Corbeta Orue 1797

Posted By on 23 junio, 2012

Corbeta mercante británica, también clasificada como fragata, llamada Atlante y capturada en 1797.

En diversos documentos aparece también nombrada como Atlántica y Atlántico.

Fue adquirida por el comerciante de Lima don Domingo Orue Mirones. En Callao fue armada con el Consulado de Lima para servir de corsario con el nombre de Orue, que era el apellido de su dueño y capitán.

El 9 de junio de 1798 se encontraba la corbeta mercante Orue anclada en el puerto de Guasco (Huasco), en Chile. Había llegado de Valparaíso y se dirigía a Callao cargada de mercancías. Vio acercarse un buque enemigo al puerto que presentó su costado y comenzó a disparar, realizando lo mismo el piloto don Francisco de Parga, comandante en ausencia de su dueño y capitán don Domingo de Orue, que se encontraba en tierra. La tripulación española tuvo que apartar las mercancías que se encontraban en cubierta mientras los británicos disparaban. Después de tres horas de duro cañoneo, se retiró el enemigo, armado con hasta 24 cañones.

Persuadido Parga que volvería el enemigo, se acercó a tierra, lanzando un cabo a un islote y otro a un peñasco, aumentando su fuerza en el costado que presentaba al enemigo. Poco antes de las cinco de la tarde, cuando ya estaba a bordo su capitán Orue y el capitán del ejército don Víctor Ibáñez de Corbera, vieron acercarse al buque enemigo. A las seis y media de la tarde comenzó a disparar con sus cañones, armas portátiles, granadas y otros artificios. A pesar de sus muchas bajas, unos 8 muertos y 28 heridos, de haber perdido siete de sus diez cañones y otros daños, la corbeta española continuó luchando y su comandante se negó a rendirse. Poco después de la 9 de la noche comenzó el enemigo a hacerse a la vela, persuadido que no conseguiría capturarlo al abordaje.

El virrey del Perú formó en 1799 una división compuesta por la fragata Santa Leocadia, la corbeta Castor, británica capturada, y la corbeta mercante armada Orue, que, como sabemos, era su dueño y capitán don Domingo Orue, con el propósito de combatir a los corsarios británicos.

Según el Estado de Fuerza de la corbeta Orue, se encontraba armada con 10 cañones de a 8 libras, 14 de a 6, 40 fusiles con bayoneta, 80 pistolas, 36 sables y tripulada por 147 hombres, el comandante alférez de fragata Orue, su segundo el teniente del Regimiento de infantería de Lima don Nicolás Galup, el primer piloto don Francisco Ruíz de Parga, el pilotín del comercio don Felipe Ruiz, contador don Manuel Figueroa, el capellán don Pedro Malo, el cirujano don Fernando Trillo, 8 oficiales de mar, 7 artilleros del ejército, 31 infantes del regimiento de Lima y 94 marineros y pajes. Se habían embarcado en la división 100 soldados del regimiento de infantería de Lima.

Esta división debe patrullar entre Paita y la punta de Santa Elena, para dirigirse después al archipiélago de las Galápagos, según órdenes recibidas por el capitán don Antonio Barreda, comandante de la división y de la fragata Santa Leocadia. Se hacen a la vela de Callao el 21 de enero de 1800 y llegan a las islas Galápagos sobre el 10 de febrero, donde no encontraron rastro de buques enemigos. El 24 de febrero anclaron en la bahía de Santa Isabel, continuando el crucero hasta el 27 de febrero. No encontraron los buques enemigos y la división se separó. La fragata Santa Leocadia se separó el 6 de marzo al norte de las Galápagos y regresó a Callao el 31 de mayo tras recalar en Puna y Paita. Después de soportar fuertes corrientes, calmas y otras calamidades, el comandante Barreda decide esperar a las corbetas Castor y Orue en el puerto de Guayaquil. Poco después, el 2 de junio, llegó a puerto la corbeta Castor, informando su comandante, el teniente de navío don Francisco Gil, que había dejado a la corbeta Orue en Galápagos, de la que se separó el 31 de marzo, y que no pudo seguirla por motivos que ignoraba. La corbeta Castor llegó al norte de las Galápagos el 3 de abril y descubrió a dos buques a los que siguió, pero perdió de vista. Pasó después a Puna y, a los cuatro meses de navegación, ancló en Guayaquil. Fondeó el 3 de mayo en isla Gorgona para reponer agua y leña antes de continuar la navegación.

A los tres días de separarse de la Castor, la corbeta Orue llegó a la bahía Santa Isabel y descubrió a dos fragatas algo separadas una de otra a las doce del mediodía. Una de las fragatas enarboló bandera británica, creyendo el comandante español que la otra era la española Castor. A las 4 de la tarde estaban las fragatas enemigas unidas en el canal de Narborourg y al llegar la noche se perdió el contacto. La tarde del día siguiente vuelve a descubrirlas, pero ahora eran tres las fragatas enemigas. A pesar de la superioridad del enemigo las dio caza, encontrándose a las diez del 5 de abril formando las tres fragatas en línea, pero no pudo reducir las distancias. Al día siguiente divisó a dos de ellas y a la tercera alejada, pero el tiempo y las corrientes impidieron acercarse, hasta que el día 7 de abril abrió fuego sobre dos de las fragatas enemigas. Tras tres horas de combate y un intento de abordarlas, las enemigas forzaron la vela para evitarlo. Sobrevino una calma en el tiempo y hubo de ser remolcada, consiguiendo capturar a las diez de la mañana a la fragata corsaria Nueva Castor, de 280 toneladas, armada con 8 cañones de a 18 y 2 de a 5, mandada por el capitán Joseph Christie. A las 5 de la tarde capturó a la fragata corsaria Britannia, llamada después Bretaña, de 305 toneladas, armada con 8 cañones de a 12 libras, mandada por el capitán John Ines. El 10 de abril avistó a la tercera fragata, que se entregó sin defenderse, llamada Pollux, después Amable Catalineta y armada con 10 cañones. La Orue, que había tenido 7 heridos, unos de ellos de gravedad, tres balazos a flor de agua, rendido el mastelero de velacho y otras averías, llegó a Ilo el 12 de junio. Orue es ascendido a alférez de navío en enero de 1801.

El 23 de marzo de 1803 llegó a Acapulco procedente de Guayaquil. Llevaba a bordo a Alejandro von Humboldt.

Capturada el 28 de julio de 1807 frente a Pativilca, costa del Perú, por la fragata corsaria británica Cornwallis, armada con 38 cañones. La Orue estaba armada en esa ocasión con 18 cañones de a 9 y 6 libras.

Bibliografía:

A.G.I. Estado, 73, N. 102. Carta del marqués de Osorno al Príncipe de la Paz. Lima, 23 de julio de 1798.

A.G.I., Estado, 73, N. 108. Carta del virrey del Perú don Ambrosio O`Higgins, marqués de Osorno, al ministro de Estado don Miguel Cayetano. Lima 23 de julio de 1800.

A.G.S., SGU, LEG, 7113, 28. Carta del virrey marqués de Osorno a Antonio Cornel, ministro de guerra y marina. Lima, 8 de julio de 1800.

Gaceta de Madrid, nº 64. Guatemala, 4 de diciembre de 1800. Publicado el Martes, 7 de julio de 1801, páginas 706-707.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

Guillén y Tato, Julio F.: Índice de los papeles de la Sección de Corso y Presas, 1784-1838. Archivo General de Marina Don Álvaro de Bazán. Instituto Histórico de Marina. CSIC, 1953.

Travieso, José Marcelino.: Revista La Marina. Tomo III. Imprenta Fortanet. Madrid, 1856.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.