Navío Soberano 1790

Posted By on 15 enero, 2012

Navío de 74 cañones, botado en la Habana el 25 de agosto de 1790. Llamado San Juan Evangelista. Mide 190 pies de eslora (56,60 metros), 165 de quilla (47,41 metros), 52 de manga (14,94 metros), 25 de puntal y 26 pies de calado. Desplaza 1.642 toneladas de arqueo. Cuando fue entregado contaba con 70 cañones, 14 de a 24 libras, 44 de a 18, 8 de a 8 y 4 de a 6 libras. En 1792 su artillado era de 74 piezas: 28 de a 24 libras, 20 de a 18 y 16 de a 8 libras.

Zarpa de la Habana el 19 de enero de 1791 rumbo a Cádiz con el navío Asia, también recién entregado, los navíos Miño y Castilla y tres fragatas con caudales y tropas. Entran en Cádiz los días 28 y 30 de abril de 1791. Este navío trajo a bordo 935.069 pesos y 6.249 arrobas de tabaco para S.M. y para particulares 768.575 pesos, 1.224 arrobas de grana, 1.498 libras de añil, 1.723 quintales de palo de tinte y otros géneros. Después pasa a Cartagena, a donde llega en junio de 1791. Estaba al mando del capitán don Andrés Valderrama. En ese año de 1791 conduce tropas a América con los navíos Asia, Castilla y Miño.

En 1793 se encontraba desarmado en el departamento de Cartagena al mando del capitán de fragata don Pedro Ruiz Mateos. En enero de 1793 se ordena su armamento en el departamento de Cartagena junto a otros cinco navíos para ser incorporado a la escuadra de don Francisco de Borja. Es puesto al mando del capitán de navío don Fulgencio Montemayor.

Con la escuadra de Borja tomó parte en la expedición de Cerdeña hasta su regreso a Cartagena en julio de 1793. Al mando del capitán de navío don Fulgencio Montemayor, zarpa de Cartagena en julio de 1793 con la escuadra del teniente general don Juan de Lángara y Huarte para la campaña de Tolón. En diciembre de 1793, cuando Tolón era evacuado, fue enviado a cruzar las costas de Marsella y de resultas de un desarbolo entró en Malta, regresando posteriormente a Cartagena.

A finales de septiembre de 1793 entra en Túnez con la escuadra de don Pedro Autrán y Díaz Barcenilla en misión reservada, regresando a Cartagena en marzo de 1794. En 1794 es enviado a Malta para reclutar marinería y traer mil vestidos propios de marinero. A finales de septiembre de 1794 pertenecía a la escuadra del Mediterráneo y se encontraba en el puerto de Cádiz. Estaba al mando del capitán de navío don Juan Aguirre.

Desde octubre de 1794 y el año 1795 está al mando del capitán de navío don Juan José García, con la escuadra del general Lángara. En enero de 1795 entró en Cartagena tras un temporal que dispersó la escuadra. Ese mismo mes zarpa de Cartagena con las fragatas Soledad y Mercedes, y tras realizar una comisión reservada, se incorpora en Mahón al grueso de la escuadra de Lángara.

En septiembre de 1796, al mando del brigadier don Juan Vicente Yáñez, zarpa de Cádiz con la escuadra de don Juan de Lángara, realizando varios cruceros por el Mediterráneo, obligando a la escuadra británica a retirarse en refugiarse en Lisboa. Captura algunas presas británicas, una de ellas, la fragata Anna, entra en Alicante el 18 de octubre, marinada por hombres del Soberano.

Entró con la escuadra en Cartagena el 20 de diciembre. Participó en la batalla del cabo de San Vicente el 14 de febrero de 1797 al mando del brigadier don Juan Vicente Yáñez, con la pérdida de 25 muertos y 79 heridos. Entra en Cádiz el 3 de marzo y permanece bloqueado por la escuadra británica de Jervis. El navío Soberano quedó desarmado en Cádiz. Al mando del capitán de navío don Alonso de Torres, zarpa de Cádiz el 6 de febrero de 1798 con la escuadra de Mazarredo en persecución de la escuadra británica de bloqueo.

El día de abril de 1799 es puesto al mando del capitán de navío don Rafael Villavicencio, zarpando de Cádiz al mes siguiente con la escuadra de Mazarredo para unirse en el Mediterráneo con la escuadra francesa del almirante Eustache Bruix. Las dos escuadras zarparon de Cartagena el 30 de junio de 1799 para recalar en Cádiz, de donde salieron poco después rumbo al puerto francés de Brest. Por unas averías en la cofa mayor, a la altura de cabo San Vicente, regresó a Cádiz para ser reparado.

Quedó desarmado a su llegada a Cádiz y se le dio de baja en 1804, permaneciendo algunos años más en la misma situación. En abril de 1805 se encontraba en Cádiz necesitado de obras de carena, le falta parte de su artillería, sin arboladura y sin las embarcaciones menores. Se encontraba en parecido estado durante los años siguientes, hasta 1808.

Bibliografía:

Artiñano y Galdácano, Gervasio de.: La arquitectura naval española (en madera). Madrid, 1920.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VII y VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

González-Aller Hierro, José Ignacio. La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Núñez Iglesias, Indalecio, Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón. 2 Tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Sánchez Núñez, Pedro.: Venturas y desventuras de un marino utrerano: José de Córdova y Ramos. Diputación de Sevilla. Sevilla, 2002.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.