Vencedora 1862

Posted By on 30 enero, 2013

Corbeta Vencedora. Colección de don José Lledó Calabuig.

Corbeta Vencedora. Colección de don José Lledó Calabuig.

Corbeta de hélice, con casco de madera y propulsión mixta de máquina de vapor y a vela. Pertenecía a la clase Narváez. En muchas de las fuentes aparece nombrada como una goleta.

Se colocó su quilla, en el arsenal de Cartagena, en 1859. Botada en 1861.

Desplazaba 778 toneladas. A pesar de pertenecer a la misma serie, las siete corbetas de la clase Narváez no tenían las mismas dimensiones. Medía 58 metros de eslora. Costó 1.212.764,44 pesetas.

Disponía de una máquina de 160 caballos de potencia, que la daban una velocidad de 8 nudos. Fue fabricada en 1861 por la empresa Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona. Tripulada por 98 a 130 hombres.

Armada con 2 cañones lisos de 68 libras (20 cm) en el centro del buque, una en caca banda, y uno liso se 32 libras (16 cm) a proa en montaje colisa.

Al entrar en servicio, es destinada a la Escuadra del Pacífico, puesta al mando de don Luis Hernández Pinzón. La escuadra, que zarpó de Cádiz el 10 de agosto de 1862, estaba formada por las fragatas de hélice Triunfo y Resolución, al mando del capitán don Carlos Valcárcel Ussel de Guimbarda, la goleta de hélice Virgen de Covadonga, que se incorporó a las fragatas en la estación naval de Río de la Plata, y la corbeta Vencedora, que se incorporó poco después, al mando del capitán de navío don Serafín Aubarede y Bouyón por encontrarse alistándose en ese momento. La corbeta Vencedora llegó a Río de la Plata en abril de 1863, incorporándose a la escuadra de Hernández Pinzón en enero de 1864.

Al mando del almirante don Luis Hernández Pinzón, que izó su insignia en la fragata Resolución, mandada por el capitán de navío don Manuel de la Rigada y Leal, tenía dos comisiones diferenciadas, una científica y otra militar y política, la de mostrar pabellón en el Pacífico. Recorrieron la costa americana del Atlántico, cruzaron el cabo de Hornos y visitaron varios puertos del Pacífico, llegando hasta San Francisco el 9 de octubre de 1863. Cuando regresaron a las costas peruanas, comenzaron los incidentes al verse obligado Pinzón a defender a unos ciudadanos españoles. Pinzón llegó a ocupar las islas Chincha el 14 de abril de 1864 tomando varios prisioneros. Buena parte de la colonia española dejó Callao en el vapor Heredia, remolcado por la goleta Covadonga y cubierta por las dos fragatas españolas, ante toda la escuadra peruana dispuesta a abrir fuego. A pesar de todo, se pudo evitar la guerra. Pinzón dimitió y fue sustituido por el jefe de escuadra don Manuel Pareja. Los incidentes empeoraron, en uno de ellos murió el cabo Fradera, y la escuadra española bloqueó la costa del Pacífico.

En marzo de 1866 se puso al mando del teniente de navío don Francisco Patero y Chacón, sustituyendo al capitán de fragata don Joaquín Navarro y Morgado. La mañana del 31 de marzo de 1866 bombardeó Valparaíso con las fragatas Villa de Madrid, Resolución y Blanca, mientras la fragata Berenguela custodiaba el convoy de transportes y presas y la Numancia se mantenía a distancia por si se producía alguna interferencia de los buques extranjeros, que se habían retirado a la entrada del puerto. Finalizado el bombardeo, partió rumbo a Callao el 14 de abril, formando división con las fragatas Numancia, Berenguela, Blanca y los transportes Marqués de la Victoria, Matías Cousiño y Uncle Sam, llegando a las aguas de Callao el 25 de abril.

Tomó parte en el bombardeo de Callao en mayo de 1866. Formó en la tercera división con la fragata Almansa para bombardear la plaza y a los buques de guerra peruanos. Al mediodía del 2 de mayo de 1866 comenzó el combate y finalizó al final de la tarde. Tuvo que sacar de la línea de fuego a la averiada fragata Berenguela, remolcándola al fondeadero de San Lorenzo. Aunque sólo disponía de tres cañones, y uno se averió al comenzar el combate, realizó 114 disparos. No recibió ni uno sólo del enemigo.

Finalizadas las operaciones en la costa del Pacífico, la escuadra se separó en dos divisiones, decidiéndose que la Vencedora partiera rumbo a las islas Filipinas con la fragata blindada Numancia, la fragata de hélice Berenguela, los vapores Marqués de la Victoria y Uncle Sam y el transporte de vela Matauara. Estos buques se hicieron a la vela el 10 de mayo de 1866 al mando de don Manuel de la Pezuela, comandante de la Berenguela, por ser el comandante más antiguo. Navegaron a vela para ahorrar el escaso combustible disponible, quedándose retrasada la fragata Numancia por su escaso velamen. Al presentar sus primeros casos de escorbuto, la Berenguela y el vapor Uncle Sam se separaron el 15 de mayo y la corbeta Vencedora el 19 de mayo. Después de hacer una escala en Papeete, en la isla Otaití, para reponer víveres, combustible y sanar los enfermos, la escuadra se hizo a la vela el 17 de julio, llegando a Manila entre el 8 de septiembre y el 13 de octubre.

La corbeta Vencedora quedó destinada en el apostadero de Filipinas. En 1870 estaba al mando del capitán de fragata don Juan Cervantes y Corceli. En diciembre de 1871 hasta febrero de 1872 tomó parte en las operaciones contra los piratas en Parang y Joló con la escuadra del contralmirante don Manuel Mac-Crohon y Blake, que arbolaba su insignia en la fragata Berenguela. La escuadra salió de Cavite el 23 de diciembre de 1871, y la completaba las corbetas de hélice Vencedora, Wad-Ras y Santa Lucía, varias goletas de hélice y cañoneros. Las operaciones finalizaron con la derrota de los piratas en Joló el 29 de febrero de 1871.

La dotación de la corbeta efectuó un desembarco en Patean (Joló) el 6 de abril de 1874 para combatir a los piratas moros. El 12 de abril de 1874 efectuó una operación contra los piratas moros en la isla de Joló. Partió de la estación naval de Zamboanga, en la isla de Mindoro, la corbeta Santa Lucía, la goleta Santa Filomena y tres cañoneros. Se logró apresar numerosos buques y piraguas piratas.

En 1776 tomó parte de la expedición a Joló contra los piratas, con la escuadra al mando del contraalmirante don Manuel de la Pezuela, que finalizó con la ocupación de la isla a comienzos de abril de 1876. La corbeta estaba al mando del capitán de fragata don Francisco Javier de Elizalde Gómez. En 1879 estaba al mando del capitán de fragata don Francisco Fernández Alarcón.

El 29 de octubre de 1882 toma parte en una nueva expedición contra los piratas joloanos, formando escuadra don los cruceros Aragón, Velasco y Gravina, la goleta de hélice Sirena y los cañoneros Paragua 2 y Arayak. En la operación de desembarco de 840 infantes de Marina quedó herido el teniente de navío don Manuel Costilla, muriendo a causa de las heridas.

El 17 de diciembre de 1882 se realizó otra operación naval para la ocupación de Tataan, en la isla Tariatavi, entre Joló y Bongao. La ocupación tuvo el consentimiento del Sultán de Joló. Intervinieron el crucero Velasco, la corbeta Vencedora, la goleta Sirena y el cañonero Arayak. Tras la ocupación, en instaló una estación naval, en una zona infestada de piratas. El capitán de navío don Rafael de Aragón quedó al mando de la base, con el aviso Marqués del Duero y el cañonero Arayak allí destacados. Como gobernador de la isla fue nombrado el capitán don Matías Rodríguez, comandante de la guarnición del regimiento de infantería Iberia.

El 27 de junio de 1883 la corbeta Vencedora y el cañonero Mindanao 2 tomaron parte en una operación contra Taglibi. Los cañones de los buques españoles barrieron a los barcos piratas. La operación de castigo se saldó con cuatro muertos españoles.

Una nueva operación contra los piratas en Joló comenzó en el mes de noviembre de 1883. Al mando del capitán de navío don Rafael de Aragón se desplegaron los cruceros Aragón y Gravina, la corbeta Vencedora, la goleta Sirena y el cañonero Paragua. Llevaban a bordo una columna de desembarco de 810 hombres, en dos compañías regulares, una compañía disciplinarias de 150 hombres y 70 presidiarios, además de infantes de Marina y otros 400 hombres de las dotaciones de los barcos. El 7 de noviembre comenzó un bombardeo artillero en Looc y en las inmediaciones de Tapucan y Panlau-Panlau, con el posterior desembarco. Al día siguiente se extendieron las operaciones a Boad. Con el reembarco de las tropas, regresaron a Zamboanga el 9 de noviembre. En las operaciones hubo dos muertos y diez heridos.

El 1885 estaba al mando del capitán de fragata don Enrique Rodríguez.

Es dada de baja y desarmada en 1888.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: La Armada española, la campaña del Pacífico, 1862-1871. España frente a Chile y Perú. Aqualarga Editores. Madrid, 1999.

Rodríguez González, Agustín Ramón y Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales, S.A. 2003.

Rolandi Sánchez-Solís, Manuel.: “La actuación de la Marina en la algarada de Cavite de enero de 1872”. Revista de Historia Naval. Año 2010, nº 108.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.