Fragata Resolución 1862

Posted By on 7 enero, 2013

Fragata de hélice de 2ª clase Resolución.

Fragata de hélice de 2ª clase Resolución. Colección de don José Lledó Calabuig.

Su construcción su autorizada el 14 de septiembre de 1859, formando una nueva serie de fragatas de hélice de 2ª clase, junto a las llamadas Lealtad y Triunfo. Por una Real Orden del 18 de noviembre de 1859 recibió el nombre de Nuestra Señora del Patrocinio. Por otra Real Orden del 28 de diciembre recibió el nombre inicial de Resolución.

Se colocó su quilla en el arsenal de Esteiro, Ferrol, el 22 de septiembre de 1859. Fue botada el 19 de septiembre de 1861.

Desplazaba 3.200 toneladas y medía 70 metros de eslora, 14 de manga y 6,16 de calado.

Su máquina era de 500 caballos nominales que daban una velocidad de 11 nudos. Podía llevar 350 toneladas de carbón. Costó 3.661.741 pesetas. Tripulación de 500 hombres.

Artillada con 15 cañones de 20 cm (68 libras), 26 cañones de 16 cm (32 libras) y 2 obuses lisos de bronce de 15 cm (24 libras).

Al entrar en servicio, el 28 de abril de 1862, es destinada a la Escuadra de Instrucción, mandada por el jefe de escuadra don Luis Hernández Pinzón. Disuelta en junio de 1862, se incorporó a la escuadra del Pacífico junto a la fragata de hélice Triunfo, por lo que ambas fragatas entraron en el arsenal de La Carraca para habilitarse.

Esta escuadra, que zarpó de Cádiz el 10 de agosto de 1862, estaba formada por las fragatas de hélice Triunfo y Resolución, y las goletas de hélice Virgen de Covadonga, que se incorporó a las fragatas en la estación naval de Río de la Plata, y Vencedora, que se incorporó poco después. Al mando del almirante don Luis Hernández Pinzón, que izó su insignia en la fragata Resolución, mandada por el capitán de navío don Manuel de la Rigada y Leal, tenía dos comisiones diferenciadas, una científica y otra militar y política, la de mostrar pabellón en el Pacífico. Recorrieron la costa americana del Atlántico, cruzaron el cabo de Hornos y visitaron varios puertos del Pacífico, llegando hasta San Francisco el 9 de octubre de 1863.

Cuando regresaron a las costas peruanas, comenzaron los incidentes al verse obligado Pinzón a defender a unos emigrantes españoles. Pinzón llegó a ocupar las islas Chincha el 14 de abril de 1864 tomando varios prisioneros. Buena parte de la colonia española dejó Callao en el vapor ”’Heredia”’, remolcado por la goleta Covadonga y cubierta por las dos fragatas españolas, ante toda la escuadra peruana dispuesta a abrir fuego. A pesar de todo, se pudo evitar la guerra. Pinzón dimitió el 9 de noviembre de 1864 y fue sustituido por el jefe de escuadra don José Manuel Pareja. A todo esto ocurrió la desgracia del incendio de la fragata Triunfo, que se incendió la noche del 25 de noviembre de 1764 en el puerto de Pisco.

Aunque se evitó la guerra, las tensas relaciones continuaron y los peruanos se reforzaron militarmente, adquiriendo en el extranjero, numerosos cañones navales y de costa, dos corbetas, un monitor y una pequeña fragata blindada. En diciembre de 1864 se incorporó a la escuadra de Pareja las fragatas de hélice Blanca, Berenguela y Villa de Madrid.

En 1865 se produjo otro incidente cuando las dotaciones españolas se encontraban en tierra de permiso en Callao, resultando muerto el cabo de mar don Esteban Fradera, de la dotación de la fragata Resolución. Las reclamaciones fueron atendidas y los incidentes se cortaron, pero poco después hubo en Perú una revolución apoyada por el partido belicista, en la que no intervino la escuadra española. Por entonces llegó la escuadra blindada Numancia, al mando del capitán de navío don Casto Méndez Núñez, y el vapor transporte Marqués de la Victoria.

Al aparecer varios conflictos diplomáticos con Chile, Pareja puso rumbo a la costa chilena, dejando en Perú a los buques recién llegados. El gobierno chileno, muy antiespañol, apoyó la causa belicista peruana y no atendió varias reclamaciones del gobierno español. Pareja bloqueó las costas chilenas como único método para hacer valer la postura del gobierno español, capturando 27 buques mercantes. El conflicto empeoró al vencer en Perú la causa belicista, encabezada por el general Prado, que se proclamó dictador absoluto. Este dictador se alió con los chilenos y pasaron a las armas.

El 26 de noviembre de 1865 se produjo el combate de Papudo, donde la pequeña goleta Covadonga fue capturada por la corbeta chilena Esmeralda. Pareja, abrumado por la noticia, y creyendo que también se había perdido la Vencedora, se suicidó. El brigadier Méndez Núñez tomó el mando de la escuadra española y ordenó concentrarla frente a Valparaíso para evitar más sorpresas.

Tomó parte en el bombardeo de Valparaíso el 31 de marzo, y en el combate de Callao el 2 de mayo de 1866, donde disparó 1.304 proyectiles y fue alcanzada por 19 proyectiles que causaron 14 bajas, 3 de ellas muertos. Desde el mes de marzo de 1866, la fragata Resolución estaba al mando del capitán de navío don Carlos Valcárcel Ussel de Guimbarda, que sustituyó al capitán Rigada.

Finalizadas las operaciones en el océano Pacífico, emprende el regreso el 10 de mayo por el cabo de Hornos con los buques al mando de Méndez Núñez. Todos los buques sufrieron calamidades en esta travesía, pero la travesía de la fragata Resolución fue extremadamente penosa. Además del escorbuto, que afectó a todos los buques de la escuadra, la Resolución perdió el timón el 13 de junio y estuvo a punto de hundirse al navegar a la deriva.

Logró fondear la fragata en la isla Lobos Marinos, al sur de las islas Malvinas, el 22 de junio, enviando el comandante de la fragata, don Carlos Valcárcel, una lancha a Puerto Stanley, a 90 millas de distancia. Allí se encontraba el vapor británico Spiteful, que la remolcó hasta el puerto. Cuando el buque británico partió rumbo a Montevideo y Río de Janeiro embarcó al segundo al mando, el capitán de fragata don José López Seoane, para informar a Méndez Núñez de la situación de la fragata. Enterado de la situación, envió a las islas Malvinas en el vapor de ruedas Colón diverso material y repuestos para reparar la fragata. Mientras tanto, la tripulación de la fragata se dedicó a la construcción de un nuevo timón. Reparada de forma provisional, la fragata Resolución y el vapor Colón zarparon el 16 de septiembre y llegaron a Río de Janeiro el 7 de octubre.

Tras dar descanso a la tripulación, emprendió su navegación el 29 de octubre en conserva de la urca Trinidad, llegando a Cartagena la noche del 31 de diciembre de 1866. Después de varios años de servicio activo, en 1869 entró en el arsenal para ser reparada, aprovechando para convertir la fragata de hélice en una fragata blindada, la cual pasaría a llamarse Méndez Núñez.

Bibliografía:

Blanco Núñez, José María.: La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia S.A., 2011.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

González, Marcelino.: 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2009.

González, Marcelino.: Otros 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2012.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: La Armada española, la campaña del Pacífico, 1862-1871. España frente a Chile y Perú. Aqualarga Editores. Madrid, 1999.

Rodríguez González, Agustín Ramón y Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales, S.A. 2003.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.