Biografía de don Cristóbal de Eraso y Galindo

Posted By on 29 diciembre, 2009

Biografía de don Cristóbal de Eraso y Galindo

Capitán general de la Armada de la Carrera de Indias.

Vivió a lo largo del siglo XVI.

Se desconoce su fecha de nacimiento, sabiéndose solo que pertenecía a una familia vizcaína que arrancaba en el Señorío de Polmoza, siendo sus padres don Alonso de Eraso y doña María Galindo y Medina, en la que muchos de sus miembros ya habían sido o eran marinos.

Se comienza a saber de él, sobre el año de 1570 cuando dirigió la construcción en la antigua Vera Cruz, basándose en lo ya realizado reforzando y artillando convenientemente los torreones Caballero Alto y Torre Vieja.

Por una documento que dice: < Carta al presidente del consejo de Indias D. Juan de Ovando, dándole cuenta en 1571 de su navegación desde que salió de Sanlúcar hasta el puerto de San Juan de Lúa > (Debe ser la que conocemos como Ulúa)

Por Real Cédula de fecha del día cinco de marzo del año de 1576, se le otorgó el mando del galeón capitana de la escuadra de la Carrera de Indias, siendo así su Capitán General.

Por un documento sabemos: < Instruccion, que dio al capitán Pero Menendez Marquez, almirante de la carrera de Indias, con fecha en Cartagena á 20 de agosto 1576, para su viaje de regreso á España con seis naos de la flota de Francisco Lujan, y con los galeones y patax de la armada >

Por otro documento: < Instruccion al almirante Bernardino de Ovando, fecha en Yaguana á 14 de enero 1577, para el destino de lugarteniente suyo con que iba á la Habana con cuatro navíos y una lancha >

< Auto que proveyó en el puerto de Nombre de Dios á 28 de abril 1577, sobre la ida de su almirante Miguel de Eraso y el capitán Luis de Melo á la ensenada de Acla en busca de las lanchas que los corsarios tenian escondidas en ella, por donde pasaron al mar del Sur y robaron el navío de Quito y la isla de las Perlas >

< Instruccion, que dio en la ciudad de Nombre de Dios á 30 de abril 1577, al mismo Miguel Erauso y para la misma expedición >

< Instruccion, fechada en la Habana á 18 de junio 1577 al capitán Álvaro Valdés, para el viaje, que con dos galeones y una lancha debia hacer á las islas de Barlovento >

< Instruccion, que dió en Cartagena de Indias á 30 de octubre de 1578 á D. Pedro Vique, para la órden que habia de observar en Costa-Firme, adonde le enviaba con dos galeones y una saetía >

< Proposicion, que hizo en 24 de noviembre 1578 á los capitanes y pilotos de su armada, sobre la arribada del almirante D. Alonso de Eraso; y pareceres que dieron aquellos >

< Proposiciones, que hizo en junta de oficiales reales, capitanes y pilotos, celebrada en Cartagena de Indias á 16 de enero 1579, sobre el viaje que debia hacer á las islas de Barlovento en persecución de corsarios, y socorro de las naos de la flota de Nueva-España del cargo de D. Álvaro Manrique, derrotadas en un temporal >

< Carta al virrey del Perú, con fecha 15 de mayo 1579, sobre la entrada de Drake en la mar del Sur, y derrota que podia seguir para su regreso á Inglaterra por las islas Filipinas y cabo de buena Esperanza >

< Carta para S. M., de Sanlúcar de Barrameda á 27 de noviembre 1579, dando cuenta de su viaje desde que salió de allí en 5 de julio 1578 con la armada de su mando para Costa-Firme y Habana, hasta su regreso á España >

< Representación al Rey, sobre que Diego de Flores Valdés, aunque entendia de las cosas del mar, no tenia experiencia en las de guerra, y convenia que fuese con él en la armada una persona apta en esta facultad, porque si los ingleses y franceses tenian hecha alguna fortaleza, seria preciso desalojarlos >

En uno de sus viajes a la Península se le encontraron unas barras de oro en uno de sus buques que no había declarado y los de la Casa de la Contratación le amenazaron con dar parte de ello al Monarca, a lo que respondió: < Yo podría dar a cambio unas barras de mucho más valor, los huesos de mi hijo primogénito muerto en América mientras servía en uno de los buques de la Armada >

Como Capitán General de la escuadra de la Carrera de Indias, se le ordenó incorporarse a la escuadra al mando de don Álvaro de Bazán, en su expedición a las islas Terceras y como segundo al mando de la escuadra.

Al estar ya en las maniobras previas a los combates en el año de 1582, don Álvaro dió la orden de aproar al enemigo, en cuya maniobra el galeón de Eraso por una fortuita racha de viento lo desarboló del palo mayor, visto por el marqués de Santa Cruz el infortunio sufrido en uno de sus mejores galeones, ordenó revirar para protegerlo y dejar para mejor ocasión el combate.

Ya al quedar rezagado y sotaventado el galeón San Mateo, que fue el que en realidad provocó el combate, Eraso se mantuvo firme y jugó de tal forma su artillería a pesar de ser más costosa de mover, que ningún enemigo consiguió aferrarlo, ya que cuando conseguían llegar estaban casi deshechos.

Después de la victoria naval don Álvaro no quiso desembarcar, porque sus fuerzas de infantería estaban muy cansadas y los buques algunos muy tocados, decidiendo regresar a Lisboa a repara unos y recuperarse los otros.

Regresó al año siguiente de 1583, que fue cuando ya se llevó a efecto el desembarco, en la isla Terceira en la ensenada del Marqués, transbordaron a la galera Real los dos y Eraso, tuvo una actuación tan destacada que García de Alarcón le compuso una poesía como Elogio a su persona.

Don Cristóbal de Eraso, que miraba

lo que delante dél hacía el Marqués,

como furioso rayo se arrojaba

por medio el gran reparo del francés.


Y a la diestra y siniestra destrozaba;

ya da estocada, tajo ya revés,

ya redobla, ya embete, ya se alarga,

ya sobre el enemigo apriesa carga.

Después de este hecho de armas no se vuelve a saber nada de él.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1968. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Fernández de Navarrete, Martín.: Biblioteca Marítima Española. Obra póstuma. Madrid. Imprenta de la Viuda de Calero. 1851.

Saiz Cidoncha, Carlos.: Historia de la piratería en América Española. San Martin. Madrid 1985.

Compilada por Todoavante.

About the author

Comments

Comments are closed.