Proserpina 1898

Posted By on 27 julio, 2013

Foto del cazatorpedero Proserpina. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto del cazatorpedero Proserpina. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

En abril de 1896 el ministro de Marina Beránguer presentó un nuevo programa naval en el que se preveía la construcción de dos cazatorpederos, aumentados luego a cuatro, contratados con la empresa Thompson. La última pareja, llamados Plutón y Proserpina, fueron contratados el 24 de noviembre. Tenían las mismas dimensiones y armamento que los Terror, aunque eran algo mayores.

Desplazaba 450 toneladas. Medía 69,79 metros de eslora, 6,80 de manga, 4,20 de puntal y 3 metros de calado. Su tripulación era de 65 hombres.

Disponía de dos máquinas verticales de triple expansión, alimentadas por cuatro calderas tipo Normand y dos hélices, alcanzando una potencia de 7.500 caballos a tiro forzado y una velocidad de 29 a 30 nudos. Tenía una autonomía de mil millas y capacidad de embarcar 96 toneladas de carbón.

Armado con dos cañones Nordenfelt de 75 mm, situados a proa y popa, dos Nordenfelt de 57 mm en las bandas, dos ametralladoras Maxim a ambos lados del puente y dos tubos lanzatorpedos de 350 mm, situados entre las chimeneas popel y junto al cañón de popa.

Fue entregado por los británicos con unos ocho meses de retraso, al igual que otros tres cazatorpederos de la serie, entregándose poco antes del inicio de la guerra del 98, por lo que no entraron en servicio a tiempo para participar en las operaciones. Esto provocó un pleito ante los tribunales británicos, que terminaron fallando a favor de España en febrero de 1903.

Botado el 23 de octubre de 1897. Entregado a la Armada el 8 de febrero de 1898. Se encontraba al mando del teniente de navío de 1ª clase don Baldomero Sánchez de León desde diciembre de 1897, enviado a Glasgow para supervisar su construcción.

Formó parte de la 2ª escuadrilla de torpederos, formada por los cazatorpederos Osado, Audaz y Proserpina y los torpederos Orión, Halcón y Retamosa.

Al igual que sus compañeros, Audaz y Osado, se incorporó a la Escuadra de Reserva durante la guerra del 1898 contra los Estados Unidos. Zarparon de Cádiz el 16 de junio de 1898 a remolque de los cruceros auxiliares Patriota, Rápido y Buenos Aires rumbo al Canal de Suez. Allí estaba previsto que regresaran a las costas españolas por sus propios medios. Iniciaron el viaje de regreso el 3 de julio, llegando a Mahón el 13 de julio tras una escala en Mesina. Con 72 hombres de dotación, estaba al mando del teniente de navío Sánchez de León.

El teniente Sánchez de León fue sustituido en el mando por el teniente de navío de 1ª clase don José Riera el 31 de octubre de 1899 y por el del mismo empleo don Ángel Varela Labora el 30 de noviembre de 1901. Con el fin de poder incorporarse a la escuadra en las siguientes maniobras navales, el cazatorpedero Proserpina realizó varios ensayos en sus máquinas en aguas de Cádiz en la segunda semana de marzo de 1902.

El 9 de marzo de 1903 se puso al mando del teniente de navío de 1ª clase don Antonio Biondi de Biesca, sustituido el 31 de mayo de 1904 por el del mismo empleo don Ramón López Castelló. La mañana del 21 de noviembre de 1906 salieron de Cádiz rumbo a Tánger el acorazado Pelayo, el crucero Infanta Isabel y el cañonero María de Molina, llevando a bordo un batallón de Infantería de Marina. A estos buques se unió el cazatorpedero Proserpina. Posteriormente saldrían para el mismo destino los cruceros Carlos V, Extremadura y Río de la Plata con el cazatorpedero Destructor.

Salió de Cádiz a probar sus máquinas a finales de diciembre de 1906. Tuvo que regresar a puerto a causa de un incendio en sus calderas, entrando de nuevo en el arsenal para ser reparado. En el mes de mayo de 1907 navegó con la Escuadra de Instrucción en el Mediterráneo, mandada por el contraalmirante don José Morgado, con los cruceros Princesa de Asturias, Carlos V y Extremadura, fondeando en varios puertos, en Barcelona el 8 de mayo.

El 20 de abril de 1907 obtuvo su mando el teniente de navío de 1ª clase don Ramón Talero García. En el mes de junio se iniciaron unas maniobras navales en aguas de Vigo, en las que tomaron parte, entre otros buques, el acorazado Pelayo y los cazatorpederos Osado y Proserpina.

En los meses de julio y agosto del mismo año navegó con la escuadra por el Cantábrico, regresando a Ferrol en la primera semana de septiembre, al mando del teniente de navío de 1ª clase don Guillermo Lacave. La tarde del 30 de agosto de 1907 había visitado Bilbao la familia Real. Llegaron a bordo del yate real Giralda, recibido con salvas por el acorazado Pelayo, los cruceros Carlos V y Princesa de Asturias y los cazatorpederos Osado y Proserpina, formando las tripulaciones sobre cubierta.

El 24 de septiembre de 1907 zarpó de Ferrol rumbo a Cádiz para tomar parte en las operaciones que se desarrollan en la costa norteafricana. Por esas fechas se decide formar una escuadrilla por los cazatorpederos Osado, Audaz, Terror y Proserpina para mantener rápidas comunicaciones entre Cádiz y los puertos de la costa norteafricana.

Para el ministerio de Marina, los cazatorpederos Osado y Proserpina deberían formar parte de la Escuadra de Instrucción en el año 1908, junto al acorazado Pelayo y los cruceros Carlos V, Princesa de Asturias, Cataluña, Extremadura y Río de la Plata.

El 22 de enero de 1908 zarpa de Cádiz rumbo a Rabat, donde sustituirá al crucero Princesa de Asturias. El teniente Lacave fue sustituido en el mando el 22 de julio de 1909 por el teniente de navío de 1ª clase don Domingo Montes Regueiros.

El 29 de julio de 1909 se reunieron en Barcelona los cruceros Princesa de Asturias y Carlos V y los destructores Osado, Audaz y Proserpina. Dos días después, cruzan el estrecho de Gibraltar para vigilar las costas. Para el ministerio de Marina, los cazatorpederos Audaz, Osado y Proserpina deberán formar parte de la Escuadra de Instrucción en el año 1911, junto al acorazado Pelayo y los cruceros Carlos V, Princesa de Asturias, Reina Regente, Extremadura y Río de la Plata.

El 1º de septiembre de 1911 obtuvo su mando un nuevo comandante, el capitán de corbeta don José González. La mañana del 14 de agosto de 1912 zarpa de San Sebastián para patrullar la costa en busca de supervivientes tras el fuerte temporal en el Cantábrico. Poco después salió el Osado. Ambos buques regresaron a puerto sin encontrar buques en peligro de hundirse ni náufragos a los que rescatar.

El 19 de noviembre de 1912 se puso al mando del capitán de corbeta don Fernando Bruguetas Fernández. El 2 de octubre de 1913 y con motivo de la visita a España del presidente francés Poincaré y su entrevista con el rey Alfonso XIII, se reunió en la base de Cartagena la Escuadra de Instrucción, formada por el acorazado España, los cruceros Princesa de Asturias, Carlos V, Extremadura, Cataluña, Reina Regente y los destructores Audaz y Proserpina. La misma escuadra al completo asistió el 11 de octubre al acto de la entrega de la bandera de combate del acorazado España. Finalizados los actos, se dispuso que la escuadra pusiese rumbo a África, con la excepción del crucero Carlos V y el acorazado España.

Al mes siguiente, el 19 de noviembre de 1913, se puso al mando del capitán de corbeta don José Cousillas Barandiarán. El 26 de diciembre de 1913 protegió a un buque británico varado cerca de Ceuta. La presencia del acorazado Pelayo, el crucero Extremadura, el destructor Proserpina y el cañonero Lauria evitaron hechos como el ocurrido al cañonero General Concha meses antes.

Los siguientes años pasó sin pena ni gloria por diferentes puertos y arsenales, con largos periodos de desarme. Fue el más longevo de la serie, fue remozado en 1916 y dado de baja en el mes de mayo de 1931.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Anca Alamillo, Alejandro.: El acorazado Pelayo. Perfiles Navales. Quirón Ediciones.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Diarios ABC, La Vanguardia.

González, Marcelino. 50 Barcos españoles. Fundación Alvargozález. Gijón, 2009.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.