Bergantín Pelayo 1849

Posted By on 31 octubre, 2012

Bergantín construido en el astillero de Esteiro, Ferrol, en 1849.

Armado con 16 a 20 cañones.

En octubre de 1850 se encuentra en el apostadero de la Habana.

A comienzos de 1852 se encuentra al mando del capitán de fragata don José Martínez Viñalez.

En el año 1856 llegó a Vigo procedente del puerto de Nuevitas, isla de Cuba. Después de pasar la cuarentena en el lazareto de Vigo, fondeó en la base de Ferrol.

En febrero de 1857 se encontraba en Mahón. Su comandante recibe la orden de pasar a Cádiz con el navío Reina doña Isabel II, la fragata Bailén y el vapor Colón, que se encontraban también en Menorca.

El 12 de mayo de 1857 zarpó de Cádiz formando escuadra con el navío de línea Reina doña Isabel II, la fragata Bailén, las urcas Pinta y Santacilia y el vapor de ruedas Francisco de Asís. Llegan a la Habana el 25 de junio, donde desembarcan a 1.450 hombres por si era necesaria una intervención militar en México por las tensas relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

A finales de julio de 1859 dispuso el capitán general de Cuba la salida de la Habana del bergantín Pelayo para salvaguardar los intereses españoles en las costas de Venezuela tras las revueltas ocurridas. El bergantín llegó a La Guaira el 30 de agosto y su comandante, el capitán de fragata don Rafael Ramos Izquierdo, es informado por el comandante de un buque de guerra holandés de los atropellos cometidos por las tropas del general sublevado Aguado. Se exigió la devolución del bergantín mercante español Galgo, que el general pretendía armarlo, de la liberación de súbditos españoles presos por sus tropas y una indemnización por los daños causados. La respuesta del general fue negativa y el 2 de septiembre atacaron la casa del cónsul español. Viendo la señal de auxilio, el comandante Izquierdo envió al muelle en dos botes a 22 hombres armados. Atravesando los fuegos de los rebeldes, consiguen llevar a bordo al cónsul. Las tropas del general sublevado son derrotadas y la dotación del bergantín pasó a asistir a los heridos propios y ajenos.

En 1858 se encontraba sirviendo en Río de la Plata. A finales de 1859 se encuentra en la estación naval del Río de la Plata, con base en Montevideo.

Dado de baja en 1867 según varios listados. En febrero de 1869 se encuentra en estado de excluido.

Baja definitiva entre 1873 y 1874 tras varios años sirviendo como pontón.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Diarios de las sesiones de Cortes. Congreso de los Diputados. Tomo I. Imprenta Nacional. Madrid, 1862, 14 de noviembre de 1861.

Giménez y Guited, Francisco.: Historia militar y política del General Don Juan Prim. Tomo II. Barcelona, 1860.

González-Llanos Galvache, Santiago.: “La construcción naval en Ferrol durante el siglo XIX”. Cuaderno monográfico nº 29. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid. Noviembre 1996.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga. Madrid, 1997.

Paula Mellado, Francisco.: Enciclopedia Moderna. Tomo XV. Madrid, 1852.

La Revista Militar: periódico de arte, ciencia y literatura militar. Tomo VII. Madrid. Octubre 1850.

Travieso, José Marcelino.: La Marina. Tomo II. Imprenta Fortanet. Madrid, 1856.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.