Navío Príncipe de Asturias 1794

Posted By on 26 noviembre, 2011

Perteneciente a la serie de navíos de tres puentes y 112 cañones conocidos como Meregildos. Botado en la Habana la mañana del 28 de enero de 1794 y construido por el ingeniero don Honorato de Bouyon con los planos del sistema del ingeniero don José Romero Fernández de Landa. Se puso bajo la advocación de Los Santos Reyes.

Tenía las siguientes dimensiones: 210 pies de eslora (58,3 metros), 58 pies de manga (16,1 metros). Desplazaba 2.108 toneladas de arqueo. Armado con 30 cañones de a 36 libras, 32 de a 24, 30 de a 12 y 18 de a 8 libras. Para completar la tripulación del navío llegó a Veracruz el 2 de febrero de 1794 la fragata Gloria, que estaba recién botada en la Habana, para recoger 200 marineros, 100 presidiarios y 200 soldados del regimiento fijo de infantería de Puebla.

El 22 de febrero zarpó de Veracruz con los cien presidiarios y 72 marineros y el resto serán llevados en otros buques. Al llegar a la Habana es puesto al mando del brigadier don Adrián de Valcárcel. Zarpa de la Habana a finales de febrero de 1795 con el navío San Pedro Apóstol, las urcas Presentación y Librada escoltando un convoy de 44 buques mercantes, los cuales llegan a Cádiz el 17 de mayo de 1795.

En abril de 1796 se encontraba en Cádiz con la insignia del teniente general don José Solano Bote, marqués de Socorro, en la escuadra del Océano, formada por 16 navíos. En 1796 pasó a incorporarse a la escuadra del Mediterráneo. Con la firma del tratado de San Ildefonso con Francia el 18 de agosto de 1796, España se preparó para entrar en guerra con Gran Bretaña.

Al mando del brigadier don Andrés Tacón e insignia del teniente general don José Solano, zarpa de Cádiz el 4 de agosto de 1796 con la escuadra del teniente general don Juan de Lángara para proteger a la escuadra francesa del contralmirante Richery en su paso por el estrecho de Gibraltar rumbo a las costas de Terranova.

La escuadra efectúa una nueva salida de Cádiz el 26 de septiembre de 1796, estando el Príncipe al mando del brigadier don Nicolás de Estrada, e izando la insignia del teniente general don José de Córdoba y Ramos. Realizaron un crucero por el Mediterráneo patrullando las costas de Córcega e Italia. Desde Tolón zarpó la escuadra de Lángara con otra francesa, entrando la española en Cartagena el 20 de diciembre.

El 19 de diciembre de 1796, antes de entrar en Cartagena, y acompañado por las fragatas Ceres y Perla, observaron el combate de las fragatas españolas Santa Sabina, que había sido capturada, y Santa Matilde contra las británicas Minerve y Blanche. En la Minerve iba embarcado Horatio Nelson. Al acercarse el navío español de tres puentes, Nelson decide alejarse, siendo la fragata Sabina recapturada, encontrándose a bordo el oficial Thomas Hardy y 40 marineros británicos que son hechos prisioneros. La persecución de las dos fragatas británicas duró todo el día 20 de diciembre, hasta que amparándose en la oscuridad consiguen escapar, entrando la división española en Cartagena el día 21.

El 24 de enero de 1797 se entrega su mando al brigadier don Antonio de Escaño. Teniendo izada la insignia del teniente general don Juan Joaquín Moreno zarpa de Cartagena con la escuadra de don José de Córdoba y Ramos rumbo a Cádiz. El 14 de febrero se enfrentan a la escuadra británica del almirante sir John Jervis en la batalla del cabo de San Vicente.

El Príncipe de Asturias y su comandante Escaño tuvieron una actuación muy destacada salvando de ser apresado el buque insignia Santísima Trinidad e impidió que los navíos Purísima Concepción y Mejicano fuesen batidos por fuerzas superiores. En el combate tuvo 6 muertos, un cabo, un soldado, tres marineros y un grumete, y 23 heridos, ocho soldados, cuatro artilleros, cuatro marineros y siete grumetes, muriendo a resultas de las heridas un soldado y tres grumetes. Recibió veinticinco balazos en las tres baterías, alcázar y castillo, destrozando el palo mayor al igual que diez de las velas, y quedaron inutilizados dos cañones de 12 libras y uno de a 8 libras.

Entró en Cádiz con la escuadra el 3 de marzo y el día 13 de marzo arbola su insignia en el navío el teniente general don Federico Gravina, nombrado comandante jefe de la escuadra de Cádiz, hasta su sustitución por don José de Mazarredo. Entre 1797 y 1799 estuvo en Cádiz con la escuadra bloqueada por la británica de John Jervis. Durante el ataque efectuado por Nelson la noche del 3 al 5 de julio de 1797, las lanchas y tripulación del Príncipe de Asturias se destacaron para rechazarlo.

El 6 de febrero de 1798, al mando del brigadier don Juan Vicente Yañez e insignia del teniente general don Federico Gravina, efectuó una salida con la escuadra en persecución de la británica hasta el cabo de San Vicente, que en ese momento estaba compuesta por sólo nueve navíos. Al no darles alcance, regresan a Cádiz el 13 de febrero. El 17 de febrero aparece ante Cádiz la escuadra británica de Jervis compuesta ahora por 22 navíos para continuar el bloqueo.

A finales de octubre de 1798 embarcó abordo a los 2º y 3º batallones del regimiento de infantería la Reina para ser enviados a América. Debía ir acompañado por los navíos San Francisco de Asís, Neptuno y Soberano y zarpar el día 20 de diciembre. Terminado el bloqueo británico con la llegada de una escuadra francesa desde Brest, la escuadra al mando de Mazarredo zarpa de Cádiz el 12 de mayo de 1799 para unirse a la francesa al mando de Bruix. Nuestro navío estaba al mando del brigadier Yáñez e insignia del general Gravina.

La escuadra de Mazarredo entra en Cartagena el 20 de mayo para ser reparada tras sufrir una fuerte tormenta en el golfo de Vera. Allí se unen con la escuadra francesa, pasando por Cádiz y llegan finalmente al puerto de Brest, donde las dos escuadras quedan bloqueadas por las unidades británicas. Desde diciembre de 1801 estaba al mando del capitán de navío don Francisco Javier de Uriarte.

Acabada la guerra con Gran Bretaña, zarpa de Brest el 29 de abril con la escuadra al mando del jefe de escuadra don Antonio de Córdoba, que había relevado sucesivamente a los tenientes generales Mazarredo y Gravina, y entra en Cádiz el 13 de mayo de 1802.

El 5 de junio de 1802 zarpa de Cádiz con la insignia del jefe de escuadra don Domingo de Nava y entra en Cartagena el 26 de junio, tras un corto crucero a la vista de Argel durante el cual sufrió averías al ser abordado por el navío Bahama, mandado por don Dionisio Alcalá Galiano. Tras ser reparado en Cartagena, su palo bauprés fue sustituido por el del navío San Carlos.

Al mando del capitán Uriarte e izando en el navío la insignia del brigadier don José Pascual de Bonanza, zarpa rumbo a Nápoles con los navíos Bahama y Guerrero, las fragatas Nuestra Señora de Atocha, Nuestra Señora de la Soledad y un bergantín para trasladar a miembros de la familia real, los reyes de Parma, con motivo de la boda del Príncipe de Asturias con María Antonia de Nápoles. La división entra en Barcelona el 30 de septiembre de 1802 y estaba al mando del teniente general don José Solano Bote, Marqués de Socorro, que izó su insignia en el Príncipe de Asturias.

Otra división, al mando de don Domingo de Nava, compuesta por los navíos Reina Luisa y Argonauta y las fragatas Santa Casilda y Flora, llega a Barcelona el 4 de octubre. A finales de octubre de 1802 zarpa de Barcelona con la infanta María Isabel a bordo y fondea en Nápoles el 19 de noviembre, regresando a Cartagena después de cumplida la comisión, momento en el que el capitán Uriarte cesa en el mando del navío.

El 1º de febrero de 1803 zarpa de Cartagena con destino al puerto de Ferrol, en cuyo departamento queda desarmado y al mando del capitán de navío don Felipe Jado entre el 28 de febrero y el 2 de junio. A finales de 1803 es puesto al mando del capitán de navío don Cosme Damián Churruca, que recibe la orden de armarlo el 13 de noviembre de 1804 a causa de la nueva guerra que se avecina contra Gran Bretaña. En 1805 se encontraba armado y asignado al departamento de Ferrol. El 1º de febrero de 1805 se le da su mando al capitán de navío don Antonio José Pareja Serrano de León, izando su insignia el teniente general don Domingo Pérez de Grandallana.

Al llegar a Ferrol la escuadra combinada de Villeneuve y Gravina, se incorporan los buques de Grandallana y zarpan rumbo a Cádiz, a cuya bahía entran el 20 de agosto. Al mando del brigadier don Ángel Rafael Hore y Dávila e insignia desde el 31 de mayo del teniente general don Federico Gravina combate en la batalla de Trafalgar contra la escuadra británica al mando de Nelson el 21 de octubre de 1805. Regresó a Cádiz el 27 de octubre habiendo perdido en el combate 50 muertos y 110 heridos.

El brigadier Hore deja el mando el 18 de noviembre al ser ascendido a jefe de escuadra unos días antes, el 9 de noviembre, siendo sustituido en el mando por el brigadier don Tomás de Ayalde. Las reparaciones en el astillero comenzaron el 5 de noviembre y duraron hasta el 4 de marzo de 1806.

El 4 de abril de 1806 izó su insignia el teniente general don Ignacio María de Álava. A pesar de las muchas penurias, se consiguen armar a ocho navíos, varias fragatas y buques menores para rechazar a los británicos que amenazaban la costa gaditana. El 7 de junio de 1807 es nombrado su comandante, el brigadier Ayalde, mayor general de la escuadra.

En febrero de 1808 estaba al mando del brigadier don Tomás Ayalde en la escuadra de don Juan José Ruiz de Apodaca, compuesta por los navíos Príncipe de Asturias, Terrible, Montañés, San Fulgencio, San Justo, San Leandro y fragata Flora. Con la escuadra del Océano al mando de don Juan José Ruiz de Apodaca, e insignia de este general desde mayo de 1807, el Príncipe de Asturias estuvo en Cádiz en la rendición de la escuadra francesa del almirante Rosilly el 14 de junio de 1808. En el Estado General de la Armada de 1808 figura en Ferrol, al igual que otros tres navíos, aunque se encontraba físicamente en Cádiz.

El agosto de 1809 toma su mando el capitán de navío don Anselmo Gomendio, zarpa de Ferrol el 11 de septiembre y llega a Cádiz el 19 de septiembre de 1809 con artillería y municiones, desembarcando en ese mismo mes de septiembre. Vuelve a tomar su mando del navío el 29 de marzo de 1810, dejando el mando el 13 de agosto.

A primeros de 1810 se encontraba en Cádiz con la escuadra al mando de don Ignacio María de Álava. A primeros de febrero de 1810, cuando comienza el asedio de Cádiz del ejército francés, la escuadra de Álava estaba formada por trece navíos, algunos desarmados: Príncipe de Asturias, Santa Ana, Purísima Concepción, San Francisco de Paula, San Justo, San Telmo, San Ramón, Glorioso, Miño, Montañés, Asia, Neptuno y Héroe. Del 1 al 29 de marzo de 1810 estuvo al mando del brigadier don José Gardoqui.

El 13 de agosto de 1810 es designado su nuevo comandante, el capitán de navío don Diego Alfonso Villaseñor y Lorenzana. Para evitar que cayera en poder de los franceses que asediaban Cádiz, zarpó rumbo a la Habana en septiembre de 1810 al mando del capitán Villaseñor, con el navío Santa Ana y el británico Implacable (anteriormente era el francés Duguay-Trouin), llegando al puerto cubano en el mes de noviembre.

En la bahía de la Habana se habían congregado varios buques, entre ellos cinco navíos, donde sólo los buques menores estaban armados y en aceptable estado. Se fue a pique en la Habana en 1814 por falta de carena, ordenando su venta para el desguace en 1817.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 32. Habana, 29 de enero de 1794, página 458. Publicado el 22 de abril de 1794.

A.G.I. Estado, 66, N. 40. Carta del marqués de Socorro a Juan de Lángara. A bordo del navío Príncipe de Asturias. Bahía de Cádiz, 1º de abril de 1796.

A.G. S. SGU, LEG, 6968,27. Carta del virrey conde de Revillagigedo al Conde del Campo de Alange, México, 28 de febrero de 1794.

Estado General de la Real Armada. Imprenta Real, Madrid, 1805, página 155.

Archivo Histórico Nacional, Sección Nobleza. OSUNA, CT.149, D. 23-25. Cartas de Isidro de Antaño a la condesa-duquesa de Benavente, duquesa de Osuna. Cádiz, 21 de abril y 19 de mayo de 1795.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosily en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808. Colección Fragata. Cádiz, 1987.

Bordejé y Morencos, F. Fernando.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Carlan, J. M.: Navíos en secuestro. La escuadra española del Océano en Brest (1799-1802). Instituto Histórico de Marina. CSIC. Madrid, 1951.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Martínez Valverde, Carlos.: Escaño. Revista General de Marina. Noviembre 1977.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real. Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: Una derrota naval de Nelson en 1796. Revista General de Marina. Junio 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante. ©

About the author

Comments

Comments are closed.