Río de la Plata 1899

Posted By on 19 febrero, 2013

Crucero Río de la Plata. Colección de don José Lledó Calabuig.

Crucero Río de la Plata. Colección de don José Lledó Calabuig.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crucero protegido, con casco de acero, construido en el puerto francés de Havre, por la Sociedad Forger et Chantiers de la Mediterranée. Recibió el nombre de Río de la Plata por Real orden de 12 de julio de 1897. Botado en 1898. Costó 3.650.000 pesetas, sufragadas por los emigrados españoles en Argentina y Uruguay.

Desplazaba 1.950 toneladas. Medía 76,30 metros de eslora, 10,80 de manga, 7,10 de puntal y 4,70 de calado. Tripulado por 210 hombres.

Disponía de dos máquinas de triple expansión, dos hélices y calderas Normand-Sigandy, que le daban una fuerza de 3.837 caballos a tiro normal y 6.000 caballos a tiro forzado, alcanzando una velocidad máxima de 19 a 20 nudos. Con una capacidad para llevar 376 toneladas de carbón, tenía una autonomía de 2.400 millas con consumo económico.

Tenía una cubierta protectora de 10 a 20 mm.

Armado con 2 cañones Schneider-Canet de 140 mm de tiro rápido, a proa y popa, 4 Krupp de 105 mm, 6 Nordenfelt de 57 mm y 4 ametralladoras Maxin-Nordenfelt de 37 mm. Los tubos lanzatorpedos, existentes en el proyecto original, fueron eliminados.

Entregado a la Armada el 1º de agosto de 1899. A mediados de agosto de 1899 se encontraba en Ferrol con la escuadra al mando del contraalmirante don Manuel Cámara, repostando carbón, víveres y agua. Días después partieron rumbo a San Sebastián, donde se encontraban los reyes.

Llegó a Montevideo el 13 de febrero de 1900 al mando del capitán de fragata don Jacobo Mac-Mahon, donde permanecerá unos quince días. Recibió la bandera de combate de la damas de Buenos Aires, que ellas mismas había bordado. Tras su estancia en Río de la Plata partirá rumbo al Pacífico en viaje de representación para mostrar bandera, estrechando relaciones con otras naciones, sobre todo en Chile y Perú.

La mañana del 19 de abril de 1902 entró en el puerto de Mahón el crucero Río de la Plata, al mando del capitán don José Chacón. Durante los siguientes días realizó ejercicios de tiro. Zarpó rumbo a Palma de Mallorca el 25 de abril.

A finales del año 1903 asistió a la Exposición Universal de Nueva Orleans. En la primavera de 1904 se encontraba en la bahía de Cádiz, donde la escuadra recibió la visita del rey de España.

Entre finales de septiembre y mediados de octubre de 1904, realizó varios ejercicios navales en la costa cantábrica junto al acorazado Pelayo, el crucero Cardenal Cisneros, el destructor Audaz y el cañonero Álvaro de Bazán. Finalizadas las maniobras, pusieron rumbo a aguas gallegas, donde realiza con la Escuadra de Instrucción nuevas maniobras en la primera semana de noviembre de 1904.

A mediados de enero de 1905 se reúne en Cádiz la Escuadra de Instrucción. El 5 de febrero llega esta escuadra a Santa Cruz de Tenerife, permaneciendo en aguas canarias hasta finales de mes, que regresan a Cádiz. A finales del mes de marzo se desplaza con la escuadra al puerto de Vigo. Ha finales de mayo de 1905 es nombrando comandante del crucero Río de la Plata el teniente de navío de primera clase don Diego Carlier y Velázquez.

Después de realizar unas maniobras a comienzos del mes de octubre de 1905 en aguas gallegas, se desplazará con parte con la escuadra al Mediterráneo, entrando en Mahón y otros puertos. A primeros del mes de diciembre de 1905 entró en el arsenal de Cartagena para limpiar sus fondos.

Desde mediados del mes de enero de 1906, durante la conferencia de Algeciras, realizó varias travesías por el estrecho de Gibraltar, conduciendo personalidades asistentes a la conferencia. Durante ese periodo estuvo a las órdenes del presidente de la Conferencia, el Duque de Almodóvar del Río.

En los meses de marzo y abril de 1906 realizó la Escuadra de Instrucción una travesía a las islas Canarias, permaneciendo algo más de una semana, acompañando varios días al rey, que se desplazó en yate real Giralda y permaneció varios días en el archipiélago.

En el mes de mayo de 1906 se desplaza la escuadra al Mediterráneo, donde permanecerá los meses siguientes. En noviembre de ese año en encuentra en el puerto de Málaga, donde el rey realiza una visita a la Escuadra de Instrucción. Al mes siguiente, ante los sucesos ocurridos en Marruecos, se desplaza a Tánger junto a otros buques españoles y franceses.

Al comenzar el año 1907 hubo varios incidentes en Casablanca contra ciudadanos europeos, sobre todo franceses, acudiendo una escuadra española, entre ellos el crucero Río de la Plata, para reunirse con una escuadra francesa y restablecer el orden, desembarcando parte de la dotación del crucero.

En el mes de junio de 1907 se desplaza desde el Mediterráneo a la ría de Vigo con los buques de la escuadra del contraalmirante don José Morgado, realizando varias maniobras.

El 12 de agosto de 1907 fondeó en Ceuta el trasatlántico Ciudad de Cádiz, zarpando esa misma noche con 400 soldados y 150 caballos, reuniéndose a las cuatro de la tarde del 13 de agosto con el crucero Río de la Plata, el cañonero Álvaro de Bazán y tres buques de guerra franceses, los cruceros Gloire, Condé y Galileo. Los buques españoles apoyaron el desembarco y la acción de las tropas contra los moros, bombardeando las posiciones enemigas.

Al finalizar el año 1909 entró en La Carraca para ser carenado. Alistado de nuevo, regresó a aguas del norte de África, recalando en Melilla, Ceuta y Tánger.

En 1911 visitó el rey Alfonso XIII el norte de África, figurando el crucero en la Escuadra de Instrucción, al igual que en la ocupación de Larache en ese mismo año.

A finales de abril de 1911 se produce la intervención francesa en Marruecos, y el gobierno español, en previsión de incidentes, ordena la concentración de la Escuadra de Instrucción en Cádiz. En los días siguientes se practican diversos ejercicios de desembarco. El 5 de mayo de 1911 los cruceros Princesa de Asturias y Río de la Plata zarpan con rumbo a Las Palmas de Gran Canaria.

A partir de 1921, habiendo quedado desfasado ante las nuevas unidades de la Armada española, el crucero fue destinado al puerto de Barcelona, quedando fondeado frente a la base de hidroaviones, sirviendo de alojamiento a los miembros del servicio aeronáutico. Formó parte de la Aeronáutica Naval, junto al destructor Audaz y cinco lanchas, que tenían los numerales de H-1 a H-5.

Permaneció en servicio hasta la llegada de la segunda república, cuando en el mes de junio de 1931 fue dado de baja en Cartagena y desguazado al año siguiente.

Bibliografía:

Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

El Mundo Naval Ilustrado. Año III, nº 57. Madrid, 1º de septiembre de 1899.

El Mundo Naval Ilustrado. Tomo I. Segunda época, nº 3. Madrid, 10 de febrero de 1900.

El Mundo Naval Ilustrado. Tomo I. Segunda época, nº 7. Madrid, 20 de marzo de 1900.

Varios números del periódico La Vanguardia, de 1903 a 1911.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.