Biografía de don Julián Sánchez Bort

Posted By on 9 marzo, 2013

 

Capitán de navío de la Real Armada Española.

Ingeniero hidráulico.

Nació en la ciudad de Cuenca en el año de 1725.

Realizó sus primeros estudios en su ciudad, continuándolos en la Universidad de Orihuela, donde perfeccionó las matemáticas,  maquinaria y obras hidráulicas.

Destacando en la construcción de estas últimas en el río Segura a su paso por la ciudad de Murcia. Informado S. M. de sus grandes conocimientos, fue llamado a la Corte.

Donde llegó en el año de 1748, siendo nombrado arquitecto para las reales obras a realizar en el Real Sitio de El Pardo, siéndole encargada la construcción de los puentes Verde y Trofa en el mismo Sitio, satisfecho S. M. le honró con varias y distinguidas gracias.

En el año de 1751 y como agradecimiento el Gobierno lo pensionó, para que ampliase sus conocimientos, por ello se desplazó a París, Bruselas y La Haya, pasando posteriormente por las costas de Holanda y Francia visitando todos sus puertos, para ver en todos ellos las máquinas de las que disponían, en especial de las máquinas de ingeniería hidráulica, comprobando su funcionamiento.

Al regresar escribió la « Memoria » de todo lo descubierto y sus aplicaciones. Por ella se pusieron a trabajar en diferentes canales, hospitales, hospicios y especialmente en un Archivo General. Se presentó a un certamen público de aplicación de matemáticas, siéndole otorgado el primer premio, por ello y como reconocimiento a sus méritos, se le invitó a ingresar en la Academia de las tres  Nobles Artes, siendo a su vez nombrado académico de San Fernando, lo cual aceptó de muy buen grado.

Fue  nombrado por Real orden del día 15 de enero del año de 1754, como Arquitecto hidráulico para las obras del Arsenal de Ferrol, quedando a las órdenes del director de las obras que se estaban realizando que lo era a la sazón el mariscal de campo don Francisco Llobet, pasando a dirigirlas personalmente en el año de 1762, pudiendo afirmar que casi todas las obras de dicho Arsenal, fueron proyectadas y dirigidas por Bort.

Siendo ya directamente a las órdenes de S. M. quien le encargo la construcción de un segundo dique, para poder continuar con el gran muelle sobre la Escollera, así como dotarlo de su Martillo, Sala de Armas, Cuartel de Batallones, Cuartel de Presidiarios, Contaduría General, Tinglado de Maestranza más otras construcciones, pasando después a construir el foso que rodea al propio Arsenal, un dique para secado de maderas y edifico para guardar los materiales de limpieza de las aguas de la dársena y todo ello, con un sustancial ahorro en comparación con otros trabajos ya realizados, tanto económicamente como en tiempo.

Al hacerse cargo de la dirección de las obras de Ferrol, S. M. firmó la Real orden del día 3 de marzo del año de 1762, por la que se le ascendía al grado de alférez de fragata graduado. En este mismo año se declaró la guerra al Reino Unido, por ello se encargó de dirigir la instalación de una cadena para cerrar el acceso al puerto, así mismo reforzó las defensas del castillo de San Julián para poder instalar piezas más pesadas, se le comisionó para levantar un plano desde el puerto de Cedeyra hasta el de Coruña, formándose con él un proyecto para las instalaciones de defensa contra posibles desembarcos, quedando perfectamente construidas y dotadas, al mismo tiempo llevaba la dirección de la fortificación del propio Ferrol, la cual se concluyó con gran éxito en muy poco tiempo, incluso antes de firmar la paz.

Por Real orden del día 11 de agosto del año de 1765, se le ascendió al grado de alférez de navío graduado, permaneciendo en su destino, donde se le entregó una nueva Real orden fechada el día 5 de enero del año de 1770, con su ascenso al grado de teniente de navío graduado.

En el año de 1771, por Real orden pasó a Navarra y Aragón, por estar enfrentadas la ciudad de Tudela contra la compañía de Badin, por verse perjudicada la primera en sus tierras y vecinos, por la orden del Rey de abrir una acequia Real, le costó un tiempo, pero logró convencer a todos que era bueno a la larga, así apaciguados los ánimos y todos contentos el Rey aún más, le ordenó acudir a la Corte.

Por su gran labor realizada, se le ordenó ponerse al servicio directo de don Jorge Juan, en el momento en que éste estaba dirigiendo la obra de la máquina de fuego, de la cual se seguían los paso en el seminario de Nobles y al caer enfermo éste en el año de 1773, continuó con los trabajos hasta su finalización, prosiguiendo con la instalación de las bombas de achique del dique de Cartagena, que a su término fueron de gran aceptación y admiración.

Al finalizar sus trabajos en éste Arsenal, se le ascendió por Real orden del día 28 de abril del año de 1774 al grado anterior en propiedad, al mismo tiempo le ordenaba el Ministro de Estado, por orden directa de S. M. pasara a San Sebastián, para verificar la mejora de los diques de protección del puerto, mejorando así sus instalaciones, lo que realizó con su acostumbrada pericia, por sus conocimientos y experiencia.

Al terminar este trabajo por Real orden se le destino a los montes del Pirineo Navarro, para reconocer la zona boscosa y abrir un camino que uniera mucho mejor esta zona con el puerto de San Sebastián, para aprovechar la riqueza de sus maderas.

Dada su gran versatilidad, en todo lo tocante a construcción de este tipo de proyectos, S. M. le encargó que acudiera a Zaragoza, donde un grupo de ingenieros holandeses y franceses estaban abriendo una acequia imperial, pero se habían levantado varias poblaciones ante el error que ellos consideraban, que fue ratificado por Bort, quien como pudo rectificó para aprovechar lo máximo ya construido y con su facilidad de visión, logró no solo que se terminara en breve plazo, sino que con ello ahorró sobre el proyecto un millón de pesos, al terminar el trabajo por Real orden del día 20 de febrero del año de 1775, se le ascendió al grado de capitán de fragata, por el gran resultado alcanzado como premio y gracia de S. M.

Pasó de nuevo a la Corte donde se le dieron nuevas órdenes, que no eran otras que mejorar las instalaciones del Arsenal de La Carraca, pero mientras se le preparaban los pliegos, llegó la noticia de haberse estropeado totalmente un dique de Ferrol, por lo que S. M. le dio la orden de acudir primero al último Departamento y posponer lo de Cádiz. A su llegada comprobó el tipo de avería que no era fácil y muy complicada, pero a los pocos días se puso a dar órdenes, lográndose no solo repararlo sino que ni siquiera interrumpió su trabajo, pues en él se encontraba en seco carenando el navío San Vicente, siendo tan efectiva la reparación, que el mismo dique se hizo más extenso y con mayor capacidad, funcionando incluso mejor que antes de averiarse.

Al ser conocido por el Rey el nuevo éxito, le ordenó desplazarse a reparar los de la Carraca, pero por orden expresa de S. M. se le facilitó el transporte, para lo que embarcó en la urca Visitación, arribando a la bahía de Cádiz, el día 22 de julio del año de 1777, entre otras construcciones se llevaron a buen término, la de dos diques en seco para carenar.

El día 20 de enero del año de 1784, se le otorgó la dirección del gran dique, cuyas obras comenzaron el día 1 de marzo siguiente, prosiguiendo en las obras hasta quedar terminado el día 14 de octubre del año de 1786, con un coste de diez millones ciento veinte mil quinientos noventa y dos reales, siendo el día 16 de enero del siguiente año de 1787 cuando fue inaugurado por la entrada del navío de tres baterías y 112 cañones Santa Ana.

Pero él no pudo ver acabados los diques de La Carraca, pues el destino quiso que falleciera el día 31 de agosto del año de 1785, siendo ascendido póstumamente por Real orden del día 15 de noviembre siguiente, con su ascenso al grado de capitán de navío, en gratitud de S. M. por sus muchos méritos contraídos.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga 1957. Sin iníciales del compilador.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 53, 1927. Págs. 1206 y 1207.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.