Fragata Anfitrite

Posted By on 22 diciembre, 2011

Construida en el astillero de la Habana en 1796 por el ingeniero don Honorato de Bouyon. Artillada con 40 cañones. Puesta bajo la advocación de Santa Úrsula.

El 6 de junio de 1797 zarpa de la Habana con la escuadra al mando del capitán de navío don Tomás de Ugarte, comandante del navío San Lorenzo. Estaba la fragata al mando del capitán de fragata don Casimiro de la Madrid. Debían expulsar a los británicos de la costa de Honduras. En julio de ese año fondeó en Veracruz al no poder regresar a la Habana a causa de una escuadra británica que se encontraba bloqueando el puerto.

En marzo de 1798 se encontraba en el puerto de Veracruz con la fragata Juno. Estas dos fragatas zarpan el 23 de marzo rumbo a la Habana en conserva de los navíos San Ildefonso y San Fulgencio y las fragatas Esmeralda, Clara y Medea, llevando a bordo unos siete millones de pesos.

Al mando del brigadier don Francisco Montes Pérez, zarpa de la Habana el 8 de mayo de 1801 en conserva del navío San Ramón con la misión de escoltar un convoy al puerto de Jaruco. De regreso a la Habana, se separan los dos buques el 12 de mayo. Mientras la fragata continuó su rumbo a la Habana, el navío fue acosado por una división británica de un navío, dos fragatas y cuatro corbetas.

El 14 de diciembre de 1801 entra en Veracruz procedente de la Habana al mando del capitán don Tello Mantilla. Acabada la guerra por el tratado de Amiens de abril de 1802, zarpa de la Habana llevando caudales a Cádiz. En enero de 1804 es puesta al mando del capitán de fragata don Juan José Varela y Ulloa. El 31 de enero de 1804 sale de Cádiz rumbo a Veracruz y la Habana.

Zarpa de la Habana el 3 de abril de 1804 en conserva de la fragata Nuestra Señora de la O, llevando a bordo una vacuna, entrando en Veracruz el mismo mes de abril. Zarpa de Veracruz el 9 de junio con las fragatas Venganza y Santa Sabina. Tras hacer escala en la Habana regresa a Cádiz el 18 de agosto de 1804 con caudales.

En 17 de noviembre de 1804 zarpa de Cádiz para llevar despachos y pertrechos a Tenerife, a la Habana y a Veracruz, al mando del capitán Varela. A las tres horas de haber zarpado comienza una persecución de cuarenta y ocho horas por parte de un navío británico. Al perder toda la esperanza de escapar por haber roto parte de la arboladura, el capitán Varela ordena detener la fragata.

Desde el navío británico se le ordena que se les envíe un oficial en un bote. En ese momento comienzan a disparar desde el navío británico, siendo respondidos por la fragata. Suspendido el fuego, el alférez de navío don Rafael Lobo pasa al navío británico, llamado Donegal, armado con 88 cañones. Después de un tiempo a bordo del navío, regresa el alférez Lobo a bordo de la fragata con una carta de su comandante, el capitán Richard John Strachan, en la que hacía saber que no podía permitir que buques de guerra entraran o salieran de Cádiz, por lo que debía acompañar al navío para reunirse con la escuadra británica.

El comandante Varela aceptó lo que se le pedía siempre que se le permitiera llevar ondeada la bandera española porque no entendía que fuera como prisionero al no haber estado de guerra entre los dos países. La guerra se declaró el 12 de diciembre.

El alférez Lobo embarcó de nuevo en el bote para llevar la respuesta. Estando el bote a mitad de distancia de las dos embarcaciones, el navío británico abrió de nuevo el fuego a media distancia de pistola por la aleta de babor de la fragata, respondiendo de nuevo la fragata al fuego enemigo. Pasados veinte minutos, la fragata se encontraba desarbolada de sus tres palos, entraba mucha agua y tenía muchas bajas, veinte muertos, entre ellas el comandante Varela y bastantes heridos.

Muerto su comandante, se decide en junta de oficiales rendir la fragata, arriando la bandera el teniente de navío don Agustín Blondo y Zavala. Una vez rendida la fragata llegan en botes desde el navío británico tres oficiales, cinco guardiamarinas y ciento ocho marineros para marinarla. Según la carta del capitán Strachan, a Varela le daba sólo tres minutos para deliberar, aunque también señalaba en esa misma carta que el envío del bote con la respuesta, como así se hizo, daba a entender que se aceptaba lo que pedía.

La fragata española entró al servicio de la Royal Navy con el mismo nombre de Anfitrite. Cambió su nombre por Blanche el 3 de diciembre de 1805. Naufragó el 4 de marzo de 1807 en Ushant.

Bibliografía:

A.G.I. Estado, 27, N. 92. Carta del virrey Miguel José de Azanza a Francisco de Saavedra. México, 3 de septiembre de 1798.

A.G.S. SGU, LEG, 7140, 22. Carta de don Luis de las Casas, capitán general de Cuba y gobernador de la Habana, a don Juan Manuel Álvarez. Habana, 14 de mayo de 1798.

Gaceta de México. Tomo IX, nº 54. Sábado, 3 de Agosto de 1799, p. 426.

Gaceta de México. Tomo XI, nº 1. Miércoles, 13 de Enero de 1802, p. 3.

Gaceta de México. Tomo XII, nº 14. Segundo Suplemento. Miércoles, 30 de Junio de 1804, p. 129.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos, Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Pezuela, Jacobo de la.: Diccionario geográfico, estadístico, histórico de la isla de Cuba. Tomo III. Madrid, 1863.

Rodríguez González, Agustín Ramón, Coello Lillo, José Luis. La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR, Construcciones Navales, S. A., 2003.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.