Patiño 1859

Posted By on 2 junio, 2013

 

Vapor de hélice adquirido en Gran Bretaña con motivo de la guerra de África en 1859. Se llamaba Tenerife. Comprado en Liverpool el 28 de mayo de 1859 junto a su gemelo Marqués de la Victoria. Por Real orden de 2 de julio de 1859 se le puso el nombre de Patiño. Costó 526.471,53 pesetas.

Su casco de hierro, desplazaba 1.200 toneladas. Su dotación era de 90 hombres.

Tenía una máquina de 160 caballos nominales, propulsándole a una velocidad de 10 á 11 nudos.

Armado con dos cañones rayados de 80 mm.

Se destinó a misiones de correo, transporte de tropas, aviso colonial y acompañamiento de escuadras como base móvil logística. Prestó servicios en la península, en el golfo de Guinea y en Filipinas como buque correo entre Manila y Hong Kong.

En octubre de 1859 zarpa de Cádiz rumbo a Fernando Poo, en el golfo de Guinea. Regresó a Cádiz la mañana del 5 de febrero de 1860 con varios colonos enfermos.

Durante la guerra de África estuvo al mando del teniente de navío don Juan Nepomuceno Flórez, sirviendo como buque de transporte de tropas y pertrechos.

Después de la revista naval de Alicante, la reina Isabel II y el resto de la familia real realizaron una visita a Palma de Mallorca el 12 de septiembre de 1860 a bordo de la fragata Princesa de Asturias y otros buques de guerra. El vapor transporte Patiño, al mando del teniente de navío don Manuel Lapuente, llegó a Palma el 9 de septiembre. Llevaba a bordo al teniente general don Fernando Cotoner, miembros del Real Cuerpo de Alabarderos y parte de la servidumbre para preparar el recibimiento. Tras la visita a las islas Baleares, llegaron los Reyes a Barcelona.

En 1863 se encontraba al mando del teniente de navío don Víctor Pérez Bustillo y Teruel. El 10 de junio de 1867 fondeó en Manila procedente de Hong-Kong con la correspondencia que salió de Madrid el 22 de abril.

En 1870 se encontraba al mando del teniente de navío de 1ª don Francisco Fernández Alarcón y García. En 1875 realizó una travesía a las islas Marianas. Su capitán encontró izada una bandera alemana, consiguió arriarla e izar la bandera española. Los alemanes no hicieron reclamación alguna. Fue un preámbulo a la crisis con Alemania por las islas Carolinas unos años más tarde.

En 1876 y 1877 se encontraba al mando del teniente de navío de 1ª don Juan Rapallo. En 1879 se encontraba al mando del teniente de navío de 1ª don Antonio Pérez.

Fue dado de baja en 1880, sustituido en sus comisiones en las islas Filipinas por el transporte Legazpi. Vendido en 1885.

Bibliografía:

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Diario La Correspondencia de España. Madrid, Lunes, 6 de febrero de 1860.

Garay Unibaso, Francisco. Correos marítimos españoles. Tomo III. Correos marítimos españoles a Filipinas (Indias Orientales) de 1521 a 1884 y también a Marianas e Indochina. Ediciones Mensajero. Bilbao, 1991.

González Echegaray, Rafael. “La fragata Asturias”. Revista General de Marina. Marzo 1976.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Ventosa, Evaristo.: Españoles y marroquíes. Historia de la guerra de África. Librería Salvador Manero. Barcelona, 1859.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.