Biografía de don Manuel Guirior y Portal de Huarte

Posted By on 31 mayo, 2012

Manuel Guirior y Portal de Huarte. Cortesía del Museo Naval de Madrid.

Teniente general de la Real Armada.

I Marqués de Guirior.

Virrey de Nueva Granada y del Perú.

Caballero de Justicia en la Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta.

Vino al mundo en Aoíz en el antiguo reino de Navarra, el día 21 de marzo del año de 1708. Fueron sus padres don Carlos de Guirior y Erdozain, y su esposa doña María Portal de Huarte y Echalaz.

Muy pronto se enroló en buques corriendo caravanas, lo que le sirvió para adquirir grandes conocimientos de náutica. Posteriormente pasó  a servir en la Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta donde alcanzó el grado de Caballero de Justicia.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz, y como era ya buen conocedor de todas las prácticas marinas, aprobó los exámenes sin problema, y con fecha del día 31 de agosto del año de 1733 se le otorgó el despacho de alférez de navío.

Se le ordenó viajar a Barcelona donde embarcó en la escuadra al  mando del Conde de Clavijo, zarpando el día 4 de diciembre de 1733  transportando tropas a Sicilia y Nápoles.

Arribó el día 6 de octubre de año de 1734 a la bahía de Cádiz en la división de don Gabriel Alderete, tras haber encontrado en la travesía  un jabeque argelino del porte de 16 cañones, que después de corto combate fue rendido y marinado hasta la misma bahía.

Un tiempo después fue destinado a la Flota de Tierra Firme, al mando de don Manuel López Pintado, con destino a la Guayra y Cartagena de Indias, y tras realizar el cometido propio de estas flotas, arribó a la bahía de Cádiz entre los días 27 y 28 de agosto 1737, recibiendo al cabo de pocos días la Real orden día 29 de agosto por la que se le ascendía al grado de teniente de fragata.

Con este grado se le destinó al Departamento del Ferrol, en el que permaneció cruzando las costas de Galicia y mar Cantábrico hasta que, por Real orden del día 18 de agosto del año de 1739, se le ascendió al grado de teniente de navío quedando en tierra hasta nueva orden.

En el año de 1740 fue asignado al Departamento de Cádiz y embarcado en el navío Hércules de la escuadra de don Juan José Navarro. Navegó por el Mediterráneo y sufrió los avatares de esta escuadra, con ella arribó primero a Nápoles tras haber sufrido varios temporales, y desde allí hubo de refugiarse en la base francesa de  Tolón, acosada por las tormentas, quedando aquí bloqueada por la escuadra británica algo más de dos años, hasta el 22 de febrero de 1744 en que logró hacerse a la mar teniendo que combatir en el cabo Sicié contra la escuadra británica del almirante Mattews que hubo de retirarse sin conseguir vencer a la española.

Al arribar al puerto de Cartagena y debido a su buen comportamiento en este combate, le fue otorgado, por Real orden de fecha 7 de febrero de 1746, el ascenso a capitán de fragata, quedando desembarcado en el mismo Arsenal.

Con fecha del día 1 de diciembre del año de 1748 embarcó como Segundo comandante en el navío América con el que realizó varios cruceros que le llevaron a tierras francesas y de la península itálica.

Al poco tiempo fue comisionado el buque para realizar una visita a la Regencia de Argel, regresando de nuevo a Cartagena y desembarcando el día 20 de septiembre del año de 1749, quedando otra vez en el Arsenal.

El Comandante general del Departamento don Francisco Liaño, con fecha del día 17 de junio del año de 1750, le nombró, por ser persona idónea para ello, vocal de la Junta de Asistencia del Departamento.

Por los inmejorables frutos que obtuvo en el desempeño de su cargo  fue mencionado por el Comandante General a la Corte, desde donde fue llamado por Real orden. Se puso en camino el día 1 de enero del año de 1751 y llegando a la Villa y Corte se presentó ante el Rey, con  quien mantuvo una corta entrevista, de la que emanó la resolución del día 1 de marzo, por la que se le nombraba Mayor General interino de la Real Armada en el Departamento de Cádiz.

Al cabo de un tiempo demandó, y le fue otorgada, una licencia de cuatro meses para arreglar asuntos particulares de su casa y al reintegrarse a su puesto, le fue entregada la Real orden del día 20 de marzo del año de 1754, por la que, por rigurosa antigüedad, se le ascendía al grado de capitán de navío.

En el año de 1755 se le dió el mando de la fragata Liebre, con la que realizó un primer viaje redondo al Río de la Plata y al arribar se le encargó hacer otro a las islas Canarias transportando tropas. A su regreso se le encomendó la misión de proteger la recalada de las Flotas de Indias, por lo que estuvo realizando los habituales cruceros entre los cabos de San Vicente, Santa María y las islas Terceras.

En el año de 1759, se le otorgó el mando del navío Dichoso, con el que formó parte de la escuadra del general don Juan José Navarro que viajó a Nápoles para embarcar al nuevo rey don Carlos III y su Real familia, desembarcando el monarca en la ciudad de Barcelona. Al terminar este Real Transporte tuvo que dejar la escuadra y dirigirse a Cartagena por que su navío necesitaba una carena urgente.

Reparado el buque, volvió a zarpar el día 9 de febrero del año de 1760 con rumbo a Ferrol, transportando 300 quintales de pólvora y 240 pipas de vino para las dotaciones de éste Arsenal; fue comisionado para realizar un viaje a la base naval francesa de Brest, y al regresar, de nuevo se le envío al canal de la Mancha y a la vuelta  zarpó con rumbo a su base de Cartagena, el día 17 de diciembre del año de 1762.

Permaneció un año y poco más en este Arsenal realizando cruceros por el Mediterráneo, hasta que con fecha de 7 de febrero de 1764, por Real orden fue nombrado en propiedad, Mayor General de la Real Armada, cargo que había desempeñado interinamente, regresando al Arsenal de La Carraca.

El día 10 de enero del año de 1766 se le confió el mando del navío Dragón, con el que realizó un viaje especial de transporte llevando al recién nombrado virrey de Nueva España, el marqués de Croix y al nuevo Arzobispo de la ciudad de Méjico con los que zarpó de la bahía de Cádiz el día 3 de mayo. Realizó el viaje sin problemas y una vez allí, se le ordenó viajar a los puertos de Costa Firme, así como al de Veracruz y La Habana, de donde zarpó con rumbo a la bahía de Cádiz, transportando caudales y frutos de alto valor hacia la Península.

Por Real orden del día 29 de junio del año de 1769 se le ascendió al grado de Jefe de Escuadra.

Con fecha de 2 de diciembre del año de 1771, fue nombrado Virrey, Gobernador y Capitán General del Nuevo Reino de Granada, con residencia en la ciudad y Audiencia de Santa Fé, cargo en el que sucedió a don Pedro Mesía de la Cerda que había presentado su renuncia, incapaz de controlar los disturbios en Quito, con cuya Audiencia tenía roces continuos. La llegada de Guirior marcó el inicio de una nueva etapa.

Consiguió apaciguar a los distintos grupos rebeldes con fórmulas humanitarias. Protegió con esmero las ciencias, fundó la primera biblioteca pública encaminada a la educación de la población indígena, restableció la Universidad Pública y reformó con mucho  acierto los planes de estudios, preocupándose también de restaurar las fortificaciones de la zona y por último, a los doscientos treinta y seis años de la fundación de la ciudad de Bogotá, acompañado del Alférez Real don Miguel Rivas y de todos los miembros de la Real Audiencia, inauguró las sesiones del primer Concilio provincial del Nuevo Reino de Granada, acto que tuvo lugar en el año de 1774.

Por todos estos hechos, que consiguió sin pérdida para el erario público, S. M. le consideró digno, por Real orden de fecha del día 20 de diciembre del año de 1774, de ser ascendido a teniente general.

Permaneció en este cargo hasta el día 24 de agosto de 1775, en que fue nombrado Virrey, Gobernador y Capitán General del reino del Perú, con residencia en la ciudad y Audiencia de Lima.

En este virreinato continuó aplicando la política que tan buenos resultados le había proporcionado anteriormente, preocupándose aquí de introducir las mejoras que considero oportunas, como la de consolidar el fuerte Real Felipe de El Callao, establecer la matricula de Marina para el mejor control de la embarcaciones menores, y fundar en Bellavista la Escuela de Pilotos, a la que dotó de un Reglamento, para guiar el cada vez mayor número de naves por estos Mares del Sur.

Demandó del Rey su relevo pues se encontraba ya mayor, siendo  sustituido a finales del año de 1780 y regresando a España en 1781, donde le esperaba, como a todos los virreyes, el Juicio de Residencia; procedimiento mediante el cual se revisaban las actuaciones de los cargos públicos y se escuchaban los posibles cargos en contra; del que salió con todos los parabienes, tantos que el mismo Rey no sabiendo ya como agradecerle tantos sacrificios y tan ejemplares hechos, le extendió y entregó el título de Marqués de Guirior, para él y sus descendientes o sucesores legítimos, libre de lanzas y media annata en el año de 1786.

Había sentado residencia en la capital, Madrid, donde el día 25 de noviembre del año de 1788 le sobrevino el óbito, contando con  ochenta años, ocho meses y cuatro días de edad, de ellos cincuenta y cinco años, nueve meses y seis días de servicios en la Real Armada, aparte de los prestados en la marina de la Orden de Malta.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 27, 1925. Página 297.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

González de Canales, Fernando.: Catálogo de Pinturas del Museo Naval. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 2000.

O’Donnel y duque de Estrada, Hugo.: Los Virreyes Marinos de la América Hispana. Cuaderno Monográfico del Instituto de Historia y Cultura Naval, nº 40. 2002.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid 1873.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.