Reina de Castilla 1846

Posted By on 4 junio, 2013

 

La construcción del vapor de ruedas Reina de Castilla fue autorizada el 22 de enero de 1844 junto a otros cinco vapores, aunque finalmente sólo se construyó éste. Construido en Ditchburn & Mare, Londres, en 1846.

Desplazaba 500 toneladas. Su dotación era de 116 hombres.

Tenía una máquina de 160 caballos.

Armado con dos cañones de 32 libras.

Por las mismas fechas se compraron los vapores Magallanes y Elcano y los tres buques son destinados a las islas Filipinas, incorporándose al apostadero de Manila en 1847.

El 26 de enero de 1848 salió de Manila y el 30 de enero tomó parte en una expedición contra los piratas en la isla de Balanguingui, centro de la piratería del archipiélago. Mandaba la expedición el comandante general de Filipinas don Narciso Clavería y las fuerzas navales el brigadier don José Ruiz de Apodaca, comandante interino del apostadero. Además del vapor Reina de Castilla, apoyaron el desembarco de los infantes de Marina otros dos vapores, tres bergantines, dos pataches y varios cañoneros y falúas. Tras el desembarco y ocupación de los fuertes, regresó a Manila.

El 11 de diciembre de 1850 zarpa de Manila rumbo a Zamboanga con la escuadra al mando del brigadier don Manuel de Quesada. La expedición, al mando del marqués de la Solana, capitán general del archipiélago, estaba compuesta por tropas del ejército, voluntarios, artillería e ingenieros. En Zamboanga se incorporó a la expedición el vapor Reina de Castilla, dos lanchas cañoneras y nueve falúas, comenzando las operaciones contra los piratas en Joló en febrero de 1851.

En enero de 1852 seguía destinado en las islas Filipinas al mando del capitán de fragata don Francisco de Paula Ramón Izquierdo.

El 14 de enero de 1858 colaboró en nuevas operaciones contra los piratas en la que tomaron Balabac, en la bahía de Calandorang. Las tropas de infantería de Marina, mandadas por el teniente coronel don Julio Garner, fueron embarcadas en los vapores Reina de Castilla, Elcano y el transporte José y María.

Permaneció en servicio hasta 1868, cuando fue dado de baja y desarmado.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Franco Castañón, Hermenegildo. “La Marina en Filipinas (I). El apostadero de Filipinas. Revista de Historia Naval. Año 1994, nº 44, página 73.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Paula Mellado, Francisco de.: Enciclopedia Moderna: diccionario universal de literatura, ciencias, artes, agricultura, industria y comercio. Tomo XV. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Tomo III. Imprenta de F. García. Madrid, 1873.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

 

About the author

Comments

Comments are closed.