Terror 1897

Posted By on 21 julio, 2013

 

Foto del cazatorpedero Terror. Colección de don Alfredo Aguilera.

Foto del cazatorpedero Terror. Colección de don Alfredo Aguilera.

El ministro de Marina Beránguer contrató el 23 de diciembre de 1895 la construcción de dos cazatorpederos en los astilleros Thompson de Clydebank, en Glasgow. Se había autorizado su construcción el 15 de abril de 1895. Recibieron los nombres de Terror y Furor. Inspirados en los británicos clase “A” o tipo “27 knotters”, eran unos torpederos grandes y de condiciones marineras limitadas.

La quilla de los dos buques fue colocada el 1º de noviembre de 1895. Posteriormente se contrató la construcción de otros cuatro buques, algo mayores. Al ser el cabeza de la serie de otras cinco unidades, que se llamaron Furor, Audaz, Osado, Plutón y Proserpina, daba nombre a la serie.

Desplazaba 380 toneladas. Medía 69,79 metros de eslora, 6,80 de manga, 4,20 de puntal y 3 metros de calado. Su tripulación era de 65-67 hombres.

Disponía de dos máquinas de triple expansión, cuatro calderas Normand y dos hélices, alcanzando una potencia de 4.000 a 7.000 caballos a tiro forzado y una velocidad de 28 nudos. Tenía una autonomía de mil millas y capacidad de embarcar hasta 96 toneladas de carbón.

Armado con dos cañones Nordenfelt de 75 mm, dos Nordenfelt de 57 mm, dos ametralladoras Maxim de 37 mm de tiro rápido y dos tubos lanzatorpedos de 350 mm, embarcando seis torpedos.

Fue botado el 10 de agosto de 1896 y entregado a la Armada el 17 de diciembre de ese año.

Su primer comandante fue el teniente de navío de 1ª clase don Pedro Peral Caballero, nombrado el 11 de abril de 1896 cuando aún se encontraba en grada. Zarpó de Falmouth con su gemelo Furor rumbo a España el 27 de enero de 1897, incorporándose después a la Escuadra de Instrucción.

Tras permanecer un tiempo en el Mediterráneo, los cazatorpederos Terror y Furor pasaron a Cádiz para limpiar sus fondos en el mes de julio de 1897. Su nuevo comandante pasó a ser el teniente de navío de 1ª clase don Francisco de la Rocha Pérez, nombrado el 5 de junio de 1897. Concluidas las obras, se incorporaron a la Escuadra de Instrucción del almirante don Segismundo Bermejo.

Sustituyendo a Bermejo, el 30 de octubre de 1897 se hizo cargo de la Escuadra de Instrucción el contraalmirante don Pascual Cervera y Topete, anterior ministro de Marina. El día 27 de noviembre de 1897 zarpó de Cádiz la Escuadra de Instrucción rumbo a Levante y al mando del contraalmirante Cervera y Topete, compuesta por el crucero Vizcaya, insignia, Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y Colón. La flotilla de tres cazatorpederos quedó en Cádiz hasta terminar de limpiar sus fondos, uniéndose posteriormente a la escuadra en Santa Pola, donde iniciará nuevas maniobras.

Estas maniobras estuvieron programadas entre el 27 de noviembre y el 22 de diciembre de 1897 para adiestrar a las dotaciones y probar los cañones. Después de los ejercicios de tiro, comenzaron las maniobras de escuadra, aislados o en combinación con los cazatorpederos Terror, Furor y Destructor y los torpederos Ariete, Rayo y Azor. Finalizadas las maniobras, la escuadra entró en Alicante el 23 de diciembre, y pocos días, el 28 de diciembre, llegó a Cartagena.

En el mes de febrero de 1898 formó la 1ª División, compuesta con los cazatorpederos Furor y Terror y los torpederos Ariete, Azor y Rayo, que navegaron rumbo a la isla de Cuba con la escuadra de Cervera, donde se unieron en Cabo Verde con los buques salidos de la Habana. Una avería en sus calderas cerca de la isla Martinica, obligó a Cervera a dejar el Terror en Fort de France, isla de Martinica, para ser reparado. Una vez listo, no pudo entrar en el bloqueado puerto de Santiago de Cuba y puso rumbo a San Juan de Puerto Rico, llegando el 27 de mayo de 1898. Se encontraba al mando del teniente de navío de 1ª don Francisco de la Rocha Pérez.

Desprovisto de sus cañones de 75 mm, desmontados para su travesía del Atlántico y quedados a bordo de los buques de Cervera, el 12 de junio de 1898 salió de San Juan con el crucero Isabel II para enfrentarse al crucero auxiliar Saint Paul. Alcanzado en varias ocasiones, le produjo importantes daños y las bajas de dos muertos y varios heridos. Finalizada la guerra, regresó a las costas peninsulares el 15 de septiembre de 1898.

El 1º de febrero de 1900 se puso al mando del teniente de navío de 1ª clase don José Cervera Rojas. Durante los primeros años del nuevo siglo su actividad fue escasa, realizando muchas comisiones para las que no había sido construido. La tarde del 7 de julio de 1908 llegaron a Almería el cazatorpedero Terror y los torpederos Acevedo, Ordóñez y Barceló. La escuadrilla estaba mandada por el capitán de navío don Ángel Miranda y el cazatorpedero por el teniente de navío de 1ª clase don Ángel Barrera.

En agosto de 1908 se encontraba en el Cantábrico, durante las regatas celebradas en aguas de Santander. Finalizadas las regatas, el Rey salió de Santander en el yate Giralda rumbo a San Sebastián escoltado por el Terror.

Según el ministro de Marina, para el año 1909 deberían figurar en la Escuadra de Instrucción los cazatorpederos Osado, Audaz y Terror. A las 10 de la mañana del 21 de julio de 1909 salió de San Sebastián el crucero Princesa de Asturias rumbo a Ferrol con los cazatorpederos Audaz y Osado. Al día siguiente salieron el crucero Carlos V, insignia del almirante Morgado, y el cazatorpedero Terror. En Ferrol se reunieron con el resto de la escuadra para recibir la visita del Rey, que llegó el día 22 a bordo del yate Giralda.

En el verano y otoño de 1909 realizó numerosos servicios en la costa de África. Formando escuadra, al mando de don Enrique Santaló, realizó patrullas costeras para impedir el contrabando y los desmanes cometidos por los indígenas contra el tráfico costero. A comienzos del mes de septiembre de 1909 estaba esta escuadra formada por los cazatorpederos Audaz y Terror, los cañoneros de primera clase María de Molina, Marqués de la Victoria, Álvaro de Bazán, y los cañoneros de segunda clase Vasco Núñez de Balboa, Hernán Cortés y Ponce de León.

El 13 de octubre de 1909 regresó a Cádiz después de patrullar la costa de Larache y Casablanca. Al día siguiente entró en La Carraca a limpiar sus fondos. El teniente Barrera fue sustituido el 8 de junio de 1910 por el teniente de navío de 1ª clase don Mariano González Manchón. Al mando del teniente de navío González Manchón, regresó a Cádiz desde Larache el 13 de junio de 1911 con noticias de nuevos incidentes con los indígenas. El 1º de octubre de 1912 se puso al mando del capitán de corbeta don José Núñez Quijano.

Durante parte del tiempo que duró la primera guerra mundial, estuvo estacionado en las islas Canarias. La mañana del 8 de noviembre de 1916 zarpa de Ferrol con los destructores Villaamil y Bustamante para incorporarse a la escuadra en Muros. Fueron sorprendidos por un fuerte temporal, consiguiendo regresar a Ferrol el Villaamil y fondear en Muros el Bustamante. Ese mismo día, al desconocerse el paradero del Terror, mandado por el capitán de corbeta don Enrique Marra-López Zulueta y tripulado por 50 hombres, salieron varios buques a reconocer la costa, entre ellos los acorazados España y Alfonso XIII.

El 10 de octubre de 1920, sustituyendo al capitán de corbeta don Tomás Sostoa Martínez, se puso al mando del capitán de corbeta don José Gámez Fossi, que sería su último comandante.

Permaneció desarmado en Ferrol desde primeros de año de 1922, fue dado de baja el 30 de octubre de 1922.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Diarios ABC y La Vanguardia.

Revista El Mundo Naval Ilustrado.

Risco, Alberto. La escuadra del almirante Cervera. Madrid, 1920.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.