Corbeta Castor 1797

Posted By on 24 junio, 2012

Corbeta ballenera británica, también clasificada como fragata.

Fue capturada en Talcahuano 1797.

Armada por el Consulado de Lima, es renombrada Nueva Marquesa de Osorno y puesta al servicio de la Armada.

Con un desplazamiento de 446 toneladas, llevaba una dotación entre 90 y 150 hombres.

Armada con 20 cañones de a 6 libras.

En 1797 es puesta al mando del alférez de navío don José de Moraleda y Montero y realiza travesía desde El Callao a Chiloé, Valdivia y Valparaíso. Al año siguiente navega a la isla de Juan Fernández, Valparaíso y Chiloé. En 1799 realiza misiones de corso en las islas Galápagos.

A finales de 1799 formó división con la fragata Santa Leocadia y la corbeta Orue para combatir a los corsarios británicos, zarpando de Callao el 21 de enero de 1800. Tras separarse del resto de buques de la división, recaló en Guayaquil el 2 de junio de 1800. Estaba al mando del teniente de navío don Francisco Gil.

Al mando del teniente de navío don Francisco Gil, captura al abordaje cerca del río Tumbes, en Guayaquil, el 2 de octubre de 1800 a la fragata ballenera y corsaria británica Enrique (su nombre completo debía ser Prince William Enrique), al mando del capitán William Watson, llevándola a Callao.

A mediados de enero de 1801 se encontraba en el puerto de Paita con la fragata Enriqueta, recibiendo órdenes su comandante Cornell de partir al sur rumbo a Callao dando escolta a varios mercantes.

Al mando del teniente de navío don José Llanos Garay zarpa de Callao con el bergantín Peruano con órdenes de patrullar la costa de Pisco y Arequipa en busca de corsarios británicos y contrabandistas. Frente a este último puerto esperaron la llegada del nuevo virrey del Perú marqués de Avilés, por si decidía llegar por mar desde Buenos Aires. Los dos buques mantuvieron el crucero hasta mediados de octubre, regresando a Callao, procedentes de Arica, el día 2 de noviembre de 1801.

La tarde del 24 de diciembre de 1802, al mando del teniente de fragata Moraleda, zarpa de El Callao y llega a Guayaquil el 3 de enero de 1803 llevando a bordo a Alejandro von Humboldt. Allí se une a la goleta Alavesa, recién botada y puesta al mando de Antonio Quartará, para levantar los planos de las costas de Veragua, Nicaragua y Guatemala, así como de los puertos desde Panamá hasta Sonsonate. Hasta mediados de 1804 permanecieron ambos buques en aquellas aguas. A partir de ese momento, retornaron a aguas chilenas para unirse al bergantín Peruano, al mando del teniente de navío don José Ignacio Colmenares, y perseguir a los buques contrabandistas.

A primeros de 1805 los comandantes de los tres buques reciben órdenes de desalojar a los norteamericanos de la isla Más a Tierra, del grupo de Juan Fernández. El 18 de febrero fondeó en Coquimbo.

De regreso a Valparaíso, capturó la corbeta Castor a la goleta norteamericana Peregrina, sospechosa de contrabando. Regresó después a Callao dando escolta a catorce mercantes. Durante la navegación se separó del convoy con otros nueve mercantes, con los que llegó a su destino en el mes de agosto y capturó al corsario británico Springfield.

A su llegada a Callao, estaba en mal estado y pendiente de repara sus fondos. En julio de 1805 se encuentra asignado en Callao de Lima como guardacostas, al mando del teniente de fragata don José Moraleda.

A finales de 1805 parte hacia Paita, escoltando un convoy y llevando pertrechos y víveres para la fragata Astrea, que se encontraba en dicho puerto. Pasó a Guayaquil, donde recibe órdenes de patrullar la costa con la nave corsaria La Paz. Acabada esta operación se dirige a El Callao escoltando ocho mercantes con la fragata Astrea, el bergantín Flecha y la goleta Alavesa, adonde llegan a mediados de 1806.

A finales de junio de 1806 zarpa de Callao con el bergantín Peruano para llevar el situado a Panamá y Chiloé, además de auxiliar a las naves de comercio.

En 1807, al mando del teniente de navío Moraleda zarpa de El Callao y navega a Chiloé y Juan Fernández transportando un cargamento de palos de alerce para uso de las embarcaciones. En el puerto de Valparaíso se entera de que cerca del Puerto de Papudo se encuentra el bergantín británico Penélope, al cual encuentra, bate y lo hace huir.

En septiembre de 1807 vuelve a zarpar con el bergantín Peruano rumbo a las costas chilenas para combatir a la fragata británica Cornwallis. Llevaron 30.000 pesos y diversos géneros a Valparaíso. Después de varias patrullas sin encontrar a la fragata enemiga, regresaron a Callao el 2 de octubre de 1807.

El 22 de marzo de 1809 zarpa de Valdivia rumbo a Valparaíso. Su segundo en el mando era don José Villegas, que se quedó en Valparaíso como gobernador. En julio de 1810 quedó desarmada en el Callao.

En un parte del 31 de enero de 1814 de don José Pascual de Vivero, comandante general del apostadero, consta que se encontraba en el apostadero de El Callao en estado de desarme. Se intentó su venta, siendo finalmente convertida en urca.

En el parte de fuerza de noviembre de 1814 figura al mando del teniente de navío don Ramón Bermúdez Valledor.

Bibliografía:

A.G.S., SGU, LEG 6888, 38. San Lorenzo, 22 de octubre de 1797.

Cebrián y Saura, José. Páginas gloriosas de la Marina de guerra española. Editor M. Álvarez. Cádiz, 1917.

Darío Arrús, Manuel.: El Callao en la época del coloniaje antes y después de la catástrofe de 1746. Imprenta de “El Callao”, 1904.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Ortiz Sotelo, Jorge.: Rosendo Porlier y Pascual de Herazo y Ayesta: dos peruanos en la Antártica. Revista de Historia Naval. Año 1995, nº 48.

Ortiz Sotelo, Jorge y Toledo Valdez, Lorena.: Los bergantines Peruano y Limeño. Revista de Historia Naval. Año 2002, nº 76.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Pérez Turrado, Gaspar.: Las marinas realista y patriota en la independencia de Chile y Perú. Ministerio de Defensa. Madrid, 1996.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.