Pizarro 1895

Posted By on 2 marzo, 2013

Cañonero Pizarro. Colección de don Alfredo Aguilera.

Cañonero Pizarro. Colección de don Alfredo Aguilera.

 

Los cañoneros Pizarro, clasificados como de 1ª clase, formaban una serie de tres unidades casi iguales, encargados por el ministro de Marina, almirante Beranguer, a los astilleros británicos J. G. Thompson, de Clydebank, en Glasgow. Los otros dos cañoneros eran los llamados Hernán Cortés y Vasco Núñez de Balboa.

A causa de la insurrección cubana en 1895, se hizo necesaria la adquisición de buques de guerra, contratándose siete cañoneros a astilleros británicos y 18 lanchas cañoneras en los astilleros gaditanos. Los cañoneros eran de tres tipos diferentes, los tres Pizarro, los dos Diego Velázquez y los dos Alvarado. El contrato se firmó el 8 de julio de 1895 y el 11 de julio recibieron sus nombres, todos de conquistadores españoles. Botado el 30 de agosto de 1895.

Desplazaba 300 toneladas. Medía 47,43 metros de eslora, 6,58 de manga, 3,35 de puntal y 1,90 de calado. Tripulado por 50 hombres.

Tenía una máquina de 352 caballos, una hélice, alcanzando una velocidad de 13 nudos. Autonomía de 2.700 millas a marcha económica. Capacidad para embarcar 67 toneladas de carbón.

Armado con 2 cañones Maxim-Nordenfelt de 75, sustituidos por dos Nordenfelt de 57 mm antes de la guerra de 1898 y 2 ametralladoras Maxim de 7 mm.

En septiembre de 1895 puso rumbo a Gran Bretaña el crucero Marqués de la Ensenada, donde debía recoger a los cañoneros construidos en Glasgow y escoltarlos hasta Cádiz. Regresó a la bahía gaditana la mañana del 15 de octubre con los tres cañoneros. En el mes de diciembre de 1895 zarparon de Cádiz rumbo a Cuba los tres cañoneros y el transporte Legazpi, escoltado por el crucero Marqués de la Ensenada.

En 1896 y 1897 combatió a los insurgentes cubanos. El 19 de marzo de 1896, cuando se encontraba en el surgidero de Batabano los cañoneros Pizarro, Pinzón, Álvaro de Bazán y Almendrales, son hostigados por los rebeldes cubanos desde las lomas de Nibuja, teniendo que responder con sus cañones.

El 25 de abril tomó parte en los combates librados en Maraví, al oeste de Baracoa y costa norte de Cuba, cuando navegaba acompañado por el cañonero Alvarado.

El 20 de julio de 1897 apoyó con su artillería a la columna del general Morato en el río Mayabaque, apoyado por los cañoneros Guantánamo, Dardo y Delgado Parejo.

Se encontraba en aguas de la isla de Cuba cuando le sorprendió la guerra con los Estados Unidos en 1898. Durante la guerra navegó por los Cayos y los arrecifes que se encuentran entre Caibarién y Nuevitas, al igual que el cañonero Hernán Cortés. Al mando del teniente de navío de 1ª Leal, realizó algunas operaciones de poca importancia dado su escaso valor militar.

Tras la caída de Santiago de Cuba, se decidió evacuar el 31 de julio de 1898 la población de Nuevitas, situada en la costa noroeste de Cuba. Por esta causa fue hundido por su propia dotación a primeros del mes de agosto para evitar su captura por los norteamericanos.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Franco Castañón, Hermenegildo.: Los apostaderos y estaciones navales españolas en Ultramar. Empresa Nacional Bazán, 1998.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: “Operaciones menores en Cuba, 1898”. Revista de Historia Naval. Año 1985, nº 9.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.