, La Guaira y Cartagena de Indias. Zarpa de la Habana rumbo a Cádiz el 25 de noviembre de 1790 con los caudales que había dejado en el puerto el navío Asia. A mediados de enero de 1791 se encontraba en la Habana, zarpando con caudales y tropas rumbo a Cádiz con los navíos Asia, Miño y Soberano.

Durante la guerra contra los franceses, comenzada en 1793, estuvo patrullando el litoral caribeño y protegiendo el tráfico entre Veracruz y la Habana con los bergantines Saeta y Volador y la goleta Flor de Mar. El 28 de abril de 1799 zarpa de Ferrol con la escuadra del teniente general don Francisco Javier de Melgarejo y Rojas rumbo al puerto francés de Rochefort, regresando al puerto gallego en noviembre del mismo año. Durante el ataque de la escuadra británica al puerto de Ferrol en agosto de 1800, se encontraba en la dársena, desarmado.

Al comenzar una nueva guerra con Gran Bretaña en diciembre de 1804, el Castilla se encontraba en Cádiz con la escuadra al mando del teniente general don Federico Gravina, al mando del capitán don José Cayetano García de Quevedo desde el 16 de febrero al 1 de julio, terminando su armamento en el mes de agosto.

A partir del 1º de julio es mandado por el capitán de fragata don Pedro de Mesa Baulen. Al llegar la escuadra combinada a Cádiz el 20 de agosto, se decide desarmarlo por sus malas condiciones para la navegación y su tripulación es repartida entre el resto de los navíos.

El 7 de enero de 1806 es puesto al mando del capitán de navío don Salvador Meléndez Bruna, entrando en el arsenal para desarmar en el mes de octubre, continuando al mando del mismo comandante hasta el 18 de febrero de 1809, que por Real Orden le concedió S. M. la capitanía general de Puerto Rico.

El 10 de junio de 1808 se ordena por Real Decreto hacerle una recorrida en Cádiz y aprestarlo para el servicio. Ese mismo año es convertido en pontón para los marinos prisioneros franceses de Cádiz y los prisioneros de la batalla de Bailén.

El 22 de febrero atracó al costado del pontón Castilla una nave aljibe para suministrar agua. Algunos prisioneros franceses bajaron al aljibe para ayudar en la maniobra. A la señal de uno de ellos redujeron al centinela y arrojaron por la borda a los tripulantes españoles. Izaron la vela y con el favor del viento comenzaron a alejarse, aunque la huida fue bajo los disparos que causaron un muerto. Gobernando entre los mercantes, escudándose en ellos, consiguieron alejarse. Muchos tripulantes de los mercantes les jaleaban, sobre todo los británicos que alentaban con hurras a los que habían causado tan desaire a los españoles. Cuando se dirigían a Rota se cruzaron con un convoy de mercantes que entraban en Cádiz escoltados por una lancha cañonera. Su artillero, con la sorpresa del encuentro, olvidó cargar el cañón con bala y en el aljibe sólo cayó el taco. Soportaron los disparos de sus propios compatriotas que los disparaban desde la costa al creer que eran españoles.

La huida tuvo éxito y el oficial Grivel, cabecilla de los 35 huidos, llegó a ser felicitado por el mariscal Soult. El 15 de mayo de 1810, aprovechando un temporal, los alrededor de 600 prisioneros franceses que se encontraban a bordo rompen las amarras del navío y son llevados por el viento y las corrientes hacia la costa del Trocadero, ocupada por el ejército francés. Cuando el navío pontón se encontraba vacío fue incendiado por los británicos, consumiéndose hasta flor de agua esa misma noche.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 28. Cádiz, 26 de marzo de 1790, páginas 233 y 234. Publicado en Madrid el 6 de abril de 1790.

Archivo General de Simancas. SGU, LEG, 7222, 63. Joaquín de Maguna, subdirector interino del Montepío Militar. San Lorenzo, 20 de Octubre de 1788.

A.G.S. SGU, LEG, 7249, 50.

A.G.S. SGU, 6844, 129. Gobernador de la Habana don Luis de las Casas al conde Campo de Alange. Habana, 24 de noviembre de 1790.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones náuticas. A la mar madera. Tomo V. Ministerio de Defensa. Madrid, 1996.

Fernández Duro, Cesáreo.: Naufragios de la Armada española. Madrid, 1867.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Martínez-Valverde, Carlos.: La estrategia naval y anfibia en la guerra de la independencia española. Revista General de Marina. Mayo-junio 1960.

Miscelánea. Revista General de Marina. Junio, 2000.

Núñez Iglesias, Indalecio y Fernández Núñez, Pedro.: El coloquio de Brión. Museo Naval. Madrid, 1977.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Suárez, Federico.: Estudios de historia moderna y contemporánea. Ediciones Rialp. 1991.

Compilada por Santiago Gómez.

About the author

Comments

Comments are closed.