Cebú 1886

Posted By on 22 junio, 2013

 

Los vapores de hélice Romeo y Julieta, propiedad del marqués del Campo, fueron adquiridos en el mes de mayo de 1886 para servir de apoyo logístico a los cañoneros de Filipinas. Anteriormente sirvió como buque correo entre Manila y Mindanao. Recibieron los nombres de Argos y Cebú.

El vapor Cebú, que había sido construido en 1860, desplazaba 704 toneladas. Tenía una tripulación de 75 hombres.

Con una máquina de 600 caballos podía alcanzar los 7,5 nudos de velocidad.

Armado con un cañón Krupp de 80 mm y una ametralladora Nordenfelt de 25 mm.

Dado su escaso calado eran muy útiles para adentrarse entre canales e isletas. Su primer comandante fue el teniente de navío don Leandro Viniegra.

En 1887 tomó parte en la campaña de las islas Carolinas. A primeros de julio de ese año atacaron los indígenas a los españoles en Ponape, donde los pocos que se salvaron se refugiaron en la corbeta pontón María de Molina, resistiendo por varios meses. En el mes de octubre se enviaron más tropas en los transportes San Quintín, Manila y Cebú, escoltados por el cañonero General Lezo, dos compañías de soldados europeos y otras dos de indígenas, una sección de montaña y dos de ingenieros al mando del comandante Díaz Varela y al nuevo gobernador, el capitán de fragata Cadarso. Se consiguió aplastar la revuelta, embarcando las tropas para su regreso a Cavite.

En 1891 tomó parte en varias operaciones en la isla de Mindanao. En los meses de mayo y agosto de ese año se realizaron varias incursiones contra los piratas. El centro de operaciones se estableció en la bahía de Illane y tomaron parte el crucero Antonio de Ulloa, los cañoneros Elcano y General Lezo, los transportes San Quintín, Manila y Cebú más varios cañoneros. Con un desembarco de tropas el 28 de mayo y la ocupación posterior de varios puntos, se consiguió la pacificación de la parte septentrional de la isla de Mindanao.

En 1896 colaboró en combatir la insurrección ocurrida en las islas Filipinas. Al año siguiente, patrulló las islas con otros buques de guerra, colaborando con el ejército en operaciones de castigo y limpieza.

Al comenzar la guerra con Estados Unidos en 1898, se encontraba en el arsenal de Cavite, sirviendo como buque transporte. Durante el ataque de la escuadra norteamericana, se encontraba en el río Basig, Manila, junto al cañonero Bulusan.

El 13 de agosto de 1898 fue incendiado y hundido por su propia tripulación en la entrada del río. Los norteamericanos lo reflotaron y volvió a servir como buque mercante con el nombre de San Juan.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Llorente Chala, Juan Carlos, Serrano, Luis Valls.: Las Carolinas Orientales: 1890. La última victoria española en el Pacífico antes del eclipse. LSV & JCLL Editores. Madrid, 2005.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.