Almirante Oquendo 1893

Posted By on 26 junio, 2013

Foto del crucero protegido Almirante Oquendo. Colección de don José Lledó Calabuig.

Foto del crucero protegido Almirante Oquendo. Colección de don José Lledó Calabuig.

Los tres cruceros acorazados de la clase, Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y Vizcaya, salieron del programa naval de 1887. Los Oquendo estaban inspirados en la clase británica Orlando. No eran auténticos cruceros acorazados por su falta de protección en este tipo de cruceros, más bien eran buenos y veloces cruceros protegidos.

Construidos en Bilbao, en los astilleros de la Sociedad Astilleros del Nervión, en Sestao, que pertenecía a la empresa hispano-británica Martínez de la Riva y Palmer.

Se colocó su quilla el 16 de noviembre de 1889. Botado el crucero Oquendo el 3 de octubre de 1891. A partir de 1891 se agravaron los problemas financieros de los astilleros, paralizándose las obras en abril de 1892. El gobierno tuvo que intervenir las instalaciones de Martínez Rivas y su asociado Charles Palmer y nombró al capitán de navío don Pascual Cervera y Topete director del astillero, encargándose de finalizar las obras.

Los tres cruceros fueron llevados a Ferrol, donde se terminaría de alistarlos. El Almirante Oquendo salió de Bilbao remolcado el 21 de agosto de 1895. Los retrasos aumentaron el precio, costando cada crucero unos veinte millones de pesetas, frente a los 15 que debían haber costado por contrato.

Desplazaba 7.000 toneladas. Medía 103,63 metros de eslora, 19,81 de manga, 11,58 de puntal y 6,55 de calado. Su dotación era de 497 hombres.

Con una fuerza en sus máquinas de 13.700 caballos y dos hélices, alcanzaba los 20 nudos de velocidad. Autonomía de 9.700 millas en consumo económico. Podía llevar 1.050 toneladas de carbón.

El blindaje era de acero Compound de 306 mm de espesor en la flotación, aunque sólo cubría dos tercios de ella, 250 mm en las torres barbetas y 50 mm en la cubierta protectriz.

Armado con 2 cañones Hontoria de 280 mm, en torres barbeta, a proa y a popa, 10 cañones de tiro rápido Hontoria de 140 mm, en manteletes, cinco a cada banda, 8 cañones de tiro rápido Nordenfelt de 57 mm, 8 cañones revólveres Hotchkiss de 37 mm, 2 ametralladoras, 2 Hontoria de 70 mm de carga simultánea y 8 tubos lanzatorpedos.

En enero de 1896 se hizo cargo de la Escuadra de Instrucción el contraalmirante don José Reguera y González Polo, formada por el acorazado Pelayo y los cruceros Oquendo, Infanta María Teresa y Vizcaya. Después de realizar un crucero por las costas gallegas, parte de la Escuadra de Instrucción visitó el puerto de Lisboa el 23 de septiembre de 1897, los cruceros Vizcaya, insignia del contraalmirante Bermejo, Cristóbal Colón, Oquendo, Infanta María Teresa y cazatorpedero Destructor, partiendo después a Cádiz, llegando a su bahía en octubre de 1897. El contraalmirante Bermejo dejó el mando de la escuadra al ser nombrado ministro de Marina.

El 30 de octubre de 1897 se hizo cargo de la Escuadra de Instrucción el contraalmirante don Pascual Cervera y Topete, anterior ministro de Marina. El día 27 de noviembre de 1897 zarpó la escuadra de Cádiz rumbo a Levante y al mando del contraalmirante Cervera y Topete, compuesta por el crucero Vizcaya, insignia, Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y Cristóbal Colón. La flotilla de tres cazatorpederos quedó en Cádiz hasta terminar de limpiar sus fondos, uniéndose posteriormente a la escuadra en Santa Pola, donde iniciará nuevas maniobras.

Las citadas maniobras estuvieron programadas entre el 27 de noviembre y el 22 de diciembre de 1897 para adiestrar a las dotaciones y probar los cañones. Unidos los tres cazatorpederos y otros tres torpederos salidos de Cartagena, se programaron varios ejercicios, destacando los ataques nocturnos de los torpederos. En ministro de Marina le recomendó a Cervera ahorrar combustible y proyectiles, realizando unas maniobras muy escasas, pero lo suficiente para que Cervera se diera cuenta del estado lastimoso de los buques, sobre todo la artillería. De hecho, sólo pudo hacer dos disparos por pieza de grueso calibre, mientras la escuadra norteamericana se gastaba una millonada en ejercicios navales. Después de los ejercicios de tiro, comenzaron las maniobras de escuadra, aislados y en combinación con los cazatorpederos Terror, Furor y Destructor y los torpederos Ariete, Rayo y Azor.

Finalizadas las maniobras, la escuadra entró en Alicante el 23 de diciembre, y pocos días después llegó a Cartagena. La tarde del 12 de febrero de 1898 zarpa de Cartagena rumbo a la Habana para reforzar la escuadra en las Antillas. Estaba al mando del capitán de navío don Juan Bautista Lazaga y Garay. En la Habana se reunió con el crucero Vizcaya. Ambos zarparon el 1º de abril y se reunieron con la escuadra de don Pascual Cervera en Cabo Verde. La escuadra abandonó Cabo Verde el 19 de abril y llegó a Santiago de Cuba el 19 de mayo.

Durante el combate de Santiago el 3 de julio, fue el último de los buques españoles en abandonar el puerto, siendo bombardeado a placer, recibiendo 61 impactos. Seguía al mando del capitán de navío Lazaga. Embarranco un poco más lejos, al Oeste del Infanta María Teresa, con las válvulas de fondo abiertas. Perdió la vida su comandante, el capitán de navío don Juan Bautista Lazaga.

Tras el combate de Santiago de Cuba, el buque se encontraba en llamas. Para evitar ser capturado por los norteamericanos, el comandante ordenó avivar las llamar vertiendo petróleo y encallar en la costa, padecía del corazón, el gran disgusto por la pérdida de la escuadra le provocó un accidente cardíaco del que falleció.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

González Echegaray, Rafael.: “La otra vida de nuestros cruceros del 98”. Revista General de Marina. Diciembre de 1980.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 10. Madrid, 15 de septiembre de 1897, páginas 218-219.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 12. Madrid, 15 de octubre de 1897, página 280.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 14. Madrid, 15 de noviembre de 1897, página 314.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 16. Madrid, 15 de diciembre de 1897, página 362.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 17. Madrid, 1º de enero de 1898, página 2.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 21. Madrid, 1º de marzo de 1898, página 98.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 30. Madrid, 15 de julio de 1898, página 327.

Risco, Alberto. La escuadra del almirante Cervera. Madrid, 1920.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.