Biografía de don Adrián Carlos José Caudrón de Cantín y Tomasso

Posted By on 24 junio, 2012

Adrián Carlos José Caudrón de Cantín y Tomasso. Cortesía del Museo Naval de Madrid.

Adrián Carlos José Caudrón de Cantín y Tomasso. Cortesía del Museo Naval de Madrid.

Teniente general de la Real Armada Española.

Vino al mundo en la población de Dovay, en el antiguo Flandes español, ya independiente por entonces, en el año de 1719. Era hijo de don Pedro Caudrón, señor de Caudrón y de su esposa doña María Catalina Tomasso. Vino de muy joven a España, al ser nombrado su padre Cónsul General de su país en Madrid, por ello realizó sus estudios en la capital y se crió como un español más.

Pidió y se le otorgó la Carta orden, sentando plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz, única existente entonces, el día 22 de diciembre del año de 1734. Expediente Nº 189.

Al terminar sus estudios teóricos embarcó en el navío Asía, de la escuadra del general Pizarro con la que zarpó rumbo a Liorna y a la Spezia para desembarcar tropas en ambos puertos. A su regreso arribó a la ciudad de Alicante, donde recibió la orden de trasbordar al navío Andalucía, zarpando con rumbo a la bahía de Cádiz, donde al llegar quedó desembarcado. Pasó allí el último examen con buena nota por lo que abandonó la Compañía al serle entregada la Real orden de su ascenso a alférez de fragata, con fecha del día 29 de agosto del año de 1737.

Recibió la orden, con fecha de 19 de febrero de 1738, de embarcar en el navío Europa, perteneciente a la escuadra del general Spínola, con el que cruzó el océano con rumbo a la Habana, y desde allí, al poco tiempo, viajó a Cartagena de Indias quedando destinado en ella, donde recibió la Real orden con fecha de 9 de julio del año de 1740, por la que se le ascendía al grado de alférez de navío.

Al encontrarse en esta ciudad, y declarada ya la Guerra de Asiento,  participó activamente en su defensa, a las órdenes del general don Blas de Lezo, contra el intento de invasión de la gran armada británica del almirante Vernon que durante tres largos meses intentó el desembarco, siendo al fin completamente derrotado por unas exiguas fuerzas españolas, en su mayoría simples ciudadanos, las milicias, quedando demostrado así el gran valor y saber hacer de su comandante, don Blas de Lezo.

En dos de los varios enfrentamientos que sostuvo resulto herido, pero no siéndolo de gravedad, pudo recuperarse pronto. A causa de su sobresaliente comportamiento en este combate, fue ascendido por méritos de guerra al grado de teniente de fragata, por Real orden del día 19 de diciembre del año de 1741.

Se trasladó a la Habana, ya entrado el año de 1742, y allí se le destinó a navegar por sus aguas y por el seno mejicano, realizando un viaje a Veracruz para cargar los situados y transportarlos a la Habana.

El día 5 de junio Adrián de Caudrón se halla embarcado en una flotilla compuesta por treinta naves a las que da escolta una fragata que partiendo de La Habana, y tras recoger refuerzos en San Agustín, se dirige hacia la isla de Guadalquini, actual St. Simon Island, con un ejército al mando de Manuel Montiano, gobernador de Florida, en una expedición de contraataque a los fuertes que el británico Oglethorpe ha establecido en este territorio, al sur del actual estado de Georgia, que la corona de España considera como propios.

El día 5 de julio, resistiendo el fuego de las baterías costeras y tras romper una formación de balandras acoderadas, las tropas españolas toman el fuerte de St. Simon. Al día siguiente se dirigen al norte, al fuerte de Frederica, donde son derrotados y tras una escaramuza con igual resultado el día 7, las fuerzas españolas se retiran definitivamente de la zona.

Por su extraordinario valor en esta acción recibe una recomendación de su general que se traduce en una Real orden de 17 de noviembre  de 1742, por la que se le asciende al grado de teniente de navío, teniendo en cuenta que todos estos servicios los prestó como voluntario. Al terminar los enfrentamientos se presentó de nuevo en la Habana y embarcó en su navío de destino, el Europa.

En el año de 1744 zarpó de la Habana, formando su nave división con los navíos Glorioso, Príncipe y Castilla que estaban al mando del general Torres, para prestar protección a una Flota de Indias que zarpaba con rumbo a la Península transportando en sus bodegas diez millones de pesos y con la que arribaron felizmente a la Coruña.

En el año de 1745 se le ordenó embarcar en el navío Santa Isabel, que pertenecía a la escuadra del general marqués de la Victoria, con la que zarpó rumbo al puerto de Cartagena, desde donde zarpó a combatir a los corsarios y a realizar alguna comisión encomendada por el Gobierno. En una de las arribadas, ya en el año de 1746, por pasar su buque a desarme, quedó desembarcado en el Arsenal de  esta ciudad.

En el mes de enero del año de 1748 recibió la orden de trasbordar al navío Constante, con el que realizó navegaciones en corso, quedando desembarcado en el mes de diciembre siguiente.

Permaneció en el Arsenal incorporado a los Batallones de Infantería de Marina y en dos ocasiones, a bordo de jabeques, navegó a la plaza de Orán para llevar provisiones y dinerario.

En el año de 1749 se le ordenó embarcar en el navío Constante, quedando incorporado a la división del Baylío don Julián de Arriaga, con la que zarpó rumbo a Tierra Firme, dando protección a un convoy de tropas que tenían como misión sofocar una revuelta que se había producido en la provincia de Caracas y quedandó finalmente controlada con la llegada de refuerzos.

Una vez pacificada la zona, zarpó la división con rumbo a Cartagena de Indias y estando allí se le encargó a su jefe que zarpara con rumbo a la Habana, para dar su protección a una Flota de Indias que se dirigía a la Península con la que arribaron a la bahía de Cádiz sin novedad. Allí se le dio orden de desembarcar, pasando destinado de nuevo a los Batallones de Infantería de Marina.

Ya en el año de 1751 recibió la orden de embarcarse en el navío Dragón, que en conserva con el América y a las órdenes de don Pedro Stuard, en aguas del Cabo de San Vicente, tuvieron un encuentro con el Danzik, capitana de Argel y el Castillo Nuevo, entablándose un combate que se prolongó durante cuatro días, con treinta horas de combate real, en los que el Castillo Nuevo aprovechó los primeros momentos para ponerse a salvo, cubierto por su capitana, teniendo que pegar finalmente fuego al Danzik por inservible. El comportamiento de Caudrón fue elogiado por su comandante a sus superiores.

Con su navío, ya en el año de 1752, arribó a la bahía de Cádiz, zarpando al poco tiempo con rumbo a Ferrol. Al llegar se le ordenó trasbordar al navío Asía, que acababa de ser dado de alta en la Real Armada e incorporado a la división de don Luis de Córdova, con el que zarpó de vuelta a Cádiz y desde aquí volvieron a hacer a la mar con destino a las islas Terceras, donde esperaron al navío Fuerte que había zarpado de la Habana con caudales, escoltándole hasta su arribada en la bahía, quedando desembarcado por ser de nuevo destinado a los Batallones de Infantería de Marina.

En el año de 1753 se le ordenó volver a embarcar y en el mismo navío Asía, que en conserva con el Fuerte y la fragata San Antonio, zarparon de Cádiz con rumbo a Veracruz, para después continuar viaje y hacer su arribada a la Habana quedando allí en relevo de otras  unidades que habían ya zarpado.

Recibió una Real orden con fecha del día 20 de marzo del año de 1754, en la que se le comunicaba su ascenso al grado de capitán de fragata.

El día 20 de marzo del año de 1755, fue nombrado Segundo comandante del navío Bizarro con el que realizó un viaje a Veracruz  transportando armas y municiones, regresando después a su puerto  base de la Habana.

El día 16 de marzo del año de 1756, por orden de don Blas de la Barreda, se le entregó el mando de este navío por haber sido reclamado a la Península su comandante.

El día 5 de abril zarpó rumbo a Veracruz con materiales para agrandar el muelle de éste puerto, cargando allí harina y materiales para arbolar los palos con los que regresó al puerto de la Habana.

Al año siguiente zarpó con el situado de la Habana para transportarlo a los puertos de Aray, La Guayra y Cartagena de Indias, tornando a la Habana el 26 de julio.

El día 26 de marzo del año de 1759, por pasar el navío a desguace por inservible, quedó desembarcado en el mismo Apostadero.

El día 15 de octubre del mismo año, se le ordenó embarcar de Segundo comandante en el navío Astuto, con el que zarpó en el mes de enero del año de 1760, rumbo a la sonda de la Tortuga, manteniéndose en esas aguas a la espera de la fragata Flora que, procedente de Veracruz, regresaba con caudales. Aprovechó este tiempo de espera el comandante del navío para realizar pruebas de las propiedades del buque hasta el avistamiento de las velas de la fragata con la que se reunieron y en conserva arribaron a la Habana.

En el mes de abril se le ordenó trasbordar como Segundo al navío Diligente con el que realizó el viaje de regreso a la Península, arribando a la bahía de Cádiz.

Se encontraba en este Arsenal cuando recibió la Real orden de fecha del día 13 de julio del año de 1760 con el ascenso al grado de capitán de navío, entregándosele el mando del Diligente con la orden de trasladarlo al Arsenal de Ferrol por pasar a desarme.

En el mes de noviembre del año de 1761 al declararse de nuevo la  guerra al Reino Unido, se le otorgó el mando del navío Gallardo, que estaba integrado en la escuadra del marqués de Vega Florida, con la que realizó dos salidas en protección del tráfico marítimo.

Una vez firmada la paz quedó de nuevo desembarcado, llegándole una Real orden, con fecha del día 22 de marzo del año de 1763, por la que se le destinaba al Arsenal de Cartagena.

El día 15 de febrero del año de 1765 recibe el mando del navío Triunfante, formando parte de la escuadra del marqués de la Victoria. Zarparon de la bahía de Cádiz y arribaron a Cartagena donde se encontraba la infanta de España, doña María Luisa de Borbón, que embarcó el día 24 de junio. Las naves zarparon al amanecer del día siguiente rumbo a Génova, donde fondearon el día 17 de julio. La infanta se convertiría en esposa de Pedro Leopoldo de Lorena, Gran Duque de Toscana y futuro emperador del Sacro Imperio, trás las fiestas a que fueron convidados dotaciones y mandos, zarpó de nuevo la escuadra rumbo al puerto de Liorna, donde embarcó la Princesa María Luisa de Parma, que había de  contraer nupcias con el Príncipe de Asturias, futuro don Carlos IV, regresando la escuadra a Cartagena el día 11 de agosto.

En el viaje se pudo observar la disposición en formación de tres divisiones de tres navíos, navegando de tres en línea y de fondo, dejando en el centro el Rayo, para resguardo de mares y vientos, con el fin de que los trayectos fueran a poca velocidad y no molestaran a las nobles damas en ambos viajes.

En septiembre del mismo año y con el mismo buque, llevando a bordo un situado de trescientos mil pesos fuertes, zarpó con rumbo a Nápoles y Palermo donde dejó los caudales, arribando de nuevo a Cartagena el día 28 de noviembre.

Con fecha del día 8 de febrero del año de 1766, volvió a hacerse a la mar en comisión reservada, sabiéndose que arribó a Barcelona y de ésta ciudad zarpó con rumbo a la bahía de Cádiz, donde su nave fue  cargada con maderas para la reparación y construcción de buques, arribando de nuevo el día 26 de marzo al Arsenal de Cartagena donde desembarcó los materiales.

El día 6 de mayo volvió a zarpar con rumbo a Nápoles, comisionado para llevar presentes a los Monarcas de ese reino, además de ocho mil quintales de plomo que fueron desembarcados en el puerto de destino. Zarpó de nuevo con rumbo a su base y en el viaje se le cruzó  un pingüe español, cargado de buen vino, que había sido apresado por los berberiscos y que después de un corto combate fue marinado, arribando a Cartagena el día 21 de junio.

El día 15 de julio zarpó de nuevo rumbo a Cádiz, donde arribó el día 18, allí fue comisionado para transportar doscientos cincuenta mil pesos fuertes a Nápoles, zarpando el día 7 de agosto a cumplir su misión. Salió de Nápoles el día 3 de septiembre, arribando a Cartagena el día 16 del mismo mes.

De nuevo el día 13 de octubre zarpó de Cartagena, cargando fusiles, pólvora y vestuario con rumbo a Cádiz, arribando de nuevo a Cartagena el día 4 de noviembre. El día 1 de enero del año de 1767 quedó desembarcado en el mismo Arsenal.

El día 18 de septiembre del año de 1769, se le entrega el mando del navío Velasco, con el que realiza misiones de corso por el Mediterráneo, recibiendo orden del día 25 de octubre del año de 1770, de tomar el mando del Vencedor, pasando junto con el Monarca a formar una división al mando del marqués de Casa Tilly, con la misión de trasportar municiones y ropa, más la tripulación para el navío Atlante que se encontraba en la bahía de Cádiz, cumplida la comisión se reintegra a Cartagena, arribando el día 30 de junio del año de 1771.

Por Real orden del día 17 de julio del año de 1772 se le nombra Inspector de Almacenes y Repuestos del Arsenal de Cartagena, tomando posesión del cargo el día 12 de septiembre, destino en el que permaneció hasta el día 1 de julio del año de 1774, por habérsele destinado al Arsenal de Cádiz.

Pero estuvo poco tiempo, ya que por Real orden del día 20 de diciembre de 1774, se le otorgó el ascenso a jefe de escuadra, con la orden de regresar al Arsenal de Cartagena.

Por Real orden del día 9 de agosto del año de 1776 se trasladó al Arsenal de Cádiz a tomar el mando del navío Monarca, en el que enarboló su insignia, habiendo hecho el viaje entre ambos Arsenales en el navío Princesa, pasó a ser el segundo jefe de la escuadra del marqués de Casa Tilly.

Zarpó la escuadra el día 13 de noviembre dando escolta a un convoy que transportaba al ejército del general Ceballos con la misión de recuperar las tierras que los portugueses habían tomado fuera de los límites del tratado de Tordesillas, a raíz del conflicto por la colonia de Sacramento.

Las tropas de Ceballos conquistaron la isla de Santa Catalina y recuperaron la colonia, lo que llevó a los dos países vecinos a firmar la paz, y conocedores de esto la escuadra con parte del convoy, regresaron a la Península arribando en el mes de noviembre del año de 1779.

A primeros del año de 1780 se reincorporó a Cartagena siendo posteriormente nombrado vocal de la Junta de Asistencia del Departamento de Cartagena.

Permaneció en este cargo hasta que recibió una Real orden, con fecha 14 de enero de 1789, en la que se le notificaba su ascenso al grado de teniente general, por lo que pasó a desempeñar, en calidad de interino, el mando del Departamento, desde el día 24 de diciembre del año de 1792, al ser sustituido su titular, el marqués de Casa Tilly, hasta que llegó el nuevo propietario, el día 6 de febrero del año de 1793, en que se presentó el teniente general don Miguel José Gastón.

Por lo que quedó sin mando y en situación de disponible, lo que le llevó a decidir tomar residencia en la misma ciudad de Cartagena, en la que le sobrevino el óbito, el día 10 de enero del año de 1796. Con la edad de setenta y siete años, de los que sesenta y uno fueron de servicios constantes a España y a su Rey.

Bibliografía:

Enciclopedia General del mar. Garriga, 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 12, 1911, páginas, 634 y 635.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

González de Canales, Fernando. Catálogo de Pinturas del Museo Naval. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 2000.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid 1873.

Stuart y Portugal, Pedro.: Relación de los principales acaecimientos entre el navío Dragón y América con el Dancik de Argel el día 28 de Noviembre de 1751. Madrid, 1952. Edición de 100 ejemplares, el nuestro es el 75.

Válgoma, Dalmiro de la. y Finestrat, Barón de.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.