Pelícano 1875

Posted By on 30 marzo, 2013

Cañonero Pelícano. Colección de don José Lledó Calabuig.

Cañonero Pelícano. Colección de don José Lledó Calabuig.

El 29 de agosto de 1870 se autorizó la construcción de tres cañoneros de casco de madera, no por un programa naval concreto, solo para dar trabajo a los arsenales de los tres departamentos. Se llamaron Pelícano, Cocodrilo y Salamandra. La quilla del Pelícano se colocó en La Carraca el 1º de octubre de 1870, pero con el nombre de Caimán, cambiado al poco tiempo por el de Pelícano.

Botado el 3 de mayo de 1871. Su terminación se retrasó al mes de julio de 1875. Dos años antes, mientras se encontraba alistándose, se armó a toda prisa para la defensa del arsenal durante la revolución cantonal.

Desplazaba 245 toneladas. Medía 34,4 metros de eslora, 6,40 de manga, 2,44 de puntal y 2,07 de calado medio. Su dotación era de 44 a 56 hombres (un teniente de navío, cuatro alféreces de navío, dos maquinistas y 49 hombres).

Con una máquina de triple expansión, construida por Portilla, White y Cía, de Sevilla, de 50 caballos de potencia nominales y 200 indicados, y dos hélices, alcanzaba una velocidad de 8 nudos. Capacidad de llevar 20 a 24 toneladas de carbón. Autonomía de 900 millas a velocidad económica.

Armado con un cañón rayado Palliser de 16 cm, a proa, un cañón rayado de 8 cm a popa. En 1886 se cambió su artillado por un cañón Hontoria de 12 cm y una ametralladora de 11 mm, cambiándose también en los dos cañoneros de la serie.

Al entrar en servicio estuvo destinado a las Fuerzas Navales del Norte, en las que prestó servicios durante más de un año en la guerra carlista, entre abril de 1775 y mayo de 1776, al mando del teniente de navío don Juan José de la Matta Montes. Posteriormente es destinado a aguas de Cádiz.

En 1879 estuvo al mando del teniente de navío don Jacobo Varela. Posteriormente se puso al mando del teniente de navío don Emilio Díaz Moreu. El 1880 se incorporó a la Escuadra de Instrucción, mandada por el contraalmirante don José Polo de Bernabé.

El 9 de agosto de 1881, durante la visita a las rías gallegas, los Reyes presidieron unas maniobras de la Escuadra de Instrucción, figurando cañonero Pelícano entre los buques de ella. Después de presidir la botadura y puesta de quilla de varias unidades en Ferrol, los monarcas don Alfonso XII y doña María Cristina embarcaron el 13 de agosto en la fragata Sagunto, realizando varias travesías con dicha escuadra. El día 25 de agosto embarcaron en el cañonero Pelícano para realizar una visita a Bayona. Finalizaron su visita a la escuadra y regresaron a Santander a bordo de la fragata Sagunto, mientras el resto de los buques regresaron a Ferrol.

En 1885 estuvo al mando del teniente de navío de 1ª clase don Enrique Lasqueti Castro. A comienzos de los años noventa, al mando del teniente de navío don José Gutiérrez Sobral, fue enviado al golfo de Guinea junto a su gemelo Salamandra. Varios años en aquella colonia aceleraron el desgaste de los dos cañoneros, aunque fueron reparados en alguna ocasión en la vecina colonia alemana de Camerún.

Dados de baja los dos cañoneros el 14 de agosto de 1898. El Pelícano quedó algún tiempo más como pontón en la bahía de Santa Isabel de Fernando Poo. Se hundió en su fondeadero el 9 de diciembre de 1899.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

El Mundo Naval Ilustrado. Tomo I. Segunda época, nº 2. Madrid, 30 de enero de 1900, página 28.

Pardo San Gil, Juan.: “La Marina en la última guerra carlista (1872-1876)”. Revista Ristre. Julio-agosto 2.003, nº 9.

Periódico La Vanguardia. Sábado, 26 de marzo de 1892, página 3.

Vida Marítima, nº 236, 20 de julio de 1908.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.