Fragata Vitoria 1868

Posted By on 18 enero, 2013

 

Fragata acorazada Vitoria. Colección de don José Lledó Calabuig.

Fragata acorazada Vitoria. Colección de don José Lledó Calabuig.

Fragata blindada construida en Blackwall, Inglaterra, en 1865. El 14 de julio de 1862 aprobó el Ministerio de Marina la construcción en Gran Bretaña de dos fragatas blindadas gemelas, la Vitoria y la Sagunto. Esta segunda fragata no se llegó a construir. El contrato para la primera de ellas, se firmó el 11 de diciembre de 1862 con la empresa británica “Thames Iron Works”. Se colocó su quilla el 15 de enero de 1863 y fue botada el 4 de noviembre de 1865.

La fragata quedó terminada en enero de 1867 y los constructores la entregaron a la Armada en noviembre de ese año tras realizar los pagos pendientes a los británicos. Costó 8.168.120,17 pesetas. Otra cuestión era su llegada a España, que se encontraba en guerra con Chile y Perú y Gran Bretaña decretó un embarco a causa de su neutralidad. Se llegó a un acuerdo entre Gran Bretaña, España y Chile, que también estaba interesada en la entrega de las corbetas blindadas Chacabuco y O´Higgins, por lo que la fragata blindada española pudo llegar a España. La fragata Vitoria zarpó de Londres el 16 de agosto de 1868 y llegó a Ferrol dos días después.

Desplazaba 7.250 toneladas. Medía 90,17 metros de eslora, 17,34 de manga, 11,8 de puntal y 8 de calado. Tripulada por 550 a 600 hombres.

Con una máquina Penn de 1.000 caballos nominales, 8 calderas y una hélice, podía alcanzar los 11 a 13 nudos de velocidad. Entre el palo trinquete y el mayor llevaba sus dos chimeneas. Podía llevar 875 toneladas de carbón (1.409 toneladas según Marcelino González), que la daban una autonomía de 2.477 millas.

Poseía una coraza desde la cubierta alta hasta 2 metros por debajo de la línea de flotación, con 16 cm de espesor en la flotación y 14 cm en el costado, adelgazándose en proa y popa.

Debía estar armada con 30 cañones de 68 libras (20 cm), pero no se artilló hasta su llegada a España, quedando con 4 cañones rayados de avancarga Armstrong de 250 libras y 14 cañones lisos Rivera de 20 cm en la batería. Otros tres cañones Armstrong de 180 libras (20 cm) se montaron en cubierta, 2 en reducto blindado y otro en colisa a proa. Llevaba otros 6 cañones para las embarcaciones menores, los habituales 2 obuses lisos de 15 cm, 2 rayados de 12 cm y otros 2 de 8 cm.

Cuando llegó a Ferrol, se puso al mando del capitán de navío don José María de Beránger y zarpó rumbo a Cádiz. Durante la revolución de la “Gloriosa”, en septiembre de 1868, se unió a los sublevados Topete y Prim contra el régimen monárquico. El 23 de septiembre de 1868 detuvo y apresó al vapor Colón, que llevaba a bordo al almirante don Francisco de Paula Pavía, leal a la reina Isabel II, capitán general del departamento de Ferrol, desembarcándolo en La Coruña.

En el mes de junio de 1869 formaba parte de la Escuadra del Mediterráneo, con las fragatas blindadas Numancia y Zaragoza, las fragatas de hélice Villa de Madrid y Asturias y varios buques menores.

En 1870, los cañones Rivera de 20 cm fueron sustituidos por 12 cañones de 16 cm rayados y entubados del sistema Palliser. El 24 de noviembre de 1870 embarcó en la escuadra una representación de las Cortes y otra del Almirantazgo. La fragata ””’Vitoria””’ se encontraba al mando del capitán de navío don Pedro González y Valerio. La fragatas Villa de Madrid, que era el buque insignia del contraalmirante don José Ignacio Rodríguez de Arias, comandante de la escuadra, zarpó el 26 de noviembre de 1870 con las fragatas blindadas Numancia y Vitoria para dirigirse a La Spezia y ofrecer la Corona de España a Amadeo de Saboya. El nuevo rey Amadeo I embarcó en la Numancia y regresaron a Cartagena el 30 de diciembre de 1870. Se le cambió el nombre por el de Victoria, recuperando su antiguo nombre de Vitoria cuando Amadeo I renunció al trono.

En los siguientes años siguió encuadrada en la Escuadra del Mediterráneo, que en 1872 estaba al mando del contraalmirante don Rafael Rodríguez de Arias. Cuando estalló la revolución cantonal, a mediados del mes de julio de 1873, se encontraba en Cartagena, uniéndose a los buques sublevados, los cuales son declarados piratas el 20 de julio por el gobierno de Madrid. El 22 de julio apresó al vapor Vigilante.

Con la fragata Almansa zarpó rumbo a Almería la tarde del 28 de julio para recaudar fondos y conseguir que se unieran a la causa cantonalista. Se encontraba a bordo el comandante del ejército federal, el general Juan Contreras. Al ser rechazada la petición, las dos fragatas bombardearon la ciudad, zarpando la noche del 30 de julio rumbo a Málaga con el mismo propósito. El 1º de agosto de 1873 son detenidas por la fragata alemana Friedrich Karl y la británica Swiftsure, ambas blindadas, y capturadas al día siguiente por ser declaradas piratas por el gobierno español. Fueron devueltas en Gibraltar al gobierno español el 26 de septiembre de 1873 e incorporadas a la escuadra central al mando del contraalmirante don Miguel Lobo Malagamba.

El 5 de octubre de 1873 salió la escuadra del contraalmirante Lobo de la bahía de Algeciras. El 11 de octubre, formando parte de la escuadra del contraalmirante Lobo, tomó parte en la batalla naval de Portman, en aguas de Cartagena, contra la escuadra cantonal, terminando con la derrota cantonal, que retiró sus buques al fondeadero de Cartagena. En este combate arbolaba la insignia del contraalmirante Lobo y estaba al mando del capitán de fragata don José Montojo y Salcedo. Dos días después salió de nuevo la escuadra cantonal, pero en esta ocasión se retiraron los buques del contraalmirante Lobo.

El 12 de enero de 1874 rompió el bloqueo de Cartagena la fragata Numancia, siendo perseguida por las fragatas Vitoria, Almansa y Carmen, pero consigue llegar a Mazalquivir con unas dos mil personas a bordo. Los sublevados se rindieron el 13 de enero de 1874, entrando la fragata Vitoria con otros buques en Cartagena el 20 de enero.

El 27 de febrero de 1874 pasó a situación de desarme, situación que duró poco tiempo. Durante los meses de junio a septiembre de 1875 formó parte de las Fuerzas Navales del Norte, escuadra que se formó en el mar Cantábrico para combatir a las tropas carlistas. Estaba al mando del capitán de navío don Emilio Catalá y Alonso. Por entonces se le había modificado la artillería, quedando con 4 cañones Woolwich de 250 libras (22 cm), 3 cañones Woolwich de 180 libras (20 cm) y 12 cañones Palliser de 16 cm.

En junio de 1875 se convirtió la fragata en el buque insignia de las fuerzas navales del Cantábrico, mandadas por el contraalmirante Polo de Bernabé, que sustituyó a don Victoriano Sánchez Barcáiztegui, fallecido a bordo del vapor Colón el 26 de mayo. El 30 de mayo de 1875 embarcó en Santander, a bordo del vapor Colón, el contraalmirante don José Polo de Bernabé, que izó su insignia en la fragata Vitoria el 11 de junio, que acababa de llegar de Ferrol con las goletas Buenaventura, Ligera, Sirena y Favorita.

La fragata, que era la unidad más poderosa de las Fuerzas Navales del Norte, se convirtió en el protagonista de la mayoría de las intervenciones de bombardeo de la costa en apoyo a las tropas liberales. En solitario o con otros buques del gobierno, bombardeó las poblaciones y baterías costeras de Motrico los días 25 de junio, 21, 23 (las baterías costeras carlistas causan tres muertos en la fragata), 26 de julio y 3 de septiembre, Bermeo, los días 26 de junio, el 7 y 22 de julio, 17 y 31 de agosto, donde sufre la pérdida de dos heridos y algunos ligeros daños, Ondárroa los días 8, 22, 23 y 24 de julio, causando en ese día un herido y ligeros daños las baterías costeras, 13 de agosto, 1º y 6 de septiembre, Mundaca el 26 de junio, el 7 y 27 de julio y el 17 de agosto, Lequeitio los días 8, 23, 24, 28 de julio y 11, 18 y 30 de agosto. En este último ataque de agosto, los cañones enemigos alcanzan a la fragata en varias ocasiones, causando tres heridos, Zarauz los días 22 de julio, donde la artillería carlista destruye su lancha de vapor, 24 y 27 de julio, 13 de agosto, 4 y 7 de septiembre. En este último día, los cañones carlistas causan dos heridos. Deva el 23, 26 de julio y 14 de agosto, Elanchove, el 23, 29 de julio, 12, 16 de agosto y 2 de septiembre. En repetidas ocasiones fue alcanzada por los disparos de las baterías carlistas, pero sólo le causaron ligeros daños debido a su blindaje. Lanzó un total de 1.700 granadas, sufriendo las bajas de sólo una decena de bajas.

En 1877 se incorporó a la Escuadra de Instrucción. El 25 de septiembre de ese año, llevando la insignia del comandante de la escuadra, el contraalmirante don Santiago Durán y Lira, con las fragatas Numancia y Blanca y la corbeta África, inició varias travesías con el rey Alfonso XII a bordo de la fragata Vitoria, visitando los puertos de Alicante, Valencia, Tarragona, Barcelona, Rosas, Mahón, Palma de Mallorca, Santa Pola, Almería y Málaga.

El 19 de agosto de 1879, cuando dejó de formar en la Escuadra de Instrucción, inauguró la fragata Vitoria el dique de La Campana de Ferrol, también llamado San Luis. A finales de 1880 se redujo su artillería, instalando otra más moderna y potente. Quedó armado con 8 cañones Armstrong de 250 libras en la batería, 3 cañones de 180 libras en cubierta y 6 cañones rayados de 8 cm para las embarcaciones menores. Pocos años más tarde, el cañón de 180 libras en colisa fue sustituido por un Hontoria de 20 cm, añadiéndose otros 2 Hontoria de 9 cm, 2 Hontoria de 7 cm, 8 ametralladoras y 2 tubos lanzatorpedos.

En 1882 se incorporó de nuevo a la Escuadra de Instrucción, mandada por el contraalmirante don Luis Bula y Vázquez. El 22 de noviembre de 1783 llegó a Valencia la corbeta alemana Prinz Adalbert con el Príncipe heredero alemán a bordo, con la corbeta Sofía y el aviso Loreley. Fueron escoltados por los buques de la Escuadra de Instrucción, las fragatas Numancia, Vitoria, Lealtad y Carmen.

En 1884 seguía prestando servicios en la Escuadra de Instrucción, mandada por el contraalmirante don Francisco de Paula Llanos y Herrera. Con motivo de una visita de los reyes a Ferrol, embarcaron en la fragata Vitoria el 19 de agosto, escoltada en agosto de 1884 por las fragatas Numancia, Carmen y Lealtad y el cañonero Paz hasta La Coruña y Ferrol, donde se unió la fragata Navarra y siguieron la travesía por las rías bajas, donde los reyes desembarcaron en Vigo el 25 de agosto.

En septiembre de 1885 se incorporó a la Escuadra de Instrucción, mandada por el vicealmirante don Juan Bautista Antequera y Bobadilla, quedando disuelta en enero de 1886. Formó parte de la escuadra que fondeó en Mahón el 18 de marzo de 1886, compuesta por las fragatas acorazadas Vitoria y Numancia, las fragatas de hélice Gerona y Carmen, el cañonero Paz y los torpederos Rigel y Cástor. Además de la incorporación de la fragata Almansa, se unieron el crucero Navarra, la fragata Lealtad y otras unidades, preparadas para defender las islas Baleares en previsión de una guerra con Alemania por la cuestión del archipiélago de las Carolinas.

En 1887 quedó en situación de reserva, activada de nuevo en 1890. El 10 de octubre de 1892 se celebró en aguas de Huelva una revista naval en conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento de América. Entre otros buques, estuvieron el acorazado Pelayo y la fragata Vitoria. Los reyes embarcaron en el crucero Conde de Venadito. Pocos días después, la escuadra española, al mando del contraalmirante don Zoilo Sánchez Ocaña, visitó el puerto de Génova. Estaba compuesta por el acorazado Pelayo, la fragata Vitoria, los cruceros Reina Regente y Alfonso XII y el cañonero Temerario.

Fragata acorazada Vitoria, modificada como guardacostas. Colección de don José Lledó Calabuig.

Fragata acorazada Vitoria, modificada como guardacostas. Colección de don José Lledó Calabuig.

A finales de 1896 es enviada a Tolón para ser sometida a varias reformas, y convertirla en acorazado guardacostas. La arboladura fue sustituida por dos mástiles provistos de cofas. La artillería quedó formada por 4 cañones Hontoria de 20 cm, 15 cañones Skoda de tiro rápido de 15 cm, 10 cañones menores y dos tubos lanzatorpedos. Cuando estalló la guerra con los Estados Unidos, ya había regresado a España, pero faltaba instalar su artillería y se montó una provisional, quedando en aguas de Cádiz en misiones defensivas.

Aunque pertenecía a la escuadra de reserva al mando del contraalmirante Cámara, durante la guerra hispano-norteamericana de 1898, no salió con esta escuadra. Finalizada la contienda con Estados Unidos, el armamento quedó formado por 4 cañones Hontoria de 20 cm, otros 4 Hontoria de 16 cm, 12 Skoda de tiro rápido de 15 cm (8 a partir de 1903), 8 Nordenfelt de 57 mm, 4 Skoda de 47 mm, 4 Maxim de 37 mm. Llevaba otros 2 cañones de 75 mm y 2 ametralladoras Hotchkins para desembarcos.

A finales del siglo XIX se incorporó a la Escuadra de Instrucción. Todavía en junio de 1901 realizó una travesía a las islas Azores para cumplimentar al rey portugués Carlos I, que se encontraba en las islas, regresando a Cádiz en el mes de julio. Había sido puesta al mando del capitán de navío don Víctor María Concas y Palau, cesando en el mismo en el mes de mayo de 1903. Pasó después a albergar a la Escuela de Artilleros, quedando en situación de reserva en Ferrol desde mediados de 1903. Ya no volvió a navegar.

Siguió en servicio activo hasta 1907. En 1908 pasó a situación de desarme. Dada de baja en 1912.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Cervera Pery, José.: “La historia vivida: Visita del rey Alfonso XII a los departamentos de Cartagena y Cádiz, y viaje de uno a otro puerto en la Escuadra de Instrucción”. Revista de Historia Naval. Año 2005, nº 91.

González, Marcelino.: 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2009.

González, Marcelino.: Otros 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2012.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Martínez-Valverde, Carlos.: “Un preclaro oficial de Marina del noventa y ocho. Víctor Mª Concas y Palau”. Revista de Historia Naval. Año 1997, nº 59.

Pardo San Gil, Juan.: “La Marina en la última guerra carlista (1872-1876)”. Revista Ristre. Julio-agosto 2.003, nº 9.

Pardo San Gil, Juan.: “Las operaciones navales en las Guerras Carlistas”. Itsas Memoria. Revista de Estudios Marítimos del País Vasco. Año 2006, nº 5. Museo Naval. Donostia-San Sebastián.

Pérez Crespo, Antonio.: El cantón murciano. Academia Alfonso X el Sabio. Murcia, 1990.

Piñera y Rivas, Álvaro de la.: “El almirante Juan Bautista Antequera y Bobadilla y su vinculación con la región murciana”. Revista Murgetana. Año 1990, nº 82.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: La Armada española, la campaña del Pacífico, 1862-1871. España frente a Chile y Perú. Aqualarga Editores. Madrid, 1999.

Rodríguez González, Agustín Ramón y Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales, S.A. 2003.

Rolandi Sánchez-Solís, Manuel.: “El intento de sublevación republicana en el arsenal de Cartagena de noviembre de 1885”. Revista de Historia Naval. Año 2003, nº 81.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.