Infanta María Teresa 1893

Posted By on 28 junio, 2013

Foto del crucero protegido Infanta María Teresa. Colección de don José Lledó Calabuig.

Foto del crucero protegido Infanta María Teresa. Colección de don José Lledó Calabuig.

Los tres buques de la misma clase, Infanta María Teresa, Vizcaya y Almirante Oquendo, que salieron del programa naval de 1887, fueron construidos en Bilbao, inspirados en los británicos de la clase Orlando. Clasificados como cruceros acorazados, después acorazados de 2ª clase.

Se colocó su quilla en Sestao, en los astilleros de la Sociedad Astilleros del Nervión, el 24 de julio de 1889. Botado el 30 de agosto de 1890. Presidió el acto la soberana Regente. A partir de 1891 se agravaron los problemas financieros de los astilleros, paralizándose las obras en abril de 1892, motivando la intervención del gobierno en las instalaciones de Martínez Rivas y su asociado Charles Palmer. Se nombró al capitán de navío don Pascual Cervera y Topete director del astillero, encargándose de finalizar las obras.

Los tres cruceros fueron llevados a Ferrol, donde se terminaría de alistarlos. Los retrasos aumentaron el precio, costando cada uno unos veinte millones de pesetas, frente a los 15 que debían haber costado por contrato. Entregado a la Armada en 1893.

Desplazaba 7.000 toneladas. Medía 103,63 metros de eslora, 19,86 de manga, 6,55 de calado. Su dotación era de 497 hombres.

Sus máquinas tenían una potencia de 13.800 caballos y una velocidad de 20,5 nudos. Su radio de acción era de 10.000 millas. Podía llevar 1.050 toneladas de carbón.

El blindaje, era de acero Compound, 306 mm de espesor en la flotación, aunque sólo cubría dos tercios de la flotación, 250 mm en las torres barbetas y 50 mm en la cubierta protectriz.

Armado con 2 cañones Hontoria de 280 mm, en torres barbetas, 10 cañones Hontoria de 140 mm de tiro rápido, situados en las bandas en manteletes, 8 cañones de tiro rápido Nordenfelt de 57 mm, 8 revólveres Hotchkiss de 37 mm, 2 ametralladoras, 2 Hontoria de 70 mm de carga simultánea y 8 tubos lanzatorpedos.

La mañana del 2 de septiembre de 1893 entró en Ferrol al mando del capitán de navío don Joaquín Cincunegui. Había salido de Bilbao a las dos de la tarde de 1º de septiembre, desarrollando una velocidad constante de 11 nudos con seis calderas encendidas. En las pruebas oficiales de velocidad, realizadas en aguas gallegas el 18 de septiembre, se esperaba que alcanzase los 19 nudos a tiro normal, 21 nudos a tiro forzado.

Formando parte de la Escuadra de Instrucción, salió de Cartagena a finales del mes de mayo y fondeó en la rada de Kiel, Alemania, en junio de 1895 junto al acorazado Pelayo y al crucero Marqués de la Ensenada, agrupación que se puso al mando del contraalmirante Martínez Espinosa. Se congregaron varias escuadras para inaugurar el canal de Kiel, que unía el mar del Norte con el Báltico. El crucero fue el primer buque español que atravesó el canal.

En enero de 1896 se hizo cargo de la Escuadra del Instrucción el contraalmirante don José Reguera y González Polo, formada por el acorazado Pelayo y los cruceros Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y Vizcaya.

Con motivo de las fiestas del aniversario del presidente Ulisses S. Grant y la inauguración de un monumento, realizó una visita a Estados Unidos en compañía del crucero Infanta Isabel. Al mando del capitán de navío don José Morgado, salió del puerto de Mahón el 3 de abril y llegó a Nueva York el 27 de abril de 1897. Los dos cruceros, terminados los actos previstos, salieron de Nueva York el 11 de mayo. A finales del mes de junio de 1897 llegaron los dos cruceros a Mahón, incorporándose a la escuadra. El capitán Morgado, cumplido el tiempo reglamentario, dejó el mando a finales de octubre de 1897.

Después de realizar un crucero por las costas gallegas, parte de la Escuadra de Instrucción visitó el puerto de Lisboa en el mes de septiembre de 1897, los cruceros Vizcaya, insignia del contraalmirante Bermejo, Cristóbal Colón, Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y cazatorpedero Destructor. La Escuadra de Instrucción llegó a Cádiz en octubre de 1897, donde el contraalmirante Bermejo dejó el mando de la escuadra por ser nombrado ministro de Marina.

El 30 de octubre se hizo cargo de la Escuadra de Instrucción el contraalmirante don Pascual Cervera y Topete, anterior ministro de Marina. En el mes de noviembre de 1897 zarpó de Cádiz la Escuadra de Instrucción rumbo a Levante y al mando del contraalmirante Cervera y Topete. La flotilla de tres cazatorpederos quedó que Cádiz hasta terminar de limpiar sus fondos, uniéndose posteriormente a la escuadra en Santa Pola, donde iniciará nuevas maniobras. Estas maniobras estuvieron programadas entre el 27 de noviembre y el 22 de diciembre de 1897. Unidos los tres cazatorpederos y otros tres torpederos salidos de Cartagena, se programaron varios ejercicios, destacando los ataques nocturnos de los torpederos. Finalizadas las maniobras, la escuadra entró en Alicante el 23 de diciembre, y pocos días después llegó a Cartagena.

El 26 de enero de 1898 el ministro de Marina ordena a don Pascual Cervera trasladar su insignia del Vizcaya al crucero Infanta María Teresa, al ser destinado el primero a una visita a Nueva York a fin de devolver la visita del acorazado Maine a la Habana. Días después salió también el Almirante Oquendo rumbo a varios puertos de Estados Unidos, y el crucero Colón a Génova para instalar sus cañones principales. A la escuadra de don Pascual Cervera sólo le quedaba el Infanta María Teresa y el Lepanto, en periodo de alistamiento, llegando poco después el Colón sin habérsele instalado sus cañones.

Mientras la escuadra de Cervera se pertrechaba en Cartagena como podía, el 15 de febrero de 1898 estalló en la Habana el acorazado Maine. En el informe de los españoles, la causa era una explosión interna, mientras que el de los norteamericanos, dirigidas las investigaciones por Sampson, la causa fue un torpedo. Comenzada la guerra de 1898, el crucero Infanta María Teresa fue el buque insignia del contraalmirante don Pascual Cervera, y se encontraba al mando del capitán de navío don Víctor Concas y Palau. Con la escuadra de Cervera dejó San Vicente de Cabo Verde el 2 de abril.

En el combate de Santiago de Cuba, encabezó la salida de la escuadra española el 3 de abril, a fin de proteger la huida hacia el Oeste del resto de la escuadra. Puso rumbo hacia el crucero acorazado Brooklyn, que rehuyó el combate, pero el Infanta María Teresa fue alcanzado repetidamente por los disparos enemigos, ocasionando destrozos y varios incendios.

Cervera decidió vararlo a unas seis millas al Oeste de Santiago de Cuba. Pese a ello, fue el que menos daños recibió de la escuadra española, y los norteamericanos deciden reflotarlo el 24 de septiembre, siendo remolcado a Guantánamo para hacerle unas reparaciones de urgencia y poder remolcarlo a la base de Norfolk. Un violento temporal ocurrido el 1º de noviembre rompió los cables de remolque y el crucero quedó a la deriva. Se encontró varios días después, varado en Car Island, uno de los cayos de las Bahamas. Esta vez, los daños eran irreparables.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

González Echegaray, Rafael.: “La otra vida de nuestros cruceros del 98”. Revista General de Marina. Diciembre de 1980.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 1. Madrid, 1º de mayo de 1897, página 6.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 2. Madrid, 15 de mayo de 1897, página 26.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 3. Madrid, 1º de junio de 1897, página 50.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 10. Madrid, 15 de septiembre de 1897, páginas 218-219.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 12. Madrid, 15 de octubre de 1897, página 280.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 13. Madrid, 1º de noviembre de 1897, página 290.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 14. Madrid, 15 de noviembre de 1897, página 314.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 16. Madrid, 15 de diciembre de 1897, páginas 362, 370.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 17. Madrid, 1º de enero de 1898, página 2.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 20. Madrid, 15 de febrero de 1898, página 74.

Risco, Alberto. La escuadra del almirante Cervera. Madrid, 1920.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.