Goleta Isabel II 1834

Posted By on 30 septiembre, 2012

Goleta británica construida en Sierra Leona en 1831 con el nombre de Wave.

Medía 22,89 metros de eslora, 6,76 de manga, 3,13 de calado a popa. Desplaza 130 toneladas.

Armada con un cañón colisa de a 18 libras y 4 carronadas de a 18. Tripulada por 47 hombres.

Adquirida en septiembre de 1834 por el marqués de Miraflores, embajador español en Londres. Costó 2.518 libras, 6 chelines y 6 peniques.

Zarpó de Londres el 1º de octubre de 1834 y llegó a Santander la mañana del 12 de octubre con tripulación británica. En un primer momento se llamó Isabela, cambiada de nombre por el de Isabel al llegar a España y poco después al definitivo Isabel II.

Al poco de llegar, ya con tripulación española, es destinada a las fuerzas navales del Cantábrico, quedando destinada en el puerto de San Sebastián. Desde este puerto realizó numerosas comisiones de patrulla y reconocimiento al mando del teniente de navío don Juan Otalora. Parte de su dotación realizó un desembarco en agosto de 1835 para tomar las posiciones que los carlistas tenían en cabo Machichaco.

Al mando del teniente de navío don Antonio Arévalo escoltaba un convoy durante el segundo asedio de Bilbao en noviembre de 1836. En medio de una densa niebla es capturado uno de los mercantes, solicitando su comandante fuese relevado del mando de la goleta por esta pérdida, petición que no fue satisfecha. Se encontraba en la ría de Bilbao el 22 de diciembre de 1836, acompañado del bergantín británico Sarracen, cuando sostuvo un intercambio de disparos con los cañones carlistas. Dos días después, durante la batalla del puente de Luchana, junto a varias lanchas cañoneras y varias trincaduras, desembarcó las tropas que tomaron el puente, apoyándolas con sus cañones.

En noviembre de 1838 se encontraba en aguas del Cantábrico. En 1839, al mando del teniente de navío don Joaquín Montojo, se traslada al apostadero de Barcelona. Se hace a la vela el 21 de agosto y llega a su destino en el mes de octubre.

En 1840 es carenada y reparada en el arsenal de Cartagena, regresando después a su destino en Barcelona. Realizó servicios rutinarios de patrulla y escolta en las costas del Mediterráneo.

El 17 de septiembre de 1844 se ordena su desarme y baja en la Armada. El comandante del arsenal de Cartagena, el brigadier don José de la Cruz, propone aprovechar su casco para darle al buque otro destino. Fue carenado y alargado su casco en el arsenal para convertir la goleta en un paquebote, armado con un solo cañón de 12 cm. Entró de nuevo en servicio como paquebote Gaditano el 15 de octubre de 1849. Puesto al mando del alférez de navío don José Manuel Díaz de Herrera sirvió varios años más hasta su baja en 1864.

Bibliografía:

Anca Alamillo, Alejandro.: “Historia de la Armada española del primer tercio del siglo XIX: importación versus fomento (1814-1835)”. Cuadernos monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval, nº 45. Madrid, 2004.

Diario de las Sesiones de las Cortes. Congreso de los Diputados. Sesión del 27 de noviembre de 1838. Tomo I. Madrid, 1838, página 190.

Los Ministros de España, desde 1800 a 1869. J. Cabrera y Compañía Editores. Tomo III. Madrid, 1870.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.