Tornado 1869

Posted By on 28 enero, 2013

Corbeta Tornado

Corbeta Tornado

Corbeta de hélice, con casco de hierro, construida en los astilleros británicos Denny Brothers, en 1862, para la Marina confederada durante la guerra civil norteamericana. Recibió el nombre de Texas. Embargado en 1863 por la neutralidad británica, fue adquirido posteriormente por la Marina chilena, que lo llamaría Tornado.

Desplazaba 2.090 toneladas. Medía 67 metros de eslora, 10 de manga, 4,45 de calado.

Su máquina era de 328 caballos, con cuatro calderas y una hélice, que la daban una velocidad de 9 nudos. Tripulación de 200 hombres.

Armada con 6 cañones rayados de 16 cm.

Salió de aguas británicas el 8 de agosto y se dirigía al océano Pacífico para ser entregada a la Marina chilena. Llegó a la isla de Madeira el 21 de agosto de 1866, fondeando en el puerto de Funchal para abastecerse de víveres, carbón y completar su tripulación. Iba camuflada como un buque mercante británico.

Al día siguiente, al ser descubierta por la fragata de hélice española Gerona, la corbeta salió de puerto a las seis y media de la tarde y huyó, comenzando la caza de la fragata española, que disparó un cañonazo sin bala para que se detuviera a las diez y media. El comandante de la fragata ordenó realizar otros tres disparos con bala y su comandante, el oficial retirado de la Marina británica Edward Collier, detuvo el buque el 22 de agosto y se rindió, al ver que no conseguía alejarse y carecer de artillería.

Se embarcó en la corbeta una dotación de presa al mando del teniente de navío don Manuel Bustillo y Pery, compuesta por un alférez de navío, cuatro guardiamarinas, un maquinista y 51 marineros. La mañana del 23 de agosto se separaron los dos buques y la corbeta puso rumbo a Cádiz, llegando el 26 de agosto. Tras los juicios correspondientes, fue declarada buena presa, e incorporada a la Armada española.

Se encontraba fondeada en Cádiz en septiembre de 1868 cuando estalló la revolución conocida como la “Gloriosa”, que terminó con la monarquía de la reina Isabel II. Clasificada como corbeta de hélice, comenzó su servicio en la Armada en 1869. También aparece clasificada como goleta.

Entró en el arsenal de La Carraca el 25 de noviembre de 1869 para ser habilitada, saliendo el 19 de diciembre para comenzar sus servicios en la Armada.

El 27 de octubre de 1870 fue destinada la corbeta al apostadero de la Habana. En 1873 se tuvo noticias de que se alistaba en Jamaica el vapor norteamericano Virginius, con hombres, armas, municiones y pertrechos para los rebeldes cubanos. Se redobló la vigilancia con la corbeta Tornado y varios guardacostas. La tarde del 31 de octubre avistó la corbeta Tornado a un vapor sospechoso que llevaba rumbo de Jamaica a Cuba. El vapor sospechoso, que era el Virginius, cambió de rumbo para regresar a Jamaica, pero fue alcanzado por la corbeta, que lanzó varios disparos de aviso hasta que el vapor se detuvo. Con una tripulación de presa, llegaron ambos buques a Santiago de Cuba el 1º de noviembre de 1873.

Al ocurrir la detención en alta mar, fuera de las aguas jurisdiccionales cubanas, provocó un incidente diplomático con los Estados Unidos y Gran Bretaña. Los británicos dijeron que la detención se produjo en aguas jamaicanas. De los 165 hombres que iban a bordo, la mayoría eran cubanos, pero se encontraban algunos norteamericanos, entre los que se encontraba su capitán Joseph Fry, y británicos. Fueron juzgados y 53 de ellos ajusticiados, entre ellos el capitán, otros ciudadanos norteamericanos y británicos.

En 1876 estaba al mando del capitán de fragata don Alejandro María Ory y García. En enero de 1878 participó en la búsqueda por el golfo de Méjico del buque correo Moztezuma. Este mercante zarpó el 24 de diciembre de 1877 de la Habana rumbo a La Guaira, haciendo escala en Puerto Plata, Santo Domingo. Allí embarcaron como pasajeros varios insurrectos cubanos. En alta mar mataron al capitán Leonardo Cacho y a varios marineros y se hicieron con el mercante, dedicándose al corso. Se destinaron varios buques a la captura del vapor Moztezuma, los cruceros Jorge Juan y Sánchez Barcáiztegui y la corbeta Tornado. El 30 de enero de 1878 le encontraron el crucero Jorge Juan y la corbeta Tornado al vapor en aguas de Nicaragua. Los rebeldes lo incendiaron para evitar su captura.

Regresada a la península, en agosto de 1878, se incorporó en 1879 a la Escuadra de Instrucción, que estaba mandada por el contraalmirante don Juan Bautista Antequera y Bobadilla. En 1879 estaba al mando del capitán de fragata don Alejandro María de Ory García. A finales de octubre de 1879 se embarcó el rey Alfonso XII en Cartagena en la fragata Numancia. La mañana del 24 de octubre zarpa de Cartagena con el rey a bordo rumbo a Cádiz, escoltada por las fragatas Blanca y Villa de Madrid, la corbeta Tornado y el vapor de ruedas Isabel la Católica. Cuando se encontraban sobre el Cabo de Gata, comenzaron unos ejercicios navales la mañana del 25 de octubre. Alfonso XII desembarcó en Cádiz el 28 de octubre.

Corbeta Tornado. Colección de don José Lledó Calabuig.

Corbeta Tornado. Colección de don José Lledó Calabuig.

Al año siguiente, 1880, seguía formando parte de la Escuadra de Instrucción, mandada por el contraalmirante don José Polo de Bernabé. El 7 de agosto de 1881 embarcaron los reyes en Santander en el cañonero Tajo que los llevó a la isla Magro. Allí transbordaron a la corbeta Tornado, que los llevó a Ferrol escoltados por las goletas Concordia y Ligera y el vapor de ruedas Ferrolano. Después de presidir unas maniobras de la escuadra y la botadura y puesta en quilla de varias unidades en Ferrol, los reyes Alfonso XII y María Cristina embarcaron el 13 de agosto de 1881 en la fragata Sagunto, realizando varias travesías con dicha escuadra. El 18 de agosto zarparon de Marín y desembarcaron los reyes en Vigo al día siguiente. El día 25 embarcaron en el cañonero Pelícano para realizar una visita a Bayona. Los reyes finalizaron su visita a la escuadra y regresaron a Santander a bordo de la fragata Sagunto, mientras el resto de los buques regresan a Ferrol.

El 21 de agosto, la corbeta Tornado sufrió un accidente cerca de las islas Cíes al explotar un cañón rayado Palliser de 160 mm, matando a un cabo e hiriendo cuatro marineros. Tuvo que dirigirse a Vigo al hacer agua a causa de la explosión y llevar a los heridos al hospital.

El 17 de abril de 1882 zarpa de Cádiz y llega al puerto de Tánger al día siguiente. Zarpó de nuevo el día 21 de abril y llegó el 22 a Mogador. Allí desembarcó a una comisión diplomática y comercial española, que siguió por tierra hasta Marrakesh, mientras la corbeta reconoció la costa entre Agadir y cabo Nun.

En 1883 es dada de baja y en 1886 se desarma en Cartagena, convirtiéndose en escuela de torpedistas, fondeada como pontón en La Algameca, Cartagena, misión que cumplió hasta 1886. En 1885 estaba al mando del capitán de fragata don Rafael Llanes Tavern.

En 1900 es donada al Asilo Naval de huérfanos, quedando fondeada en Barcelona. El 31 de agosto de 1838 fue hundida durante la guerra civil por una incursión de aviones nacionales basados en Mallorca.

Bibliografía:

Anca Alamillo, Alejandro.: El Historial de la corbeta Tornado (1862-1940) Museo Marítimo de Barcelona. Barcelona, 2005.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Cervera Pery, José.: “La historia vivida: Visita del rey Alfonso XII a los departamentos de Cartagena y Cádiz, y viaje de uno a otro puerto en la Escuadra de Instrucción”. Revista de Historia Naval. Año 2005, nº 91.

Collier, Mr. Eduardo M.: Advertencia, piezas y apuntes a la captura y juicio de apresamiento del vapor Tornado. Imprenta y Litografía de la Revista Médica. Cádiz, febrero 1867. Mr. Eduardo M. Collier, capitán del Tornado en el momento del apresamiento.

Fernández Duro, Cesáreo.: Viajes regios por mar en el transcurso de quinientos años: narración cronológica. Establecimiento Tipográfico Sucesores de Rivadeneyra. Madrid, 1893.

Fernández Rodríguez, Manuel.: España y Marruecos en los primeros años de la Restauración (1875-1894). CSIC. Centro de Estudios Históricos. Madrid, 1985.

Joly, Federico.: Documentos sobre el Tornado. Suplemento a la Revista General de Marina del 1º de julio de 1867. Imprenta y Litografía de la REvista Médica. Cádiz, 1867.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Martínez-Valverde, Carlos.: “Don Pascual Cervera en Filipinas”. Revista de Historia Naval. Año 1996, nº 53.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.