Biografía de don Martín Carlos de Mencos y Arbizu

Posted By on 18 octubre, 2011

Capitán general de Mar y Guerra.

Presidente de la Audiencia, gobernador y capitán general de Guatemala.

Caballero de la Orden Militar de Santiago.

Señor de Iriberri.

Vino al mundo en la población de Tafalla en el año 1597, al parecer en la casa-noble mandada levantar por su padre don León Mencos y López de Dicastillo; Señor de las Pechas de Ezcaba, y de su esposa, doña Marta de Arbizu y Díez de Aux-Armendariz.

En 1631 por Real cédula se le concede el grado de capitán de mar y guerra, un tiempo después se le concede su entrada en la Rea orden Militar de Santiago, como caballero.

En el año de 1634, existe un documento en la Colección de don Vargas Ponce, que dice: «Asiento formado con D. Martin Cárlos de Mencos en nombre del Marqués del Val para la fábrica de ocho navíos, á 17 ducados por tonelada, siendo de cuenta de la Hacienda la artillería, municiones y pertrechos»

Por Real cédula de 1638 se le nombra gobernador de la isla de Mahón, en 1639 se le asciende General de mar y guerra.

Se le otorga una compuesta por cinco galeones y seis urcas flamencas, que en unión a la del mando de José Peeters, con catorce fragatas de Dunquerque se enfrentaron en aguas del cabo de Gata el 2 de septiembre de 1643, contra una escuadra francesa, al mando de Armand de Maillé duque de Brézé, compuesta por veinticuatro buques y doce brulotes, en cuyo enfrentamiento se perdieron tres buques españoles, dos del porte de 30 cañones y una fragata de la escuadra de Dunquerque.

En 1644 y 45 estuvo al mando de una Flota de Nueva España. En 1648 se le otorga como capitán general el mando de la escuadra de Tierra Firme, pasando en 1650 a tomar el de la Escuadra de la Guarda de la Carrera de Indias, con esta navegó por todo el seno mejicano para expulsar a los piratas, regresando a la Península, donde se le otorgó el mando de la escuadra de Nápoles y en 1654 como general de la escuadra del Océano.

En 1658 se le nombra Presidente de la Audiencia, gobernador y capitán general de Guatemala, por lo que embarcó y se le transporto a Tierra Firme, arribando a Panamá a finales del mismo año.

En el viaje al parecer enfermaron varios de sus familiares que le acompañaban, llegando a fallecer alguno lo que le impido incorporarse a su destino en Guatemala hasta principios del año siguiente, donde se le recibió como a su cargo obligaba, celebrándose grandes fiestas, que al parecer se le recrimina, por ser la cifra de los gastos de dos mil pesos, aunque no se hizo nada especial y que no estuviera en las ordenanzas del protocolo.

A los pocos días de su llegada, decidió visitar todo el territorio a sus órdenes para averiguar en primera persona, la situación real de sus defensas, observando que era muy deficiente, lo que le llevó a poner en marcha un plan de reforzar las ya existentes y crear unas nuevas.

Pero por negativa de los miembros de la Junta de Guatemala, que se apoyaban en la falta de dinerario para llevar a efecto su plan, poco o nada se pudo hacer.

Por ello en 1665 unos corsarios ingleses consiguieron desembarcar y apoderarse de la ciudad de Granada, la cual fue saqueada a su estilo, pero nada pudo hacer Mencos por carecer de casi todo, pues por faltar, faltaban hasta soldados.

Viendo los enemigos de siempre lo fácil que resultaba atacar en aquella zona, al año siguiente de 1666 se presentaron ante Nicaragua la cual invadieron, pero en esta ocasión Mencos reunió todo lo que estaba a su alcance y hablando con el Gobernador de Nicaragua, don Sebastián Álvarez Alfonso Rosica de Galdas, se unieron las fuerzas de ambos y consiguieron no sin esfuerzo, reconquistar el fuerte de San Carlos baluarte que protegía la entrada de la ciudad, lo cual provocó una desbandada en los corsarios ingleses, consiguiendo así que abandonaran la plaza y varios de sus bastimentos pasando a ser utilizados por los españoles.

A pesar de las críticas que sobre él se vierten, sin duda alguna fue uno de los mejores en la Gobernación de Tierra Firme, siendo muy bien considerado su trabajo.

En el año de 1667, fue sustituido por otro Gobernador, regresando a la Península, en su permiso en el mismo año fundó el convento de las Concepcionistas de Tafalla. Al año siguiente de 1668 fue nombrado consejero de Guerra

Sabemos de su fallecimiento por el siguiente documento:

«El lunes 7 de octubre de 1669 llegó a esta ciudad (Tafalla) entre las 12 y 1 del día el general Don Martín Carlos de Mencos a comenzar la fábrica del Convento de monjas, aquella tarde se sintió enfermo y se echó a la cama, hasta el día 15 que fue martes, entre 5 y 6 de la mañana que murió y lo enterraron el miércoles a medio día, depositándolo en la capilla mayor de San Sebastián haciendo un grande hoyo pusieron una grande arca y en ella otra donde iba el difunto, forrada de terciopelo negro tachonado con clavos de Azofar, la cual pusieron con el difunto en un túmulo de media pica de alto, alrededor 25 achas en el un alto 30 velas y otras 30 en el otro y más alto la caja con el difunto vestido como cuando comulgan los de su Orden (de Santiago), hecha la barba, espada y bastón estuvieron las músicas de Falces y Tafalla y predicó el Padre Moret Rector del Colegio de la Compañía de Pamplona y Cronista del Reino»

El convento de las Recoletas por él ordenado erigir, se comenzó en 1674, terminándose en 1694 estando las obras a las órdenes de don Domingo de Aguirre, quedando nexo a la casa palacio por un puente, que les permitía el acceso directo, a ocupar un lugar privilegiado para oír la liturgia de la Santa misa, a quienes habían sufragado su construcción.

En 1739 las cenizas de don Martín Carlos de Mencos y Albizu, junto a las de su esposa doña María Turrillos Hebra, fueron trasladados definitivamente al convento, alcanzando así el reposo eterno.

En él que se encuentran, cubiertos por una lápida con la siguiente inscripción:

«AQUÍ IACE EL EX(CELENTISI)MO S(EÑO)R D(O)N MAR(TI)N CARLOS DE MENGOS CABALLERO DEL HAVITO DE S(A)NTIAGO ALMIRANTE GENE(RA)L DEL MAR OCÉANO I GENER(A)L DE LA ARMADA DE NÁPOLES DEL CONSEJO DE SU MAG(ESTAD) QUIEN CON SU MUGER D(OÑ)A MARIA TURRILLOS FUNDO ESTE CONVENTO Y SE TRASADARON SUS HUESOS EL AÑO DE 1739»

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Sin iníciales del compilador.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» Madrid 1895-1903.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones Náuticas. Facsímil. Madrid, 1996. 6 Tomos.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 34. 1917. Páginas, 570 y 571.

Jaureguízar, Marqués de.: Noticias referidas por don Sebastián Calatayud sobre Tafalla y Navarra.

Vargas y Ponce, Joseph de.: Catálogo de la Colección de Documentos. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1979.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.