Isabel II 1887

Posted By on 14 febrero, 2013

 

Último crucero de 2ª clase de la serie Infanta Isabel. Se autorizó su construcción por Real Orden de 11 de septiembre de 1883. Se colocó su quilla en el arsenal de Esteiro, Ferrol, en el mes de octubre de ese año. Se suspendieron las obras, y se reanudaron en el mes de junio de 1884. Se mandó construir con el nombre de Infanta Isabel, cambiado por el de Isabel II por Real Orden de 31 de diciembre de 1883. Fue botado el 19 de febrero de 1886.

Desplaza 1.152 toneladas. Mide 64 metros de eslora, 9,75 de manga, 5,50 de puntal, 3,81 de calado medio. Tripulado por 180 hombres.

La fuerza generada por su máquina era de 1.500 caballos, construida por los talleres Portilla, White & Cia., de Sevilla, con la que podía alcanzar una velocidad de 14,5 nudos. Radio de acción de 1.600 millas. La capacidad de sus carboneras era de unas 250 toneladas. Casco de hierro y aparejo de goleta.

Armado con 5 cañones Hontoria de 120 mm, 2 Hontoria de 90, un cañón de tiro rápido, 4 ametralladoras Nordenfelt y 2 tubos lanzatorpedos.

En enero de 1888 es destinada a la colonia de Fernando Poo, sustituyendo a la goleta de hélice Ligera. En 1892 estaba al mando del capitán don José Maymó. En 1893 es sustituido en la colonia por el crucero Marqués de la Ensenada. Cuando ese mismo año regresada a Cádiz, sufrió la rotura del timón a la altura de Dakar, costa de Senegal, el 27 de febrero teniendo que recalar en el puerto africano y esperar la llegada del crucero Conde de Venadito para ser remolcado, llegando a la bahía gaditana el 27 de marzo.

En 1895 se encuentra formando parte de la Escuadra de Instrucción, mandada por el vicealmirante don Florencio Cámara, compuesta por el acorazado Pelayo, buque insignia, el crucero acorazado Vizcaya, los cruceros Alfonso XII, Isabel II y Marqués de la Ensenada. Esta escuadra recibe la orden de dirigirse a Tánger, fondeando en el mes de agosto de 1895, donde se encontraron con tres buques de guerra alemanes y seis británicos, quedando allí fondeados hasta que regresaron a Algeciras el 17 de agosto. El motivo de la visita era la reclamación al Sultán las numerosas agresiones a buques mercantes y de pesca.

En 1896 es destinado a la isla de Cuba. Tuvo que fondear en Puerto Príncipe, donde presionó al gobierno haitiano para que no apoyara a los rebeldes cubanos.

Cuando comenzó la guerra con los Estado Unidos, en 1898, se encontraba en San Juan de Puerto Rico, junto a los cañoneros General Concha, Ponce de León y otros buques menores. Estaba al mando del capitán de fragata don José Boado, y su segundo al mando era el teniente de navío de 1ª don Francisco Barreda.

En mayo de ese año se presentaron a la entrada del puerto varios buques norteamericanos, entre ellos los vapores mercantes poderosamente armados Saint Paul y Yosemite. El 12 de junio de 1898 salió de San Juan de Puerto Rico con el cazatorpedero Terror para combatir con el crucero auxiliar Saint Paul. El crucero se quedó retrasado por el mal estado de sus calderas, que no daban más de 6 nudos, y el Terror luchó en solitario con el enemigo. Al ser averiado gravemente, el cazatorpedero se retiró a puerto, cubriendo su retirada el crucero Isabel II.

Volvió a salir de puerto el 28 de junio con los dos cañoneros para proteger al vapor mercante Antonio López, que salió de Cádiz el 16 de junio cargado con cañones y municiones para Puerto Rico. El crucero auxiliar Yosemite hizo embarrancar al Antonio López, que no se encontraba armado. Los disparos del crucero Isabel II hizo que se retirara el vapor norteamericano, que estaba armado con 10 cañones de 127 mm. En los días siguientes se recuperó la carga del vapor español y se procedía a reflotarlo cuando apareció el crucero protegido norteamericano New Orleans, que acabó por incendiarlo y destruirlo el 16 de julio.

El 14 de septiembre de 1898, perdida la guerra con los Estados Unidos, abandonó Puerto Rico rumbo a España con el cazatorpedero Terror y los cañoneros General Concha y Ponce de León. Dado el estado lamentable en el que se encontraba, fue dado de baja el 18 de mayo de 1900. Se le destinó a servir de pontón en Cartagena, desapareciendo de las listas de la Armada en 1935.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Blanco Núñez, José María.: La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia S.A., 2011.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

La Ilustración Española y Americana. Madrid, 15 de febrero de 1889.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Revista General de Marina. Tomo XXXIII. Agosto de 1893.

Rey Vicente, Miguel del, y Canales Torres, Carlos.: Breve Historia de la guerra del 98. España contra Estados Unidos. Ediciones Nowtilus. Madrid, 2010.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.