Vasco Núñez de Balboa 1856

Posted By on 16 junio, 2013

Foto del vapor Vasco Núñez de Balboa. Colección de don José Lledó Calabuig.

Foto del vapor Vasco Núñez de Balboa. Colección de don José Lledó Calabuig.

El ministro de Marina marqués de Molins proyectó la adquisición o construcción de seis vapores, entre ellos el Vasco Núñez de Balboa, y tres transportes, para lo que consiguió en abril de 1850 una partida de treinta millones de reales.

Vapor de ruedas, con casco de madera, construido en el arsenal de La Carraca, Cádiz, en 1856.

Desplazaba 1.221 toneladas. Medía 56 metros de eslora, 9 de manga, 6,15 de puntal y 4,75 de calado. Tripulado por 147 hombres.

Su máquina de 350 caballos nominales y 800 indicados le daban una velocidad de 9 nudos.

Armado con 2 cañones lisos de 200 mm y 4 rayados de 160 mm.

Su primer servicio fue el transporte a Fernando Poo de varios misioneros jesuitas en 1857. El 30 de abril de 1858 zarpa una expedición a Fernando Poo al mando del capitán de fragata don Carlos Chacón, nombrado gobernador de la colonia, compuesta por el vapor Balboa, el bergantín Gravina, la goleta Cartagenera y la urca Santa María, llegando a su destino el 22 de mayo.

El 16 de agosto de 1858 se trasladó de nuevo a Fernando Poo llevando al brigadier don José de la Gándara, nombrado nuevo gobernador de la colonia. Quedó allí destinado con la goleta Santa Teresa y la urca Santa María. Regresó a la península el 6 de octubre de 1858.

En 1859 se incorporó a la escuadra del norte de África, arbolando la insignia del brigadier don Segundo Díaz de Herrera, reemplazado en enero de 1860 por el jefe de escuadra don José María Bustillo. Estaba al mando del capitán de fragata don Juan Soler-Espiauba y Angosto. Permaneció en la escuadra hasta el final de las operaciones, tomando parte en bloqueos de puertos, coberturas de varios desembarcos y bombardeos de Arcila y Larache, el 25 de enero de 1859.

En 1861 se incorporó a la Escuadra de Instrucción, mandada por el contraalmirante don Luis Hernández Pinzón, permaneciendo en la escuadra hasta su disolución en junio de 1862. Posteriormente fue al puerto de Civitavecchia para trasladar a Marsella a la reina de las Dos Sicilias. Después formó en la escuadra que trasladó a los reyes doña Isabel II y don Francisco de Asís en la travesía de Sevilla a Cádiz.

Destinado a las Antillas, formó parte de la escuadra basada en el apostadero de la Habana. Realizó varias operaciones durante el conflicto en Santo Domingo. En 1863 se encontraba al mando del capitán de fragata don Juan Soler.

El 29 de octubre de 1867 se encontraba en el puerto de Santo Tomé al mando del capitán de fragata don Ignacio García de Tudela cuando le sorprendió un huracán, perdiendo sus dos palos y bauprés y las amarras, además de fallecer 9 hombres de su tripulación.

En 1870 estaba al mando del capitán de fragata don Juan Nepomuceno Flórez. Fue uno de los buques que el gobierno mandó en junio de 1871 a las costas de Venezuela a vigilar al vapor norteamericano Virginius, que llevaba tropas y pertrechos para los insurgentes cubanos.

En 1875 naufragó en aguas de Mariel, Cuba.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Ventosa, Evaristo.: Españoles y marroquíes. Historia de la guerra de África. Librería Salvador Manero. Barcelona, 1859.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.