Consuelo 1858

Posted By on 24 enero, 2013

Corbeta Consuelo. Colección de don José Lledó Calabuig.

Corbeta Consuelo. Colección de don José Lledó Calabuig.

Corbeta de hélice de la clase Narváez. Construida en el arsenal de La Carraca, Cádiz, en 1858. Clasificado como una goleta en muchas fuentes.

Desplazaba 605 toneladas. A pesar de pertenecer a la misma serie, las siete corbetas de la clase Narváez no tenían las mismas dimensiones. Costó 1.316.345,66 pesetas.

Disponía de una máquina de 200 caballos de potencia, que la daban una velocidad de 8 nudos a 10 nudos.

Tripulada por 98 a 130 hombres. Armada con 2 cañones lisos de 68 libras (20 cm) en el centro del buque y uno liso se 32 libras (16 cm) a proa en montaje colisa.

En 1859 fue nombrado como comandante el capitán de fragata don Florencio Montojo y Trillo. Ese año se puso a disposición del embajador de España en Roma.

En 1861 se incorporó a la Escuadra de Instrucción hasta que se disolvió en junio de 1862, pasando después a Cádiz. Su comandante era el capitán de fragata don Calixto Heras y Donesteve.

Entre 1865 y 1867 estuvo destinado este buque a la Estación Naval de Río de la Plata, con base en Montevideo. Coincidió algún tiempo con la corbeta de hélice Wad Ras y el vapor de ruedas Colón.

En 1870 estaba al mando del capitán de fragata don Juan Flores y Sanoza. Al reorganizarse el servicio de guardacostas en 1870, la corbeta Consuelo fue destinada al puerto de Tarragona.

Durante la guerra carlista formó parte de las fuerzas navales del Cantábrico. Se incorporó a la lucha en la primavera de 1872 junto a las goletas Concordia y Buenaventura y varios vapores, mandadas por el comandante de Marina de Santander. La corbeta tomó parte en los combates en torno a Bilbao y la ría del Nervión, que comenzaron en 1873, apoyando a las tropas liberales, asediadas por los carlistas. Los carlistas cerraron la ría en varias ocasiones, ocupando Portugalete el 21 de enero de 1874.

Durante el asedio de Bilbao, su comandante, el capitán de fragata don Santiago Patero Micón, desertó en el mes de septiembre de 1873 y se pasó al bando carlista, después de intentar sublevar a la dotación sin éxito. Este oficial sería nombrado el 21 de febrero de 1874 comandante de la Marina carlista, de la que fue nombrado brigadier. Posteriormente, la corbeta se puso al mando del capitán de fragata don Rufino González Olivares.

El 21 de febrero de 1874 bombardea Portugalete y Las Arenas con los vapores de ruedas Cádiz, Gaditano y Ferrolano y las goletas Ligera y Concordia. El 23 de febrero bombardea las mismas posiciones carlistas con el vapor Gaditano, sustituidos ese mismo día en el cañoneo por la goleta Ligera y el vapor Ferrolano. El 24 de febrero bombardea en solitario Portugalete y Las Arenas. El 25 de febrero bombardea Portugalete y Santurce con la goleta Ligera. El 25 de marzo de 1874 bombardea Santurce, Algorta y las posiciones carlistas de San Pedro Abanto con la fragata de hélice Blanca, las goletas Ligera, Concordia y Buenaventura y los vapores Cádiz, Gaditano y Ferrolano. La mañana del día siguiente bombardea Santurce, Portugalete y Las Arenas con la fragata y los tres vapores. El 4 de abril bombardea Ciérvana, el día 22 de abril Punta Lucero, y esa misma noche Portugalete, acción que repetirá los días 29 y 30 de abril con el resto de la escuadra. Los liberales tomaron Portugalete en el mes de mayo de 1874 y la escuadra liberal, o del gobierno, volvió a ser dueña de la ría del Nervión.

Además de las operaciones en torno a Bilbao, el gobierno liberal decretó el bloqueo de la costa del Cantábrico desde Cabo Peñas a Fuenterrabía. Los buques de la escuadra realizaron numerosos bombardeos de la costa contra concentraciones de tropas carlistas. La corbeta Consuelo bombardeó Lequeitio el 1º de junio al entrar en puerto un mercante francés con armas. Una explosión fortuita de una granada a bordo de la corbeta ocasionó un muerto y dos heridos. El 6 de junio se encontraba fondeada en Guetaria cuando recibe disparos de las baterías costeras, que causó dos bajas. Levó anclas y respondió al fuego. El 8 de junio dispara contra tropas carlistas en Ondárroa. El 10 de junio bombardea Elanchove. Esa misma tarde fondea en Guetaria, donde es de nuevo cañoneada, respondiendo al fuego, bombardeo que repite al día siguiente. Los días 2 y 9 de julio bombardea las posiciones carlistas en torno a Guetaria.

Hasta casi el final de la guerra, la corbeta Consuelo siguió bombardeando las poblaciones, tropas y baterías costeras carlistas, la mayoría de las veces con éxito. Las Fuerzas Navales del Norte son disueltas el 13 de mayo, tras la derrota carlista, en el mes de marzo de 1876.

En 1876 estaba al mando del capitán de fragata don José Pérez Lazaga. En julio de 1876 fue la fragata Numancia al puerto de San Juan de Luz para recoger a la reina madre doña Isabel II y sus hijas, con lo que terminaba su periodo de expatriación, que comenzó en 1868 con su exilio a Francia. Acompañaron a la fragata varios buques de guerra, entre ellos la corbeta de hélice Consuelo, división que estaba al mando del almirante don José Maymó A su llegada a Sardinero, Santander, donde veraneaba la familia real, es recibida por su hijo el rey Alfonso XII. Allí concurrieron otros buques de guerra como la fragata de hélice Blanca.

La corbeta fondeó en Montevideo el 28 de febrero de 1878 al mando del capitán de fragata don Ramón Martínez y Pery, haciéndose cargo su comandante de la Estación Naval del Río de la Plata. Sustituyó a la goleta Ligera y a su comandante don Luis Pastor. La corbeta finalizó sus servicios en Montevideo a primeros de febrero de 1880, interviniendo posteriormente en un conflicto en Buenos Aires. El general Tejedor pretendía convertirse en el presidente de la república, combatiendo contra las fuerzas del presidente electo Avellaneda. La corbeta Consuelo dejó Montevideo el 16 de junio de 1880 y puso rumbo a Buenos Aires. El encargado de negocios español le informó al comandante de los enfrentamientos que había en las calles, y se puso en contacto con el resto de buques extranjeros presentes para formar una fuerza de desembarco. No fue necesaria su intervención al llegar a un acuerdo los generales a finales de junio.

En 1881 efectuó numerosas navegaciones por los ríos Paraná y Uruguay. A finales de ese año, destinada a regresar a la península, entró en el dique Maua para preparar su regreso. El 31 de enero de 1882, a causa de un temporal, fue muy dañada en el dique, terminando por hundirse. Fue reflotada el 4 de febrero y el 18 de ese mes finalizaron las reparaciones. Poco después llegó a Montevideo su relevo, la corbeta África, partiendo la Consuelo rumbo a España el 14 de diciembre de 1882.

El 24 de julio de 1883 salió de Mogador para explorar la costa meridional de Marruecos a fin de llevar una comisión que determinase el establecimiento de puertos comerciales y detallar los planos de a costa. A las doce horas llegó a Agadir, donde desembarcó a los comisionados, ingenieros Juan León, Manuel Alonso y dos ayudantes.

En 1884 se encontraba en La Carraca inútil para el servicio y desarmada. En junio de 1886 se ordenó subastar el casco, que se encontraba en La Carraca. Desarmada en 1885.

Quedó fondeada en Barcelona como asilo naval a partir de 1888. Dos días antes de la inauguración de la Exposición Universal de Barcelona, el 20 de mayo de 1888, la reina María Cristina visitó la corbeta Consuelo. En 1898 fue sustituida como asilo naval por la corbeta Tornado.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Fernández Rodríguez, Manuel.: España y Marruecos en los primeros años de la Restauración (1875-1894). CSIC. Centro de Estudios Históricos. Madrid, 1986.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Pardo San Gil, Juan.: “La Marina en la última guerra carlista (1872-1876)”. Revista Ristre. Julio-agosto 2.003, nº 9.

Pardo San Gil, Juan.: “Las operaciones navales en las Guerras Carlistas”. Itsas Memoria. Revista de Estudios Marítimos del País Vasco. Año 2006, nº 5. Museo Naval. Donostia-San Sebastián.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.