Biografía de don Miguel Díaz de Aux

Posted By on 22 septiembre, 2009

Biografía de Miguel Díaz de Aux

Capitán de Mar y Tierra que vivió a caballo de los siglos XV y XVI.

Vino al mundo en el reino de Aragón a principios de la primera mitad del siglo XV.

Se comienza a saber de él al enrolarse en la tripulación del segundo viaje de descubrimiento de Colón, que zarpó de la bahía de Cádiz el día veintiséis de noviembre del año de 1493, descubriendo una isla a la que por ser descubierta en domingo, se le puso el nombre de Santo Domingo lugar que le gusto a Díaz y fijó su residencia en la nueva ciudad, que pasaría a llamarse Haiti.

Su carácter algo pendenciero, pero no muy fuera de lo normal de la época, mantuvo un duelo en el cual a su contrincante le propinó unas graves heridas, esto provocó que tuviera que salir huyendo y en unión de otros seis amigos, se internaron en la selva de la isla y se encontró con una tribu, estos los recibieron con gran alegría y pronto fueron gente de confianza entre ambos.

La tribu estaba al mando de una mujer, la cual se quedó prendada de Díaz y lo quiso hacer su marido, él no tenía muchas opciones, así que planteó que como era cristiano ella se debía convertir a su religión, lo cual consintió con tal de no perderlo siendo bautizada con el nombre de Catalina, posteriormente y en el mismo acto se casaron en la fe de Cristo. Según nos cuenta Oviedo, del matrimonio hubo dos hijos.

Ella le contó donde estaban unas minas de oro, por lo que se fue a comprobarlas y efectivamente era así. Vivía muy bien, pero no dejaba de echar de menos a los suyos, así que se planteó ir a visitar a Colón y con la excusa de haber encontrado el oro sería perdonado, así lo hizo y así ocurrió, siendo nombrado por Colón como alcaide de la fortaleza de Santo Domingo.

Enterados lo Reyes de lo que al parecer se estaba incumpliendo de sus órdenes en la isla envió a Bobadilla con todos los nombramientos, viéndose envuelto Díaz en todo el litigio, ya que Bobadilla no daba perdón a ningún amigo del Almirante.

Tanto es así, que refugiados en la fortaleza de Santo Domingo los adeptos a Colón, está fue atacada por las tropas al mando de Bobadilla, pues no se avenían a paces y se vio forzado a cumplir la Orden Real, conquistando la fortaleza a fuerza viva.

Quedando preso Díaz y si título ni sueldo, hasta que las cosas se fueron aclarando y al llegar Diego Colón en el año de 1503 le otorgó el gobierno de Puerto Rico, rehabilitándolo en todo su título y haberes.

Pero no se pudo librar de los intereses de los contrarios a Colón, ya que lo volvieron a denunciar y fue trasladado a la Península, para ser juzgado ante la Corte donde arribo en el año de 1504.

Regresó a la isla a finales del mismo año, comenzando un negocio de venta de caballos, animal desconocido en aquellas tierras y que pudieron comprobar lo bien que venía para muchos trabajos, ahorrando esfuerzos a los humanos, solo que el abuso de la gran cantidad que en poco tiempo se transportó, obligo al Rey don Fernando a prohibirlo en el año de 1507.

Al prohibir este negocio, se comenzó con el ovino que daba menos beneficios, pero al realizar la cría en la misma isla, éstos aumentaron considerablemente.

En la Corte presentó los documentos de su gobierno con todas las cuentas claras, inclusive las sentencias tomadas con sus partes de denuncia y defensa, dejando tan clara su verdad de que todo era un montaje en su contra, que en el año de 1512 el Rey firmó los documentos para su total rehabilitación, tanto en su título como en su cargo y sueldo.

Al estar ya casi completada la conquista de la isla de Puerto Rico, por el capitán Juan Ponce de León y ya estar rehabilitado por el Rey, fue nombrado por Ponce, factor de la isla, cargo que era el mismo que en la Península de Alguacil Mayor.

Por orden del Rey, se decidió volver a levantar la población Villa de Sotomayor, que había sido destruida por el cacique indígena de la zona, como Factor le correspondía esa responsabilidad y en el mismo año de 1512, se volvió a levantar pero cambiándole el nombre por el de San Germán, en honor a la segunda esposa del Rey Fernando doña Germana de Foix.

Se formó una expedición que zarpó de Jamaica, en la que iba Díaz con cincuenta de sus hombres y treinta y siete caballos, al arribar a la Tierra de Amichel, ó Panuco se dirigió el día catorce de julio del año de 1523 con once velas y 750 hombres.

A su arribada se le ordenó destacarse para fuera costeando en dirección Norte, para ver si podía dar con el poblado de Camargo, pero sin conocer que ésta había sido muertos por los indígenas, por ello al llegar a lo hoy es más o menos la frontera de Tejas con Méjico, y no encontrar ni rastro de los españoles, decidió unirse a las tropas de Hernán Cortés, donde fueron conocidos como: « Los de los lomos recios », por la fama que se ganaron de bravos.

Teniendo una participación muy notable al ser uno de los trece comandantes de los bergantines construidos para la toma de Tenochtitlán.

Tuvo problemas en el año de 1528 con la justicia. Se le había otorgado la encomienda de la población de siendo Tepetlaoztoc a mediados del año de 1527, fue denunciado por el Gobernador Alonso de Estrada por abuso con los indígenas, por lo que se le exoneró de la encomienda. (Hay que tener en cuenta, que la conquista de Hernán Cortés conllevó muchas enemistades internas, por lo que se fueron sucediendo una serie de acusaciones más o menos bien fundadas, en contra de cualquiera de los que habían participado con Cortés o se les consideraba sus amigos)

En el año de 1541 se encontraba en el Consejo de Indias en la Península, para defender sus derechos de encomienda sobre la mitad de la población de Meztitlán, ya que consideraba que era toda suya por todo lo hecho en la conquista de aquella tierra, pero Cortés se la había dado a Andrés de Barrios que era su cuñado.

En su defensa ante el Consejo de Indias dijo: « que a unos daban favor e indios por bien bailar e danzar, y a otros les quitaron sus haciendas porque habían servido a su majestad peleando » (Esto viene a corroborar el anterior comentario, ya que en la colonización de toda Hispanoamérica fue una constante, las envidias y los goces de algunos, contra la pesadez de la carga del mando y los riesgos que se corrían a cada paso. Pero así se escribe la historia del ‹hombre›, que daría para mucho más, pues se demuestra que muchas veces el estar sentado en una silla, daba más pingües beneficios que utilizando la espada. Incluso aún hoy)

Sabemos que después de este juicio regresó al virreinato de Nueva España, pero siendo muy anciano ya que es sabido que nació en la primera mitad del siglo anterior, por lo que debería de estar sobre los 90 años de edad, falleciendo a partir de este año pero siendo una persona acomodada.

Bibliografía:

Casas, Fray Bartolomé de las.: Historia de las Indias. Biblioteca de Autores Españoles. Ediciones Atlas. Madrid, 1957.

Díaz del Castillo, B.: Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Espasa-Calpe Madrid, 1933.

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1968. Sin iniciales del compilador.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 18. 1915, páginas 877 y 878.

Fernández de Oviedo Valdés, Gonzalo.: Historia General y Natural de las Indias. Edición y Estudio de Juan Pérez de Tudela Bueso. Biblioteca de Autores Españoles. Atlas. Madrid, 1992. Basada en la obra original del año de 1548.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Museo Naval. Madrid. 1973.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones Náuticas. Madrid 1996. Tomo III, páginas 357-360 y apéndice al artículo ‹Hernán Cortés› páginas 63-90.

Martínez Laínez, Fernando y Canales Torres, Carlos.: Banderas lejanas. EDAF. 2009.

Miniana, Padre.: Historia General de España; del Padre Mariana. Madrid, 1849-1851. Miniana fue el continuador de Padre Mariana.

Miralles Ostos, Juan.: Hernán Cortés. Inventor de Méjico. Biblioteca ABC, 2004.

Pereyra, Carlos.: Historia de la América Española. ED. Saturnino Calleja. Madrid 1924.

Prescott, William H.: Historia de la Conquista de Méjico. Facsímil. Ediciones Istmo, 1987.

Torres, Luis.: Hernán Cortés. Biblioteca Nueva. Madrid 1942.

Compilada por Todoavante.

About the author

Comments

Comments are closed.