Corbeta Zafiro 1823

Posted By on 26 junio, 2012

 

Esta corbeta llegó a La Guaira desde Inglaterra el 2 de noviembre de 1822, armada con 18 cañones.

Rebautizada Carabobo el 18 de febrero de 1823, armada con 22 a 24 cañones de a 9 y 12 libras.

Se incorporó a la escuadra colombiana al mando del comodoro norteamericano Danels.

Capturada frente a Puerto Cabello en el combate librado el 1º de mayo de 1823 entre los buques de Danels y la fragata Constitución y la corbeta Ceres, a las órdenes del capitán de navío don Ángel Laborde. Los españoles la llamaron Zafiro.

Tras el combate y captura, pasó a Puerto Cabello para ser rehabilitada y después a la Habana para ser reparada, constando en un informe del 8 de junio de 1823, que se encontraba bien de fondos pero imposibilitada de salir a la mar.

El 1824, al mando del teniente de navío don Agustín Aguilar Taboada, capturó en aguas cubanas una goleta con bandera colombiana armada con 8 cañones.

Al mando del teniente de navío Antonio Valera se encontraba a comienzos de 1825 en la división del mando del capitán de navío Ángel Laborde. Llevó tropas, víveres y pertrechos, en dos ocasiones, a los defensores de San Juan de Ulúa. En febrero de ese año llegó a la Habana en un convoy al mando de Laborde con tropas de San Juan de Ulúa, la mayoría estaban enfermos.

A partir del 15 de junio de 1825, al mando del capitán de fragata Agustín Waters Horcaditas, salió de la Habana para escoltar un numeroso convoy a Veracruz. El gobernador del castillo de San Juan de Ulúa, brigadier José Coppinger, capituló el 18 de noviembre de 1825, llevando a la guarnición española a la Habana.

La corbeta Zafiro volvió a zarpar de la Habana a finales de 1825 rumbo a la Península escoltando un convoy, pero en el Canal de Bahama la corbeta sufre varias averías al colisionar con la fragata El Gran Turco y tiene que recalar en Puerto Rico sin el palo trinquete y daños en el bauprés.

Estando en reparaciones, es atacada por el corsario colombiano General Soublet que intenta capturar la corbeta, pero es rechazado por su tenaz resistencia.

A finales de 1825 llegó a Cartagena al mando del capitán Horcasitas y después se trasladó a Cádiz.

El 29 de noviembre de 1825 es puesto al mando del teniente de navío don Manuel de Quesada.

Zarpa de Cádiz con el navío Guerrero y el mercante Bello Indio el 9 de febrero de 1826 y llega al puerto de Santiago de Cuba el 19 de marzo de 1826. Llegaron cargados de obuses, morteros, 510 bombas de 12 pulgadas, 200 granadas de 7 pulgadas, 2.480 balas, cuerdas-mecha y 22 velas de cabria.

El 28 de marzo de 1826 se encontraba en Santiago de Cuba formando escuadra con el navío Guerrero, las fragatas Lealtad, Iberia, Perla, Casilda y la goleta Habanera.

Según algunos listados fue dada de baja en 1827.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 71. Cádiz 3 de junio. Publicado el Martes, 13 de junio de 1826, página 281.

Bordejé y Morencos, Fernando de. Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Egea López, Antonio.: Ángel Laborde, comandante del apostadero de La Habana. Revista de Historia Naval. Año 1990, nº 28.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo IX. Museo Naval. Madrid, 1973.

Ibo Alfaro, Manuel.: La Corona de Laurel. Tomo II. Madrid, 1861.

Paula Mellado, Francisco de.: Diccionario universal de historia y de geografía. Tomo V. Madrid, 1848.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Pérez Turrado, Gaspar.: La marina española en la independencia de Costa Firme. Editorial Naval. Madrid, 1992.

Pezuela, Jacobo de la.: Ensayo histórico de la isla de Cuba. Nueva York, 1842.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex, Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.