Navío Infante Don Pelayo

Posted By on 27 septiembre, 2011

Navío de 74 cañones, perteneciente a la serie de los Ildefonsinos. Más conocido como Pelayo. Comenzó su construcción en el astillero de la Habana en octubre de 1790 y es botado la mañana del 22 de diciembre de 1791. Medía 190 pies de eslora, 165 de quilla, 52 de manga, 25 de puntal y 26 de calado. Desplaza 1.642 toneladas de arqueo. A su entrada en servicio estaba artillado con 74 cañones, 28 de a 24 libras, 30 de a 18 y 16 de a 8 libras.

El 27 de diciembre de 1792 se hace a la vela en la Habana al mando del capitán de navío don Ambrosio José Justiniani y en conserva de la urca de guerra Santa Florentina. Entró en Cádiz el 4 de marzo de 1793 con caudales y otros géneros. En 1793 se encontraba armado en el departamento de Ferrol al mando del capitán de navío don Ambrosio José Justiniani.

Al comenzar la guerra con la República francesa en 1793 se encontraba en el departamento de Ferrol al mando del capitán de navío don Pedro Winthuyssen, siendo su segundo en el mando el capitán de fragata don Estanislao Juez Sarmiento. Con los buques al mando del jefe de escuadra don Francisco Javier Melgarejo, zarpa de Ferrol rumbo a Cádiz el 26 de febrero, desde donde vuelve a hacerse a la vela para incorporarse en Cartagena a la escuadra del teniente general don Francisco de Borja.

En marzo de 1793 zarpa de Cádiz para llevar tropas a Barcelona, incorporándose poco después a la escuadra de Borja en Cartagena. Con la escuadra de Borja participa en la campaña de Cerdeña, regresando a Cartagena el 8 de julio. El 14 de agosto entró en Cádiz donde comenzó su alistamiento para la siguiente comisión.

A finales de septiembre de 1793 llega a Túnez con la escuadra del brigadier don Pedro Autrán en una misión reservada. Regresa a Cartagena con la escuadra de Autrán el día 4 de marzo de 1794, pasando posteriormente a Cádiz. Incorporado a la escuadra del general Borja, zarpa de Cádiz el 21 de abril de 1794, regresando a puerto a primeros de mayo tras sufrir las inclemencias de un temporal.

El día 11 de agosto de 1794, incorporado de nuevo a la escuadra del teniente general don Francisco de Borja, comienza una campaña en las islas Azores, regresando poco después, el 26 de agosto, a la bahía de Cádiz. El 14 de septiembre de 1794, al mando del capitán Winthuyssen, zarpa de nuevo de Cádiz para realizar una nueva misión con la escuadra al mando de don José de Córdoba hasta su regreso al mismo puerto el 16 de noviembre de ese año. Esta escuadra estaba formada por seis navíos, dos fragatas y un bergantín. Tenían la misión de patrullar en aguas del cabo de San Vicente y escoltar a los buques que llegaban de América.

En los primeros meses de 1795 se incorpora a la escuadra del teniente general don Juan de Lángara en las operaciones contra los franceses en el Mediterráneo. El 30 de julio de 1795, cuando se encontraba la escuadra en Mahón, el teniente general don Juan de Lángara traslada su insignia del navío Reina Luisa al navío Infante Don Pelayo, entrando con este navío en Cádiz el 12 de agosto al ser nombrado capitán general del departamento de Cádiz.

El 26 de septiembre de 1796 sale de Cádiz con la escuadra del teniente general Lángara. El 14 de noviembre de 1796 es puesto al mando del capitán de navío don Cayetano Valdés y Flores. El 18 de diciembre zarpa de Cádiz con la escuadra de Lángara para realizar varios cruceros por las costas de Italia y Francia, entrando en los puertos de Tolón y Cartagena, donde la escuadra pasa a ser mandada por el teniente general don José de Córdoba y Ramos.

Al mando del capitán Valdés, zarpa de Cartagena el 2 de febrero de 1797 con la escuadra del teniente general Córdoba rumbo a Cádiz, participando el 14 de febrero de 1797 en la batalla naval del cabo de San Vicente contra la británica al mando del almirante John Jervis. En este combate de San Vicente, el Infante don Pelayo y su comandante Valdés tuvieron una intervención muy destacada. Sufrió la pérdida de cuatro muertos y cinco heridos. Con la escuadra de Córdoba entró en Cádiz el 3 de marzo, quedando la escuadra bloqueada por la británica de Jervis hasta el año 1799.

El 6 de febrero de 1798 efectuó una salida de Cádiz con la escuadra almando del teniente general don José de Mazarredo para perseguir a la escuadra británica, compuesta en ese momento por sólo nueve navíos. Al mando del capitán Valdés zarpa de Cádiz el 12 de mayo de 1799 con la escuadra al mando de Mazarredo para unirse en el Mediterráneo a la francesa salida de Brest al mando de Eustache Bruix. Las dos escuadras reunidas en Cartagena, pasan por Cádiz y posteriormente entran en el puerto de Brest el 18 de agosto, donde son bloqueados por unidades británicas hasta el final de la guerra.

El 1º de octubre de 1800 se firmó un nuevo tratado secreto de cooperación entre Francia y España en el palacio de San Ildefonso. Por este tratado el navío Infante Don Pelayo, al igual que otros cinco navíos, es entregado al gobierno francés perfectamente armado y pertrechado, siendo nombrado Desaix. Junto al navío Conquistador sería entregado a la Marina francesa en el puerto de Brest el 14 de marzo de 1802 y los dos navíos son destinados a servir de urcas para abastecer a la escuadra francesa en la expedición a Santo Domingo.

Según lo estipulado, sólo se debían entregar los cascos y el gobierno francés pagaría el valor de los cañones, arboladura y aparejos. Don Antonio de Córdoba, comandante de la escuadra española en Brest, se anticipó a las intenciones de Godoy, que el 20 de abril de 1802 le ordenó entregarlos armados y pertrechados. Se encontraba armado con 28 cañones de a 36 libras, 30 de a 24, 12 de a 8, 2 culebrinas de a 8 y 4 pedreros de a 4 libras. Dado de baja en la Armada francesa en 1804.

Bibliografía:

A.G.I. Correos, 275B, R. 10. Diario de navegación del paquebote “Colón”.

Gaceta de Madrid, nº 16, 24 de Febrero de 1792, p. 127.

Carlan, J. M.: Navíos en secuestro. La escuadra española del Océano en Brest (1799-1802). Instituto Histórico de Marina. CSIC. Madrid, 1951.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones náuticas. Tomo V. Madrid 1877, (facsímil). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 1996.

Fernández Duro, Cesáreo.: Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. Tomo VII. Museo Naval. Madrid, 1973.

González Fernández, Marcelino.: El navío Atlante y su curiosa historia. Revista General de Marina. Agosto-septiembre 2008.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero Fernández Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio publicaciones Universidad de La Coruña. Monografías, nº 59, 1998.

Núñez Iglesias, Indalecio, Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón. 2 Tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

René Aymes, Jean.: La guerra de España contra la Revolución Francesa (1793-1795). Instituto de Cultura “Juan Gil-Albert”. Diputación de Alicante, 1991.

Compilada por Santiago Gómez.

About the author

Comments

Comments are closed.